Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Apariencias.



Son muchas las ocasiones en las que resulta tremendamente difícil desligarse de la opresiva tiranía que ejercen ciertos criterios preestablecidos. En algunos casos no debería importar demasiado pues es posible que obedezcan a cuestiones prácticas o estén respaldados por la experiencia y un dilatado historial de resultados probados a lo largo del tiempo.

Otras veces, en cambio, parece suceder justo lo contrario, pero, aún así, nos vemos arrastrados por la arbitraria vorágine que alimenta a una masa más pendiente de los formalismos y la estética que de la esencia y el fondo de los asuntos que trata.

Mismamente, en esta ciudad, existen algunos ejemplos de esto que expongo, pues, a la hora de ilustrar muchas de las entradas que aquí aparecen, consigo dar con instantáneas que reflejen, en gran medida, mi pensamiento, pero he de reconocer que muchos de los modelos físicos que aparecen en ellas están sujetos a unos cánones bien definidos y que son los que marcan nuestro ideal de belleza. No sé si estos nos vendrá impuesto o no (personalmente no voy a fingir que me disgusta), pero la cuestión no es esa. Lo realmente importante es: ¿Resulta tan indispensable como parecemos empeñados en creer?

Cuando mantenemos la mirada fija en un punto durante demasiado tiempo, nos estamos exponiendo a perder la perspectiva de nuestro entorno y; lo que sería aún más grave; a olvidarnos del resto de cosas buenas que es capaz de ofrecernos. Ya he hablado de la importancia e influencia que el componente “fetish” tiene dentro del mundo bdsm, pero… ¿acaso eso quiere decir que resulta imposible concebir la D/s sin él? Sin duda que no, ¿verdad? Por lo tanto, ¿deberían pesar los factores estéticos en el momento de iniciar una relación de estas características? Bueno, cierta importancia sí que tienen; para qué vamos a negarlo; pero, esa relevancia, en nada es comparable al resto de cuestiones que han de tenerse en cuenta cuando lo que se quiere es establecer un vínculo del tipo que aquí suele tratarse.

Lo he comentado ya en otras ocasiones. Una cosa son las representaciones y otra, muy distinta, las realidades. Entonces, ¿son excluyentes entre sí? No necesariamente. Eso dependerá de qué estemos buscando. En mayor o menor medida, dependiendo de las circunstancias, pueden ser perfectamente compatibles.


Sobre ese ideal de belleza del que antes os hablaba, todos conocemos cuales son los estándares vigentes en la actualidad, por lo que no veo la necesidad de incidir aquí sobre ellos, sus pros o sus contras. Lo que sí deseo exponeros es cual es mi propio ideal que, ya veréis, va a coincidir plenamente con el vuestro.

Para mí, la belleza en las personas es un todo y, si tuviera que resumirla en una sola palabra, la primera que acude a mi mente es: “SALUD”. Me explico. Nuestra apariencia está sujeta a innumerables variables. Algunas somos capaces de controlarlas, otras, en cambio, no. Una persona irradia más o menos atractivo de pendiendo del momento, sus vicisitudes, su estado de ánimo, etc. Si una persona que se ajuste a esos cánones a los que antes me he referido, por ejemplo, se mostrara constantemente irritada, malhumorada e irascible, perdería gran parte de su atractivo y la reacción lógica de los demás frente a eso sería la de rehuirlo. En cambio, una persona menos agraciada; pero con una actitud más positiva; resulta mucho más atrayente y menos propensa al rechazo.

También las dolencias que arrastramos interiormente (ya sean estas físicas o de cualquier otro tipo) inciden directamente en la imagen que proyectamos y, en función a su naturaleza o gravedad, se dejaran ver de una forma más o menos ostensible.

El tipo de vida que llevamos (trabajo, familia, alimentación, actividad física, etc…) es otro de los aspectos que influye considerablemente en nuestro aspecto y, sumando y sumando, todo contribuye a que los demás tengan de nosotros una percepción mejor o peor.


