Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

jueves, 31 de octubre de 2013

Noche de brujas.


Ya lo apuntaban ayer todas las crónicas de esta urbe, pero hoy ha quedado más que confirmado. La noche más tenebrosa del año ha llegado por fin y, en esta ocasión, viene a coincidir con la jornada que de un tiempo a esta parte; semana tras semana; han hecho suya las damas de esta ciudad para reivindicar y poner de relieve sus amplias dotes dominadoras.

Es por ese motivo que no quieren dejar pasar esta fecha sin recordarnos una parte del entramado de leyendas y tradiciones que han ido configurando a lo largo de los siglos esta festividad que hoy se conmemora. Uno de los nombres empleados para referirse a ella; “La Noche de Brujas”; ya nos da algunas pistas de por donde podrían ir los tiros en esta ocasión; y es que, a través de la historia, nos han ido llegando multitud de referencias que sugieren (de forma más o menos soterrada) una cierta vinculación mística entre la magia y la feminidad.


Es así que; hilando e hilando; llegamos a este nuevo (o no tan nuevo) giro en el modo de celebrar determinados ritos mistéricos y proclamar, a un mismo tiempo; una cierta forma de supremacía.

Aunque… ¡¡cuidado chicas!! Mucho ojito con recurrir a pócimas, filtros o conjuros si no es bajo la atenta mirada de una hechicera convenientemente iniciada pues… ¿quién sabe a qué oscuros poderes se podría estar invocando?


Sed prudentes en esta noche en la que, más que en ninguna otra, la fuerza de lo sobrenatural se muestra tan poderosa.



miércoles, 30 de octubre de 2013

La hora de las calabazas.


Estamos a las puertas de esa noche cargada de misterio donde las puertas de lo desconocido se abren a este mundo para dejar pasar a toda suerte de espíritus y criaturas de lo más variopinto. El año pasado por estas mismas fechas, en esta ciudad fue lanzada una propuesta encaminada a dar un pequeño giro a esa festividad que; aunque de orígenes bastante antiguos; en la actualidad conocemos popularmente como “Halloween”.

Puestos a especular sobre los propósitos y las inclinaciones de todos esos entes que a punto están de entrar en nuestra dimensión, bien podría darse el caso de que lo que buscaran fuera disfrutar de ciertos placeres que no se encuentran disponibles en sus mundos. Tal vez; y esto tan solo es reflejo de una apreciación personal; lo que vienen a mostrarnos es ese lado oscuro que, a veces, se esconde tras el acto carnal.


¿Qué oscuras perversiones albergaran estos espíritus que habitan el limbo? ¿Qué demoníacas maquinaciones vendrán a imponernos las legiones del averno? ¿A qué tormentos tienen pensado someter a sus desprevenidas víctimas?

Sea como fuere, sabed que de las dentudas fauces de esas anaranjadas hortalizas de mirada aviesa, ya ha comenzado a emanar ese aliento fantasmal que teñirá las tinieblas nocturnas con terrores de ultratumba; independientemente de la naturaleza que estos puedan adquirir en la mente de cada cual.


No queda mucho para que salgamos de dudas. Hasta entonces… felices y (a ser posible) húmedas pesadillas.



lunes, 28 de octubre de 2013

¿Un regalo inmerecido?


En ocasiones creemos
que aquello que nos asalta;
para suerte o por desgracia;
llega falto de motivo.

Cuando es malo, disentimos
renegando la desgracia
como si fuera falacia
vertida por enemigos.

Mas, si es bueno, recelamos
y nos sentimos indignos
pues ignoramos los signos
que a esos dones acompañan.

No diré que sea sencillo
ni que, a veces, al bien falla;
si bien, cuando el ruido calla,
cierto gozo es obtenido.

Por eso que no os extrañe
que en momentos dolorosos;
puede que, incluso, escabrosos;
brote un orgullo encendido.

Orgullo de la templanza,
orgullo que es ofrecido;
orgullo reconocido
al verlo en otra mirada.

Sé que es algo muy complejo,
difícilmente asumible,
que se torna incomprensible,
sobre todo, siendo ajeno.

Es más…

… muchas veces quienes velan
y guardan ese ideario
sienten ser depositarios
de un regalo inmerecido.


domingo, 27 de octubre de 2013

sábado, 26 de octubre de 2013

El sillón de la reina.


El sillón de la reina
que nunca se sienta,
un día se sentó
y la reina…


viernes, 25 de octubre de 2013

Zafarrancho.


Suelen decir que el orden y la limpieza constituyen una gran virtud; mas, de ser así, podemos concluir con bastante certeza que los ocupantes de la ludoteca no deben de ser demasiado virtuosos.

