Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

miércoles, 19 de diciembre de 2012

La renuncia.



Purgados recelos, pesares y culpas;
sin sombras que acechen tras las voluntades;
se alcanza la meta que el sueño ofrecía
y el tiempo concede merced a verdades.

Atrás han quedado las salas vacías
de aquellas preguntas mudas de respuesta,
pues todo se abre a un nuevo horizonte
que expande su fondo por dentro y por fuera.

Extraño es el tono que impregna un paisaje,
que aturde al profano con contradicciones,
y que al iniciado se antoja sencillo
al ver con los ojos de las emociones.

Se pierde el pecado del cruel egoísmo,
renuncia a unas tretas usadas por otros.
Se cede el aliento como compromiso,
se adquiere el talento que inspira los logros.


2 comentarios:

  1. Se entremezclan Tus palabras entre mi realidad y mi anhelo, reconociéndolas a la vez que viéndolas lejanas, una meta a la que llegar, un deseo de saberme libre de todo lastre que me permita la renuncia de mi misma a Tu favor.

    Me apena reconocerme pobre en abandono, pero sé que todo cuanto deseo se consigue con tiempo y esmero, y ojalá llegue el día en que me des la bienvenida porque hayamos sido capaces de acogernos a mi renuncia.

    Confío en Tu guía que sé que es mi medio para llegar...pero... quizás me equivoque, es algo que nunca sé ver....muy lejos queda aún tal fortuna ¿verdad mi Señor?

    Aunque...todo llegará...(late mi corazón de deseo)...

    A Tus pies



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te atormentes, dulce sierva, por aquello de lo que aún careces. Disfruta y potencia, en cambio, aquello con lo que sí cuentas, pues de ahí parte el camino que te llevará a cubrir la siguiente etapa.

      Paso a paso, sin agobios. Ya sabes cuál es la pauta.

      Un beso y un azote.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...