Un último apunte para que todo esto se entienda mejor. Por norma general, nadie consigue ser objetivo con su propia imagen. Quien más, quien menos, todos restamos importancia, o magnificamos, lo que podría ser objeto de mejora o aquellos aspectos susceptibles de ser considerados como defectos. En cambio, solemos acertar bastante cuando una persona de nuestro entorno se siente bien con solo observar su aspecto físico. ¡¡Estás deslumbrante!! ¡¡Hoy tienes el guapo subido!! ¡¡Menudo cambio has tenido!!, son algunas de las frases con las que nos referimos a una mejora en la apariencia externa pero que, a menudo, también cuentan como un apunte acerca del componente anímico.

Las apariencias, en fin, tienen su peso pero, tras ellas, ha de haber algo más. Si no, el efecto inicial que producen, se diluirá con rapidez. “Las apariencias engañan…” suelen decir. ¿Por qué será?

10 comentarios:

  1. Buenos días.

    Es importante todo esto que ha comentado.
    Hay ciertos puntos de la belleza que van con la edad que se tenga.
    Hablando de D/s y haciendo referencia al tema fetish, pienso que hay quien se empeña en un juego más que en protocolos (todo respetable, claro). Y también va a gustos, de ahí ese otro refrán: "Para gustos los colores".

    Creo que llegada una edad ya no corresponden ciertos "matices de belleza".

    Cuando uno vive "esto" desde la naturaleza, desde la convicción, le da valor a esas otras cosas que apunta, la salud, el ánimo, la autoestima, la serenidad y curiosamente, son los que nos aportan brillo en los ojos que dan luminosidad a nuestro aspecto y una belleza especial que no tiene precio.

    Sé que todo esto no se puede decir abiertamente porque "las mayorías" viven una BDSM lúdica sin necesidad de profundizar en la responsabilidad que lleva la defensa de la D/s como el camino más bello para sentir la vida y sentirse vivo.

    Un a vez más, gracias por tratar esos temas y dar la oportunidad de expresarnos.

    Un saludo y que tenga un bello día.

    anónima.

    (Señor Qarpatian, de momento me siento vulnerable si expongo mi nombre)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resultan muy interesantes los apuntes que propones, sobre todo el referido a la edad y del que yo no me había ocupado.

      Ciertamente, cuando nos referimos a la belleza netamente física, no podemos abstraernos de su carácter efímero y, por lo tanto, convendría cultivar siempre otra serie de factores y no jugárselo todo a la carta de la lozanía. Esta tiene su validez, pero no es eterna. Tal vez, la creciente demanda de cirugía estética vaya un poco por ese camino.

      En otro orden de cosas: no te preocupes por lo del nombre. Tan solo es algo que despierta mi curiosidad y no tiene más trascendencia y, como podría ser de otro modo, respeto tu decisión.

      Un saludo, pues, anónima.

      Eliminar
  2. Buenos días mi Señor,

    Para no perder la costumbre, nos traes hoy un tema peliagudo, y como debo seré sincera, hablando eso si, desde mi prisma, sin más.

    Por un lado comentar, que queda muy bien decir que lo importante no es eso, y todos recordamos la peli de Disney que viene a explicarnos que "la belleza está en el interior". Eso es cierto, y nos damos cuenta de ello, por ejemplo, cuando conocemos a una persona no muy agraciada físicamente y a base de tratarla dejas de verla de ese modo y descubres encantos que dan forma a un conjunto.

    No os ha pasado nunca que pensáis...¿como puede ser que esta persona tenga pareja?...seré una mala bicha pero yo si lo he pensado en más de una ocasión y realmente te das cuenta que son necesarias muchas cosas más que un físico, pero tampoco quiero ser hipócrita y debo decir que "un dulce no amarga a nadie"...coñe que si está buen@ pues mejor ¿no?...pero...si luego lo catas y compruebas que de dulce nada de nada, sino que es de lo mas amargo, pues...