No sé a vosotros, pero a mí, esa afirmación, no puede decirse que me coja por sorpresa. Desde que se hicieran cargo de las instalaciones que les han sido confiadas, no es que se les haya visto una especial predisposición para con aquellas tareas encaminadas a un correcto mantenimiento, puesta al día y consolidación de los inmuebles a su cargo. Pero… ¿cómo íbamos a poder pedirles tal cosa cuando, en el ala norte del complejo lúdico, las papeleras han empezado a cobrar vida por sí mismas y cuando uno de los laboratorios del subnivel 2 está a punto de ser catalogado como el lugar con una mayor concentración de riesgos biológicos de todo el planeta?

El estado de alarma ha llegado a tal punto que hasta los propios integrantes de la ludoteca han manifestado su preocupación y exigido soluciones; aunque, con respecto a esto último, he tenido que mostrarme un poco arisco a la hora de recordarles que el uso y disfrute de las instalaciones lúdicas conlleva, también, una serie de responsabilidades: ¡¡Ahora es el momento de asumirlas!!” – he tenido que espetarles.

Finalmente; tras un tenso tira y afloja, y en vista de lo poco que iban a sacar de mí en ese sentido; se han puesto manos a la obra, si bien; todo hay que decirlo; les queda bastante trabajo por delante, más aún si tenemos en cuenta el lamentable estado que se ha llegado a alcanzar en algunas zonas y que provoca que hasta los propios utensilios destinados a las tareas de limpieza alberguen serias dudas con respecto a la labor que habrían de desempeñar.


Pese a todo ello, ya sabemos que si hay algo de lo que no carecen las gentes lúdicas es de recursos (y si estos pueden verse complementados por algún tipo de aliciente… tanto mejor). Parece que a raíz de esta política ha surgido un “pequeño pique” entre departamentos y la actividad, que había empezado marcada por una cierta apatía, ha comenzado a manifestarse de una forma un tanto febril en más de un sentido (no sé yo si esto servirá para que cumplan debidamente con el objetivo que inicialmente tenían asignado). Ahí van un par de ejemplos.




Bueno, tal vez no sea el modo más ortodoxo de dedicarse a estos quehaceres, pero, eso sí, parece que ganas sí que le están poniendo.


Feliz finde para todos y…, si os apetece, aprovechad también para quitar un poco el “polvo”.


miércoles, 23 de octubre de 2013

Viciosas, bobas, vacías.


Existe una creencia bastante extendida (incluso entre los propios dominantes) mediante la cual se trata de dar justificación a determinados actos que; en modo alguno; tiene cabida ni dentro de la D/s ni en ningún otro ámbito. Básicamente, lo que muchos sostienen, vendría a ser esa afirmación tan simplista por la cual se tiende a catalogar a todas las sumisas como unas “viciosas” incorregibles y; en buena medida; desequilibradas, que son incapaces de excitarse u obtener placer si no es a través de alguna clase de “maltrato”. Por lo que a mí respecta, ya he explicado muchas veces cuál es la idea que yo tengo en relación a las normas por las cuales nos hemos de regir dentro de la esfera bdsm; no tiene, por lo tanto, demasiado sentido estar insistiendo de forma reiterada sobre un mismo concepto. Ahora bien; con respecto a esa opinión que tienen algunos sobre la sumisión femenina; sí que merece la pena extenderse un poquito pues, ciertamente, no escasea el número de hombres y mujeres que se muestran convencidos de que una sumisa tiene bien merecidas las desgracias que pudieran acontecerle en el marco de sus relaciones de carácter más íntimo. Dicho así suena muy duro, aunque podría no estar exento de un cierto halo de verdad en la medida en que sí que es cierto que se asumen ciertos riesgos (lo mismo que cualquiera que realice un viaje en avión o se lance a invertir en bolsa; por poner solo dos ejemplos). Ello no implica que, cuando se es consciente de la posibilidad de tener que hacer frente a determinadas eventualidades, se haya de estar comulgando con ruedas de molino. Como en cualquier otra faceta de la vida, se trata de ser consecuentes, no estúpidos.


Otro de esos mitos, que parecen tan comunes a las sumisas, está muy ligado al ambiguo sentido de la propiedad del que hacen gala muchos dominantes. No deja de haber quienes creen que porque una mujer sienta inclinaciones sumisas ya debería rendir pleitesía a cualquiera que se manifieste dominante y que, por lo tanto, habría de plegarse a los deseos de cualquiera que así se lo manifieste (todo esto, independientemente de que la sumisa en cuestión pueda o no estar prestando ya su obediencia y sus servicios a un dominante determinado). Para no liarme demasiado en determinar la validez o idoneidad de esta “creencia” decir tan solo que sus propios defensores tienden a recelar un tanto de ella, pues…, si bien la consideran muy útil para con las sumisas ajenas no suelen verle tantas ventajas cuando se trata de las propias.


