Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

sábado, 17 de marzo de 2012

Tempus fugit.



Cada cosa en su momento, un momento para cada cosa. Recurrente máxima, denostada o socorrida según el caso. Ejemplo de nuestros esfuerzos por armonizar un tiempo que, constantemente, se nos escapa. No hay instante que perder, lo pasado ya no existe.

Mas, en la hora tranquila, como en un plácido estanque, merced a las rutinas antaño dictadas, me deleito contemplando esa voluptuosidad cotidiana que..., en mi limitado entendimiento, se me antoja como uno de los más sublimes placeres.

Observo complacido; medio a escondidas, sin llegar a ocultarme del todo; invadido por un vouyerismo sinvergüenza y descarado, como te aprestas para el dulce tormento que intuyes próximo y que tu cuerpo anhela, rebelando sus deseos mediante inequívocos signos.

Como cualquier otra vivencia, no puede huir esta de su condición efímera, y es de este modo, consciente del hecho, que me dejo arrastrar por la belleza cautivadora de aquello a lo que ya estamos acostumbrados; sorprendiéndome siempre ante su frescura, congratulándome por los matices que me son dedicados.

Y así, en el anochecer de mis días, si se da el caso de que vengan a interpelarme sobre la naturaleza de mis actos o gestas, es más que probable que de mi boca (si no es faltando a la verdad) no surjan relatos de grandes hazañas. En cambio, no albergo temor alguno a equivocarme al afirmar que no tendré que avergonzarme por haber despreciado lo que, en su momento, ha sido puesto ante mis ojos y podré presumir de haber disfrutado de todo lo bueno y puro que en mi vida ha acontecido.

Tenedlo presente amigos míos, pues…tempus fugit.


2 comentarios:

  1. Mis momentos son los Tuyos, aquellos que desees compartir son los que anhelo vivir, encontrando en ellos la esencia que los hace especiales, para saborear todos los matices, y de ese modo, no desperdiciar ni despreciar el mínimo goce que en ellos contengan.

    El tiempo que pasa deseo que sea tiempo exprimido y que el pasado sea el recuerdo de las experiencias compartidas.

    Aprender y gozar porque jamas volverá...

    Feliz de que seas Tu quien marque el tempo de mi tiempo.

    Gracias por todo....

    Besitos y felices sueños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apura las horas, mi dulce dana. Bébelas, embriágate de ellas, toma la copa del momento vaciando su contenido en tu ser.

      Un beso y un azote.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...