Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

miércoles, 13 de abril de 2011

Confianza



Un poco al hilo de lo que exponía al final de mi entrada “Bdsm e internet”, para que una relación D/s pueda desarrollarse de forma satisfactoria, una de las cuestiones más importantes (si no la que más) es la de la confianza. No olvidemos que, en lo referente a este tipo de vivencias, una de las partes se pone por completo en manos de la otra, por lo que es normal que haya ocasiones en las que se genere cierta inquietud y, también, no pocas interrogantes.

Creo que la inmensa mayoría estaremos de acuerdo en que el modo de enfrentarse a esta cuestión pasa, innegablemente, por establecer una sólida y estrecha confianza entre dominantes y sometidos. Ahora bien. En lo que tal vez no exista tanta consonancia sea en la forma de conseguirlo.

Para empezar, me gustaría decir que, como en todo, no hay un modelo único sobre el cual poder basarse ni, tampoco, formulas mágicas a las que recurrir para despejar esas dudas que, sin duda, aparecerán en algún momento. Como ya he dicho en otras ocasiones, cada persona es un mundo en sí misma y, por lo tanto, en función a cada individuo, será necesario prestar más atención a unos aspectos o a otros.


Es precisamente por eso que, a la hora de ir asentando ese incipiente vínculo que habrá de consolidarse con el tiempo, se debe procurar huir de conductas distantes y rigideces innecesarias. Siempre he pensado que la dominación no tiene por qué estar exenta de cordialidad. Como suele decirse: “lo cortés no quita lo valiente” y, yo, procuro guiarme por esa máxima extraída del saber popular. He de reconocer, no obstante, que han sido muchas las ocasiones en las que me he topado con personas que tienden a cuestionar este hecho y que interpretan la cordialidad en el trato como un signo de debilidad (aunque, en mi caso, suelan cambiar de opinión cuando, finalmente, consiguen sacarme de mis casillas).

Con todo esto quiero decir que, en lo que a mi se refiere, siempre he buscado establecer un trato cercano con aquellas que se han prestado a ser mis sumisas. Me gusta conocer sus inquietudes, sus anhelos, sus miedos y, para ello, necesito que se expresen libremente, sin excesivos formalismos. Soy de la opinión de que estar escuchando a todas horas un continuo, permanente y cansino “si bwana” no constituyen muestra alguna de progreso y son, precisamente, los progresos de nuestros sometidos los que determinan nuestra capacidad como dominantes.

Sé que son muchos los que no abogan por fomentar una excesiva familiaridad entre Am@s y sumis@s y que, además, de decidirse a ponerlo en práctica, puede llegar a suponer una ardua, frustrante y; en ocasiones; hasta exasperante tarea. Pero, para conseguir que una sumisa se entregue a mí en la forma que yo deseo que lo haga, resulta totalmente imprescindible.


Ahora bien. Que nadie piense que al decir esto vaya a consentir en modo alguno comportamientos caprichosos, desidia en al acatamiento de mis mandatos o cualquier tipo de acción irrespetuosa. Siempre he manifestado mi inclinación por aquellas sumisas con la cabeza bien amueblada, principalmente, porque no se escudan en una supuesta “candidez” que, las más de las veces, resulta ser falsa. Se les puede exigir más porque son más capaces y, por lo tanto, están dispuestas a hacer más, siempre que, claro está, uno se tome la molestia de conocerlas un poquito. Por último, si por cualquier motivo abusaran de la cercanía que antes he mencionado, o perdieran las formas en algún momento, serían conscientes de su falta y, por lo tanto, se debería de abstener de esgrimir excusas vanas y acatar la sanción que les fuera impuesta.