Por último, quisiera hacerme eco de esa otra corriente de pensamiento que sostiene que las sumisas vendrían a ser algo así como una especie de ascetas que se dejan hacer cualquier cosa pues son capaces de aislarse y abstraerse de todo; que les da igual ocho que ochenta, vamos. Aún en el caso de que esto pudiera llegar a ser tal y como se nos plantea… ¿qué beneficios reportaría esto para esa sumisa y para cualquier dominante que se mostrara interesado por ella? El control sobre un objeto puede ofrecer un cierto grado de satisfacción, sin duda, pero eso poco tiene que ver con la capacidad de entrega de una sumisa cuando, esa entrega, surge de la propia convicción y  de la confianza que tiene depositada en su Amo. ¿Qué eso no se ajusta del todo a la definición más literal de la palabra sumisión? Tal vez. Pero quizás sea porque esa sumisión ha de partir de unas bases un tanto diferentes que no deriven tanto del miedo, la impotencia o la mera y simple debilidad y que sí que tengan más que ver con la lealtad, el afán de superación y… ¿por qué no decirlo?, el amor. Resulta evidente la necesidad de la sumisa de sentirse llena (y no me refiero únicamente al aspecto más físico, pillines), de ver como su sumisión le reporta otras cosas que serían impensables fuera de ella. Cuando eso se consigue es cuando realmente se vienen abajo todos los convencionalismos; y no porque exista un empeño trasgresor, si no, sencillamente, porque se pueden constatar sus beneficios.


Seguirán habiendo quienes crean que las sumisas solo son unas viciosas, bobas y vacías, pero… ellos se lo pierden.


Un saludo a todos.


martes, 22 de octubre de 2013

La mirada emotiva.


Quisiera explicar y no puedo;
quisiera mostrar y no atino;
quisiera ofrecer lo certero
que se esconde en lo sentido.

Quisiera dar rienda suelta
a esos gozos que atesoras
y, por fortuna, reinventas
conforme avanzan las horas.

Quisiera quitarle hierro
a ese acto que es la entrega,
que no supone deshonra
ni a quien lo asume doblega.

Quisiera darle respuesta
a tanta inquietud rechazada
por no ceñirse a la esfera
de una moral programada.

Quisiera, al fin, compartirlo
y revelarlo factible
para que todos lo vieran
y lo supieran posible.

Pero todo esto se entiende
con solo verte la cara
cuando te ofreces resuelta,
a mis pies…, ilusionada.



domingo, 20 de octubre de 2013

El mejor de los presentes.


Las riquezas son presentes ambicionados, pero… la riqueza del regalo perfecto siempre se encuentra en el propio presente.

Spencer Johnson. (Psicólogo y escritor norteamericano)


viernes, 18 de octubre de 2013

Ciberplanes.


Estamos inmersos en plena era digital. Globalización, redes sociales, contenidos compartidos a través de la basta rede de redes. No hay fronteras para ese constante ir y venir de informaciones y aquellos intentos (más o menos lícitos) de controlar ese flujo son desmontados por mera y simple saturación. En un inmenso océano al que van a desembocar incontables ríos alimentados, a su vez, por infinidad de afluentes ¿cómo se puede albergar la esperanza de conocer, en todo momento, la ubicación y el estado de todas las gotas que lo componen?

Pero no es de eso de lo que se va a tratar aquí en esta ocasión; al menos, no de un modo tan general. Lo que esta semana a estado ocupando los cerebros del equipo de investigación de la ludoteca han sido los usos particulares que pueden llegar a ofrecernos esas nuevas tecnologías; o, dicho de otro modo, en lo que han estado centrado su atención ha sido en el estudio de determinados canales presentes en ese extenso e intrincado sistema que mencionábamos.

Internet nos ha permitido acortar las distancias de un modo que, hasta hace bien poco, nos parecía impensable. La inmediatez en la comunicación nos facilita, ahora, no solo un acceso instantáneo a gran variedad de conocimientos y disciplinas, si no, también, la posibilidad de mantener un contacto fluido y constante con aquellos seres queridos que, por una u otra circunstancia, se encuentren físicamente lejos de nosotros. Esto ha dado pie a que puedan existir relaciones de pareja aunque sus miembros no convivan regularmente en un mismo lugar (de ello puedo dar fe), siempre y cuando, eso sí, pueda darse con cierta frecuencia algún tipo de acercamiento más presencial.


Pero…, nuestros amigos de la “ludo”, no parece que tuvieran un punto de vista tan prosaico acerca de esta cuestión y lo que han tenido en cuenta ha sido el componente más explícito (entiéndase sexual) que es posible experimentar a través del ciberespacio. No cabe duda que la enorme variedad de dispositivos y aplicaciones con que contamos actualmente ha facilitado una nueva revolución en lo que a aproximaciones íntimas se refiere; aunque, no lo olvidemos, también en estos casos existen ciertos riesgos.