    Otro caso que suele darse y nos sirve de ejemplo, son las relaciones creadas por internet, que nosotros algo sabemos de esto. Eres capaz de empezar a sentir por una forma de ser, sin haber visto siquiera un rostro, y esto es tan cierto como que después en un encuentro real puede o no puede haber esa química necesaria para que continúe la relación. El físico importa, pero no solo la fachada sino los estímulos que emite, el aroma, la expresión de un cuerpo, movimientos, formas, etc. Somos sensitivos en las relaciones y el conjunto es lo que nos motiva...

    No recuerdas cuando nos conocimos y dije :"DIOS, LO TIENE TODO!!jijiji"...No sé si eres perfecto, seguro que para muchos no será así, pero para mí lo eres, porque así lo siento, porque lo que me llega de Ti es lo que mi ser desea. No es necesario plantearse mas antes un sentir ¿verdad?

    Por otro lado, si realmente nos importase tan poco el físico como queremos aparentar, ¿porque nos esforzamos cada día ante el espejo para agradar? si si ya ya...es por nosotros mismos..ya claro...pues perdonadme pero a mi a parte de verme bien, me gusta que me vean bien, resultar atractiva, gustar...y personalmente cuando amo a alguien, quiero que esa persona tenga lo mejor, que disfrute de mi belleza interior, que por supuesto cultivo, pero también pueda disfrutar de mi belleza exterior, tanta como me sea posible (todos somos como somos), y hacer que solo verme se le estimulen TODOS los sentidos...aunque ya se sabe que la belleza es muy subjetiva…

    Milagros a Loudes, pero yo uso y usaré todo lo que esté a mi alcance para hacer que te derritas al verme y me desees a Tu lado. Es algo lógico e instintivo, sino fijemos en las miles de muestras que la naturaleza nos da…

    Hoy en Tus imágenes has puesto otro tipo de belleza, chicas con mas curvas que las que acostumbramos a ver en este tipo de imágenes, pero...personalmente me gustan mucho más, tienen una voluptuosidad que alimenta todos los sentidos (y eso que soy chica jiji).

    Mi resumen...ofrece lo mejor de Ti, cuídate y disfrútalo. Desgasta ese precioso cuerpo a base de gozarlo y entrega tu interior como complemento perfecto.

    Y…me callo ya…que no quiero atormentaros más con mis locas reflexiones…

    Un besito a todos los habitantes y para Ti….TODO (guapa o fea…enterita Tuya)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhmmm, cuesta contener los impulsos ante tan deliciosa propuesta.

      Intentaré dar réplica a tus palabras sin pensar demasiado en las imágenes que acuden a mi mente.

      Sin duda que, como ya he dicho, no nos es posible desligarnos de todo cuanto nos rodea así como así, pero también es muy cierto que a lo que solemos prestar más atención suele tener un origen un tanto artificial.

      Como muy bien has apuntado, hay otro tipo de "estímulos" que son igual de reales y que también nos influyen aunque no seamos conscientes. Si lo fuéramos, tendríamos la capacidad de tomar muchas de nuestras decisiones con unas mayores garantías de éxito, pero, claro, eso no se aprende de un día para otro.

      La referencia que haces a los ejemplos que nos brinda la naturaleza tampoco resulta baladí. Parece que nos olvidemos de nuestro origen y esencia animal. El ritual del cortejo resulta inherente a muchas de las especies que pueblan este planeta y, nosotros, nos guste o no, no dejamos de ser una de ellas.

      Interesantes palabras que, sin duda, me han llevado a nuevos razonamientos.

      Un beso y un azote, mi dulce sierva.