En definitiva. Aunque sé que serán muchos los que piensen de un modo distinto al mío, creo que un dominante no debe tener miedo a mostrarse cercano, siempre y cuando, eso sí, deje bien clara su posición y no le tiemble el pulso a la hora de adoptar una aptitud más firme cuando las circunstancias así lo requieran. Esto, en mi humilde opinión, facilita en gran medida que, a la larga, nuestr@s sometid@s se muestren tal y como son en realidad (sin artificios ni poses engañosas) y se abran a sus respectivos guías ofreciéndoles su más incondicional y absoluta devoción como contrapartida a las atenciones recibidas. Si no fuera así, para nada merecerían ser reconocidos por los apelativos sumiso o sumisa.

Pero…, claro. Esto es solo mi opinión.

Un saludo a todos.


14 comentarios:

  1. Leí hace poco una descripción de un dominante: "la infinidad de reglas que suelen marcar los ambientes BDSM son como un manual para torpes, una forma de decirle al que no es dominante o a quien no tiene tendencia sumisa: haz esto y parecerás serlo"

    Cuando uno necesita adoptar una actitud para sentirse algo....en algún punto la cosa flojea. Desde luego yo no me fío de un Dominante que contínuamente necesita demostrarme y demostrarse que lo es.

    Un beso Qarpatian.

    ResponderEliminar
  2. Eso esta muy bien, sabe Usted mucho de teoria casi tanto como alguien que conoci una vez, pero realmente la sabiduria de un Dominante ha de ser y estar patente en todas las relaciones, es facil someter o ser sumisa/o en una ciber relacion, pero no todo el mundo sabe hacerlo en la vida real, y mucho menos cuando se establece una relacion de convivencia,muchisimo mas facil para algunos esconderse tras una pantalla, que hacer frente a lo que se tiene al lado.
    Luego se llenan la boca con teorias,sabiduria y honestidad; se cambian de nombre y siguen destrozando la vida de las personas que encuentran en su camino.
    Tambien hay Amos como mi ex-Amo que cojen bajo su tutela a una sumisa y la venden al emjor postor o no tienen ningun interes en dedicarles tiempo ni recursos para su educación, estoy muy arta de tanta palabreria, y de tanta hipocresia.
    Señor Qarpatian si no es Usted el señor Tarha por favor disculpeme , en ese caso le pediria tambien que me agregara al messenguer para poder conocerle mejor si me lo permite.

    neyla-@live.com

    Muchas gracias,
    neyla.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Qarpatian,

    Hoy estoy un poco "rollona", pedóname de ante mano, pero sabes que en tu ciudad me siento como en casa y eso es peligrosillo...jejejeje

    Cierto es que todos estaremos de acuerdo en que la confianza es imprescindible, pero hay quien reclama esa confianza por el simple hecho de creerse Dominante...y como ya me habrás oído decirlo mas de una vez, la confianza no se regala, se gana, y para mí, la única manera que existe es con la dedicación por las dos partes para conocerse y crear complicidad.

    Evidentemente como dice neyla, existe mucha palabreria, pero si no va acompañada de actos, con ella no se adquiere la confianza, al contrario.

    De todos modos veo imprescindible tener predisposición a confiar, si nos cerramos en nuestro recelo todo aquello que se nos muestre albergará duda y no será posible alcanzar la confianza.

    Creo que la clave de lo que nos expresas hoy, está en una frase que has puesto "se entregue a mí en la forma que yo deseo que lo haga"...pues si tan solo se pretende una dominación en sesiones esporádicas, si pretendes poseer el cuerpo, es mejor mantener una rigidez en las formas, porque de esa manera es mas difícil, la perdida de papeles por parte del sometido, manteniendo así el formalismo.

    Si lo que quieres es una entrega completa del ser del sometido, es inevitable conocerle y por lo tanto dedicarle tiempo para que pueda mostrarse como es, conocer sus miedos y sus ilusiones, y encaminarlo hacia el modo de entender tu dominación, no sin el consecuente riesgo de perdida de papeles en momentos concretos debido a la confianza mal entendida.

