Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

jueves, 6 de septiembre de 2012

Salida de emergencia.



En ocasiones me paro,
y quieto en el mundo, observo
a esas personas grises
que deambulan sin objeto.

Muchas veces me pregunto:
¿Cómo es posible el sentido
que logra dotar de vida
a esas almas sin relleno?

Suelo centrarme, si pasa,
en esas pequeñas cosas
que conviven con nosotros
sin que las demos aprecio.

Me deleito en la armonía
que se forma de repente
cuando surgen sintonías
entre los graves y agudos.

Veo cuando, enlazadas,
dos miradas se entrecruzan
prendiendo chispa invisible
de la que surge la llama.

Siento el calor de ese cuerpo
que en la noche me acompaña
y me adentro por sus poros
sin miedo ya a los fantasmas.

Llegan a mi las fragancias
que saludan mi camino,
souvenirs de aquellos viajes
que por ventura iniciamos.

Gozo el sabor de unos labios
que suplican mi presencia
perdiéndome en los matices
que descubren sus encantos.

Y, así, abandono temores
afrontando con ahínco
cuanto sucede en mis días.

Así es como gano el paso
dejando atrás crueles sombras
y a mis batallas perdidas.


10 comentarios:

  1. Cuando mi mirada era gris, oculta entre miles de sombras que impedian ver los colores, temiendo que dañaran mi mirar, fuiste Tu quien destapaste uno a uno los velos que cubrian mis ojos y hoy me enseñas a disfrutar de mi envolvente de un modo distinto...
    Ante Ti suplicante mi Señor te entrego mi ser al completo para que lo acojas en Tu interior y me permitas viajar aprendiendo de Tu esencia, alimentandome de Tu forma y gozando de la luz que deseo alumbre mi camino.
    Quizas en estas palabra no se aprecie, pero el ellas veo aquello que te hace especial y que tanto anhelo.
    Por favor mi Señor, permiteme  vivir en Ti y enseñame a vivir....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco a poco recorreremos el camino, mi dulce sierva, a través de las pequeñas pistas que vas dejando y que, aunque diminutas y sutiles, ni carecen de valor ni pasan desapercibidas.

      Un beso y un azote.

      Eliminar
  2. Se leen bellas letras desde un sentimiento de añoranza.
    Un ánimo, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tan inmerecidos elogios y por las palabras de apoyo que nos ofreces.

      Un saludo y vuelve cuando lo desees.

      Eliminar
  3. Ha sido un placer para mi volver a leerle, le deseo que siga usted deleitándose con esos:
    "souvenirs de aquellos viajes
    que por ventura iniciamos..."
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado y, más aún, de lo que te haya sugerido.

      Un placer para mí poder contar con tu presencia.

      Un cariñoso saludo.

      Eliminar
  4. ¿Salida de emergencia? No me extraña que quieras huir, aunque no tengas la valentía para reconocerlo abiertamente. Con una sumisa tan pesada y empalagosa yo también lo haría....¿Porque no la enseñas a comportarse como la puta que debe ser?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque a buen seguro, mi estimado/a anónimo/a, no vamos a estar de acuerdo al cien por cien a ese respecto. Mas no puedo dejar de agradecer el aporte que ofreces a esta ciudad a través de tus palabras, pues ¿que sería de su pluralidad si no hubiera un poco de discordancia? Que sea el tiempo el juzgue.

      Eliminar
    2. No es para desanimarte pero si en este tiempo eso es todo, o no da para más o no pone mucho interés.
      A veces, hay que tomar decisiones dificiles, y aunque no lo dirás abiertamente, hace tiempo que se aprecia hastío de tu parte.
      No pierdas ese tiempo y dedicate a quien si lo apreciaría.

      Eliminar
    3. Agradezco en lo que valen tu preocupación y tus consejos y, además, prometo tenerlos muy, pero que muy, en cuenta.

      Un saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...