      Eliminar
  3. Hace pocos días, un amigo escribía en su blog una entrada parecida a esta. Mi comentario allí fue que "actitud" es la palabra mágica. Si bien es cierto que todos nos dejamos llevar por el físico en un primer momento, me parece eso tan arbitrario como cualquier otra cosa. Quiero decir que incluso fijándonos sólo en el exterior, no tiene por qué ser esa persona un ideal estético, porque lo que puede parecer atractivo para unos, no lo será para otros y viceversa.

    Pero dejando a parte el envoltorio, como bien dices, eso vale para un primer momento, y todo depende de lo que busquemos. Y es muy cierto que la forma de ser de una persona es lo que le da realmente el encanto.

    Así, creo que al físico debemos darle la importancia que tiene, la justa, y pasar de obsesiones... Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es cierto, ivy, que muchas veces es ideal físico varía en función a la persona (como no podría ser de otra forma). Los gustos, a veces, resultan un tanto arbitrarios.

      Pero estarás de acuerdo conmigo en que existen una especie de patrones que, aunque vayan variando con el tiempo, sí que tienen una influencia bastante importante mientras están vigentes.

      ¿Tienen peso? Por supuesto. ¿Nos influyen? Sin duda. Pero... ¿hasta que punto? Eso ya depende de nosotros.

      Un afectuoso saludo.

      Eliminar
  4. Porque si la belleza no es lo mas importante.
    Las fotos que siempre pone son de mujeres jovenes y bellas.
    Un saludo

    lelebelle

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, lelebelle, tu comentario viene muy a colación con respecto al asunto que aquí se viene discutiendo.

      No obstante, no se muy bien si se trata de una pregunta o de una afirmación; aunque lo cierto es que, en ambos casos, estaría plenamente justificado.

      Creo haber incidido ya dentro de esta entrada sobre ese punto que mencionas e insistir sobre él sonaría a pretexto. Soy consciente de mis palabras y si merecen ser objeto de reprobación lo asumo humildemente.

      Muchas gracias por compartir tu enfoque.

      Un saludo y vuelve cuando quieras.

      Eliminar
  5. En primer lugar felicidades por ese segundo aniversario, apenas he descubierto tu blog, pero me gusta la linea de tus post, asuntos simples, cotidianos pero con una profundidad especial, leo a dana en qarpatia (espero que esta sea la manera correcta de nombrarle) y estoy muy de acuerdo con ella, reflexionamos sobre que el físico no es importante que lo que realmente te hace bella es lo que anida en tu interior pero nos empeñamos en ser hermosas, sexys, atractivas, sensuales para nuestros Amos, estamos constantemente bombardeados de prototipos, de publicidad y de información donde el físico prima mucho, y es bastante complicado no dejarse influenciar. Los años nos cubren de una belleza especial, la de la seguridad en nosotras mismas, una mujer que se siente atractiva en su interior lo saca fuera, el atractivo a veces esta en una mirada, en un gesto, en el cuidado que pone a su apariencia mas que en un cuerpo de escándalo o unos pechos impresionantes, la estetica BDSM tambien influye mucho, corsetes, ligueros, taconazos, faldas minuscula, latex.... es mucha cultura al físico, en nosotros esta vivirlo y disfrutarlo sin fijarnos estereotipos, un placer visitarte y leerte, seguro pasaré a menudo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se pues bienvenida a la ciudad, yara, y sí..., "muy correcta".

      Sobre tu comentario decirte que, tal vez, el verdadero problema de todo esto resida en el momento en que transformamos nuestros gustos y anhelos en obsesiones. Posiblemente nos suceda con todas las cosas, no solo con nuestra propia apariencia.

      Como decía, perdemos la perspectiva. Centramos todos nuestros sentidos en un único objetivo y cuando nos falla... Ay, cuando nos falla.

      Embriaguez o abstinencia no pueden ser las únicas alternativas para lidiar con los placeres. ¿No te parece?

      Lo dicho. Un placer darte la bienvenida a la ciudad.

      Un saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...