    Debes tener confianza, pero debes tener claro que en todo momento le debes el máximo respeto porque es tu Señor...dificil...lo se...pero sino...ya se sabe....ha aceptar las consecuencias!!!

    Como se dice aquí en mi tierra: "qui la fa la paga";)

    Por último darte las gracias una vez mas por darnos un poquito mas de ti, por dejarme sumergir en tus bellas palabras y meter mi rollo personal...es siempre un gran placer!

    Un abrazote!!!feliz dia!

    ResponderEliminar
  4. Acabo de releer las palabras de mi Amo, tal y cual... aún no salgo de mi asombro... Claro, la única diferencia vendría siendo que él habla en singular ("sumisa"), jeje.
    Respecto a la confianza, no sólo en el bdsm. La confianza es la base de CUALQUIER relación, sea ésta de pareja, amical, laboral y etc. Sin esta condición, algo no funcionará bien en algún determinado momento.
    Siempre un placer leerlo.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  5. Lo cierto, sialbeya, es que hay tantos tipos de Dominantes como de sumis@s. Cada cual se rige por sus propias normas y en eso no hay nada de extraño.

    La cuestión está, diría yo, en exponer esas normas sin falsedades y sin tratar de edulcorarlas para que, así, desde un principio, ya sean los unos o los otros, puedan determinar si gustan o no de adherirse a ellas.

    Un beso para ti también.

    ResponderEliminar
  6. Estimada neyla, antes de nada quiero darte la bienvenida oficialmente a este pequeño rincón y decirte que espero poder contar con tu opinión de ahora en adelante.

    Respecto a tu comentario…, la verdad, no me ha dejado indiferente, y es que, por un lado, me congratulo de tener en esta ciudad una voz discordante ya que ese fue uno de los objetivos que tenía en mente a la hora de crear este blog, poder contar en él con criterios y puntos de vista bien distintos; pero, por otro, no puedo evitar hacerme eco de la acritud de tus palabras y de la presunción que se esconde tras ellas.

    Supongo que, a través de mis entradas, ya te habrás hecho una idea de cuál es mi modo de pensar y si promulgo tanto la cuestión del “respeto” no es en función a ningún tipo de pose, si no por convencimiento. Es más, me parece algo indispensable en cualquier tipo de relación y no solo en aquellas de carácter D/s. Por ese motivo me ha dolido bastante el hecho de que, sin conocerme de nada (al margen de mis comentarios), hayas lanzado ese velado ataque a mis motivaciones e insinuado una cierta doblez en las mismas.

    Decir que este sitio fue creado con la intención de compartir. Ya he comentado más de una vez, y no me cansaré de repetirlo, que no pretendo crear escuela ni busco adeptos a mi causa porque, para empezar, no existe tal causa. Por lo tanto, no conozco más teoría que la mía y esta, como supongo que será tu caso, se basa en mis experiencias. No es mejor ni peor, no me paro a valorar esas cosas, simplemente es una de tantas y, como las demás, digna de respeto.

    Dicho esto, quiero que sepas que tus cometarios serán bien recibidos, pero te pido que te abstengas de entrar en el terreno personal ya que, una vez que se abre la puerta, cualquiera tendría derecho a cruzar ese umbral.

    Vuelve cuando quieras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Sabes que soy de esa misma opinión dánae. Nada, repito, nada se consigue sin tiempo. La dedicación resulta indispensable, pero no solo para una de las partes como en ocasiones se tiende a pensar.

    Claro que cada cual tiene su posición, pero eso no quita que existan puntos en común que tienen que trabajarse en paralelo.

    Cuando unos u otros, me da exactamente igual, piensan que con el hecho de asumir de palabra un determinado rol ya está todo hecho, entonces, como suele decirse, que se atengan a las consecuencias.

    Un besazo y que te mejores.

    ResponderEliminar
  8. No puedo estar más de acuerdo, Sweet.

