Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

martes, 14 de febrero de 2012

Ayer, hoy, mañana.




Solo un día más en el calendario,
una fecha a la cual teñir con un propósito,
un pretexto con que festejar lo que habría de ser cotidiano.

Medir amor con objetos,
corromper la esencia justa del verdadero sentido
buscando los sentimientos a golpe de talonario.

Que triste caer en la trampa
y mostrarse incapaces de sentirse afortunados
cuando no media el pago que nos dictan.

Yo doy gracias a mi suerte,
y no hoy, si no día tras día,
por poder sentir la pureza de esa mirada.

Tal presente no se compra,
es el tiempo quien lo paga,
 y es así como se crean los más sólidos lazos.

¿Quién vendría a mi a ofrecerme lo que ella?
¿Quién se entregaría de tal modo entre mis brazos?
Necio sería si no viera cuan preciado es todo ello.

Así que no me vengáis con querubines o santos,
sé muy bien que es lo que tengo y también a quién lo debo,
y eso, mientras lo tenga a mi alcance, no es por hoy si no por siempre.


4 comentarios:

  1. Seguramente mis palabras carecen de sentido ante la emoción que me ha embargado ante las Tuyas, y la cual, has vivido en primera persona...

    Pero no puedo dejar de expresarme aquí en tu ciudad....

    Mi Señor....no soy capaz de reconocerme en el sentimiento que transmites con Tus palabras porque su belleza es tan grande que me parece imposible creer que yo pueda tener algo que ver en ello. No me siento nada digna, sobretodo cuando en esta relación tengo la creencia de que yo soy la que mas alimento recibe, la que....por decirlo de algun modo...mas gana....y mas agradecida debería sentirse por la fortuna de vivirla.

    No hay mérito mi Señor en mi actitud, porque todo es debido a lo que Tu me das, a como me llevas, al día a día aprendiendo a ser Tuya.

    Soy una consecuencia de Tus actos, soy el lápiz en tu mano...

    Gracias mi Señor por regalarme ayer, hoy y mientras me desees, Tu presencia.

    Te amo mi Señor
    A Tus pies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien sabes, mi dulce dana, que sobre esa cuestión no vamos a estar muy de acuerdo y que siempre resulta de justicia reconocer los méritos de los demás. Si a estos se añade el de la humildad es casi como lograr la cuadratura del circulo, lo cual, he de añadir, es aún más meritorio.

      ¿Qué tus triunfos son el reflejo de mi tesón...? Puede, como también puede ser justo lo contrario.

      Un beso y un azote.

      Eliminar
  2. Si el texto es tuyo, nada que opinar ante declaraciones íntimas de pareja.
    Si el texto no es tuyo, deberías indicar el autor y/o entrecomillar su totalidad.
    J.L.A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Eeeeeiiin?

      (El "¿Eeeeeiiin?" no es mio)

      Un saludo J.L.A. y bienvenido (o bienvenida) a la Ciudad tras el Sol.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...