Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

jueves, 21 de febrero de 2013

Esencias.



Las mujeres no son putas o santas, son las dos cosas y mucho más...

Así de categórica se ha mostrado la realizadora sueca Erika Lust (Estocolmo, 1977) durante la presentación de su libro “La canción de Nora”. Esta artista multidisciplinar, se ha convertido en todo un referente de lo que se ha dado en llamar “la visión femenina del mundo del porno”.

Licenciada en ciencias políticas y madre de dos niñas, realizó su primera incursión en la industria del cine erótico con un cortometraje en 2004. Desde entonces, otros tres cortos se han sumado a esa lista, a los que hay que añadir cuatro largometrajes hasta la fecha. Pese a que su carrera en este ámbito no resulta excesivamente dilatada, cuenta ya con un importante palmarés en el género del cine para adultos. Pero sus inquietudes no se limitan al terreno audiovisual. La novela que ahora está promocionando no es la primera que publica y ya cuenta con otras tres en su haber.

Pero, no es mi intención pararme aquí a confeccionar un riguroso y profundo curriculum sobre las actividades profesionales de esta inquieta e innovadora mujer. Lo que pretendo es hacer hincapié en la esencia de su mensaje y, más concretamente, en la de esa frase que, a modo de sentencia, encabeza este post. Y es que…, sí amigos míos, por muy abiertos y progresistas que nos guste imaginarnos, aún siguen existiendo ciertas premisas sociales de las que, parece, nos resulta muy difícil desprendernos. Desde plano masculino reconocemos en la mujer a un ser complejo y lleno de matices pero después, a la hora de la verdad, no solemos tener en cuenta esa riqueza de elementos emotivos y personales que las dotan de tanta singularidad. Pero, no nos equivoquemos; los hombres no son los únicos responsables de ese “limbo” cultural en el que han permanecido (y permanecen) muchas de las inquietudes y anhelos femeninos. Muchas veces han sido ellas mismas las que han puesto trabas a una posible evolución de carácter general en ese sentido; por miedo, envidia, comodidad, etc…; pero sobre todo (y esto lo digo yo, no tiene ninguna otra base más que la derivada de mis propias reflexiones) por temor a verse encasilladas en una determinada coyuntura o tendencia. Pues bien. Como muy bien ha apuntado Erika, las mujeres son muchas cosas y, por lo tanto, cuando pretenden negarse una parte de si mismas también pierden una porción de su propia esencia. Da que pensar, ¿no os parece?


No os entretengo más. Tan solo comentaros; ya que me he apropiado de su nombre y sus palabras; que los que deseéis saber más cosas sobre Erika Lust y sus proyectos podéis visitar su pagina http://www.erikalust.com/ donde podréis estar al tanto de su bagaje profesional.

Un saludo a todos.


6 comentarios:

  1. Como bien has dicho creo que el temor es lo que más condiciona a la mujer a la hora de mostrarse tal cual es.

    Todos esos pensamientos y juicios que nosotras mismas nos hacemos acaban por hacernos desestimar mucha parte de nuestro potencial y sinceramente es una lástima que así sea, porque las pocas veces que nos lanzamos sin miedo solemos comprobar que no es ni tan descabellado ni tan difícil como nos habíamos planteado y en cambio, sacamos un gran beneficio por ser tal cual somos y desarrollarnos en aquello que anhelamos.

    Todos dentro de nuestro día a día tenemos cosas por las cual apostar, creer y crecer y...¿porque cortarnos las alas antes de procurarlo?

    Muchas barreras reales pero también muchísimas barreras mentales nos frenan...

    Perdona el rollo...me voy a mis quehaceres.

    Besines dulces
    A Tus pies

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de rollo, mi dulce sierva, puesto que me parece muy cierto todo cuanto has descrito en tu exposición.

      Bien es cierto que cada persona estará sujeta a los rigores de sus propias particularidades, pero eso no resta un ápice de validez a esto que has manifestado.

      Interesante reflexión. Me ha encantado.

      Un beso y un azote.

      Eliminar
  2. Interesante propuesta gracias por compartirla voy a visitarla para saber mas ,me ha quedado la curiosidad,dejo mis saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer para mi haber despertado tu curiosidad sobre esta cuestión.

      Un cordial saludo.

      Eliminar
  3. I'm a bitch, I'm a lover,
    I'm a child, I'm a mother,
    I'm a sinner, I'm a saint,
    I do not feel ashamed!
    I'm your hell, I'm your dream,
    I'm nothing in between,
    you know you wouldn't want it any other way!!

    I'm a bitch, I'm a tease,
    I'm a goddess on my knees.
    When you hurt, when you suffer
    I'm your angel undercover.
    I've been numb, I'm revived,
    can't say I'm not alive,
    you know I wouldn't want it any other way!!!!!!

    I'M
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¡Todo eso!? ¡UUFFFFFFF! Al menos espero que, entre tanta variedad, no existan demasiadas incompatibilidades.

      El eclecticismo no tiene porqué estar reñido con el orden. ¿No te parece?

      Recibe un cordial saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...