    Creo que en mi respuesta al comentario de neyla ya lo he dejado meridianamente claro. Aunque soy muy consciente de que todos no actuamos igual ya que, para empezar, nuestros objetivos tampocos son los mismos.

    Dar con la persona adecuada, independientemente de la actividad que se vaya a compartir, nunca ha sido tarea facil, así que lo mejor es mantener los ojos bien abiertos y, cuando existan dudas fundamentadas,no correr riesgos innecesarios, lo cual no quiere decir que se deba estar "mareando la perdiz" todo el rato sin acabar de decidirse.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Es absolutamente indispensable que exista esa confianza para que las sumisas nos "abramos" a nuestros respectivos Amos, pero tambien es cierto que hay Amos que reclaman esa "apertura" a su sumisa, habiéndose rodeado él por un muro infranqueable...

    En cuanto al "abuso de confianza", desde mi humilde opinión le diré, que creo que cualquier sumisa bien disciplinada, sabe mantenerse en lugar que le pertenece, sin abusar de la cercanía que le ofrece su Amo...

    Interesante reflexión señor Qarpatian, como todas las de su blog...

    Saludos.

    Dulce{Adriano}

    ResponderEliminar
  10. Lo cierto, Dulce{Adriano}, es que tu comentario ha vuelto a traer a mi mente una idea que, una y otra vez, retorna y, cada vez que lo hace, se va haciendo más fuerte.

    Ya hace tiempo que me di cuenta de que en las relaciones D/s, para según que cosas, es mucho más importante sentir que saber.

    Que facil resulta hacerse entender con aquellos que sienten igual, que conocen esas emociones y que no necesitan darle demasiadas vueltas a la cuestión porque están inmersos en ella.

    Que dificil en cambio, no ya convencer, pues no se trata de eso, si no, transmitir todo lo que supone ese sentimiento indefinido a aquellos que no lo comparten.

    Gracias por vuestros apuntes. No me cabe duda de que perteneceis a ese primer grupo que he mencionado.

    Un fuerte abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  11. Buenos dias...te dejé un detallito en mi blog...pasate cuando gustes y tengas tiempito a recogerlo...

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  12. Señor Qarpatian,lamento que mis palabras le hayan importunado,yo tambien creo en lo que Usted ha espuesto que no solo con asumir un rol,ya esta todo hecho y que es basica la confianza y el conocer los sentimientos y las ilusiones de la persona con la que compartimos la relación, yo aposte y me meti de todo corazón en una relación, creyendo que conocia a esa persona, y pensando que por supuesto El sabia lo que hacia,ya que lo conocia de ahceia años y era alguien respetable y con una buena reputación dentro del mundo BDSM.
    Cometi un gran error,debi dejarlo al principio de la relación,resulto que solo sabia teoria, que no supo "verme", pulverizo todas mis ilusiones una a una, y ahroa ya no me queda nada,solo miedo terror absoluto a ponerme en manos de alguien a vivir lo que soy.

    Le ruego me disculpe;sus palabras y su modo de exponer las cosas despertaron de nuevo el dolor y la tristeza en mi,y de repente he visto que aún no he sanado de esa relación.

    Gracias por su comprension y por habrirme las puertas de su ciudad,volvere a visitarla.
    Un saludo.

    neyla.

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias dánae.

    Acepto con sumo gusto ese regalo que me ofreces.

    Eres un sol.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. No te preocupes, neyla, me hago cargo y no tienes por queé darme ninguna explicación.

    Todos, en mayor o menor medida, hemos sufrido alguna vez a causa del desengaño. Pero esas heridas sanarán, aunque, también es verdad, necesitarán tiempo. Si no se lo damos corremos el riesgo de que vuelvan a abrirse y, no solo eso, también nos exponemos a tener que padecer otras nuevas.

    Es muy posible que ahora no lo veas así, pero llegará un día en que te será posible afrontar tus temores con valentía y decisión.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...