Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

martes, 27 de marzo de 2012

Convencionalismos. (I)


Ya he comentado alguna que otra vez la sorpresa que me causa el hecho de que, dentro del ámbito bdsm, se den tantas cosas por sentadas o sobreentendidas. Pero lo cierto es que, a medida que va trascurriendo el tiempo, esa sorpresa no deja de crecer.


A menudo, cuando he hablado de este tema lo he venido haciendo de un modo bastante general y, aunque haya habido momentos en los que he tratado de algún caso concreto, en esta ocasión quisiera hacer hincapié en algunas cuestiones que parecen ser bastante recurrentes.

La primera de la que quiero ocuparme; por ser, tal vez, la que más se repite; es el eterno dilema: “¿Tiene cabida el amor en la D/s? ¿Sí o no?”

A mi entender, cuando…, desde el más total y absoluto desconocimiento respecto a otra persona, iniciamos una relación con ella, no resulta demasiado conveniente partir con ningún tipo de premisa que acote o restrinja de una forma tan categórica (ya sea a esa persona con la que iniciamos una nueva andadura, a nosotros mismos o a ambos a la vez).

Sé que muchas veces, yo el primero, tendemos a rentabilizar nuestras experiencias pasadas de un modo excesivamente cauto, lo cual, en principio, no tiene por qué ser algo malo. Ahora bien. No debemos olvidar que quienes no nos han causado daño alguno no tienen por qué pagar los platos rotos de otros.


También puede darse el caso de que, simplemente, no estemos buscando nada a un nivel tan profundo y, en esa circunstancia, tampoco habría nada que objetar, siempre y cuando, eso sí, dejemos claras desde un principio cuales son nuestras verdaderas intenciones y no cerremos del todo nuestras propias opciones de llegar a algo más si, con el tiempo, los acontecimientos sientan las bases para que así sea.

En definitiva: “¿D/s con amor?” Puede que sí o puede que no. Que el normal desarrollo de cada relación lo determine. Sin presiones, sin plazos, sin agobios. Si tiene que ser llegará.

Un saludo a todos.






4 comentarios:

  1. Debo confesar, aunque sé que Tu ya lo conoces, que cuando sentí mi inquietud por este mundo y dejé que por fin viera la luz, no me había planteado si había amor como tal o no. Para mi siempre hay sentimientos, no soy capaz por mi manera de entenderlo de separarlo de tal modo que solo se convierta en algo externo a mis emociones, como un simple juego o como algo meramente sexual.

    En el momento, al menos para mi, en que entran en juego las emociones, todo puede pasar, desde que esa persona que comparte contigo la relación cause en ti mas bien indiferencia o que, por el contrario, el paso del tiempo y la interacción con ella de lugar a la pasión y al amor.

    En mi caso no esperaba nada en concreto, solo quería descubrir y vivir mi sumisión, tal y com yo la entiendo y necesito, pero no podía crearme ideas porque ante lo desconocido podía ser tan solo fantasía, y aunque soy imaginativa quiero tener los pies en el suelo, ir con precaución y dejar que el tiempo traiga de manera natural lo que deba ser....forzar las cosas para intentar que se cumplan nuestras premisas cuando hablamos de relaciones es prácticamente un fracaso asegurado.

    No creo necesario decir mucho mas, porque es a Tu lado que he descubierto, que el amor en la Ds es posible, y para mi, desde que asi lo siento, es mucho mas completo y enriquecedor, pero parto el hecho que nunca me he cerrado a este tema si surgía aunque tampoco lo buscaba como tal.

    Por supuesto respeto todas las opciones, porque es algo únicamente personal, no es mas Ds o menos por existir o dejar de existir amor.

    Gracias por traernos este tema tan interesante....y sobretodo por enseñarme que el amor a Tu lado dentro de la Ds es tan maravilloso.

    Porque restar cuando podemos sumar?....dime avariciosa pero....cuanto mas se sienta mejor, no?


    Y me callo...que a este paso me pones la mordaza el resto del día.....jijiji

    Besitos y mas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón al decir que la clave está en la suma, mi dulce dana. Pero, para poder hacerlo, no se puede ir restando de antemano.

      Una mente abierta siempre tendrá más opciones de poder disfrutar que otra que no se atreva a mirar al exterior o se enroque en sus propios prejuicios.

      Un beso y un azote.

      Eliminar
  2. Miedo a sentir en demasía o al cariño o al amor?
    Saludos
    carmesí

    ResponderEliminar
  3. Yo más bien creo que, muchas veces, el mayor miedo es el de mostrar nuestra verdadera cara ante los demás. Aunque, como ya he dicho, el exceso de prudencia (siendo esta necesaria) en ocasiones nos priva de poder disfrutar más intensamente. Pero bueno, cada una tiene que sopesar sus propias opciones.

    Un saludo carmesí y un placer poder volver a compartir tus reflexiones.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...