No parece que esto sea algo que preocupe en exceso a nuestros lúdicos asesores y, ya metidos en harina, nos invitan a explorar sin tapujos el amplio abanico de posibilidades que, en ese sentido, puede ofrecernos la tecnología.

No os digo más que… hasta “gateto”, aprovechando esta coyuntura, se ha animado, finalmente, a descargarse algunos archivos de video en los que llevaba bastante tiempo interesado (no creáis que le resulta fácil dar con contenidos acordes a sus inquietudes).


En fin, lo dicho. Feliz finde para todos y que disfrutéis un montón de estas alternativas cibernéticas; aunque… prudencia, ¿vale?


miércoles, 16 de octubre de 2013

De buena mañana.


Destellos de luz que se cuelan
en ese cuarto sellado
por el afán de ese sueño
que la noche ha conferido.

Torpes aún los compases
que insuflan ritmo a ese cuerpo
cuyos ojos soñolientos
se resisten a elevarse.

Cálido el lecho que abriga,
dulce reducto de amores,
y que atrapa con discursos
servidos entre algodones.

Cuántas cosas te retienen
y te tientan con perezas.
Cuántos son los pormenores
con disfraz  de sutileza.

Pero llega, repentino,
un azote de consciencia
y, entre tanto impedimento,
una sonrisa despierta.

Ese gesto te acompaña,
te concilia con el día,
pues no es vaga la esperanza
de ver tu suerte cumplida.



martes, 15 de octubre de 2013

Recompensa al arrojo.



Nuestro atrevimiento rehúye normalmente de todo cuanto resulta difícil; pero, si es difícil, es porque no nos atrevemos a hacerlo.

Séneca. (Filósofo latino)


sábado, 12 de octubre de 2013

Paraísos de bolsillo.


No siempre resulta fácil abstraerse de la opresiva realidad que nos rodea y no son pocas las ocasiones en las que se nos pone todo muy cuesta arriba al vernos sobrepasados por el tremendo maremágnum que pueden llegar a suponer nuestros retos más cotidianos. Enfrentarse a esto mediante el recurso de la negación o, simplemente, intentar obviarlo puede resultar útil a corto plazo, pero, a la larga, la verdad es que sirve de muy poco. No obstante, tampoco la obcecación y el estar de dándole vueltas de forma constante a un mismo asunto nos van a ofrecer demasiadas soluciones.

En la ludoteca; a pesar de haberlo intentado por todos los medios y haber aplicado a este propósito la ingente cantidad de recursos de que disponen; no han sido capaces de hallar un remedio de aplicación general a esta problemática. De todas formas; y como tampoco es que quisieran dejar de pasar la oportunidad de proporcionar un cierto alivio a quienes se ven inmersos en este tipo de situaciones; sí que tienen algo que proponernos que…, si bien no sirve para borrar todas esas preocupaciones que nos atenazan, puede servir para que desconectemos un tanto de aquello que nos atormenta. Se trata de un remedio muy sencillo y de eficacia probada a lo largo de muchos siglos; simplemente: “la lectura”.


Adentrarnos en los libros nos permite descubrir muchas cosas y; en vista de la innumerable variedad de contenidos, géneros y estilos que pueden llegar a albergar; resulta bastante difícil que alguien no encuentre una alternativa acorde a sus gustos o intereses.  Leer expande nuestra mente, nos pone en contacto con la visión del mundo que han dejado plasmada los autores de los libros y nos proporciona una alternativa de pensamiento que; al reclamar nuestra atención; logra distraernos de todo aquello que nos preocupa aunque solo sea por un tiempo.

Otra de las ventajas inherente a esta alternativa de ocio es que; por muy exiguo que resulte nuestro presupuesto; podremos entrar en contacto con otras culturas, visitar tierras lejanas e, incluso, viajar en el tiempo. Todo ello sin correr ningún riesgo ni padecer las incomodidades que pueden llevar consigo los desplazamientos que realizamos en la vida real. Bajo este prisma, no me resulta extraño que hasta nuestro irreverente “Gateto” haya adquirido el gusto por la lectura; aunque, eso sí, me preocupan un tanto los temas que son objeto de su interés. Miedo me da.


Lo dicho, amigos. Si os sentís un tanto  agobiados, un buen libro tal vez os ayude a despejar vuestras mentes de preocupaciones durante un rato.


Aunque sea con un poco de retraso; un feliz y provechosos finde para todos.

viernes, 4 de octubre de 2013

Micro-solidaridad.


Que en la actualidad esta maldita recesión que padecemos nos está poniendo las cosas bastante difíciles a todos, es un hecho que salta a la vista. Que cada vez más cada uno tiene que preocuparse de sus propias cuestiones y ve como menguan sus recursos y opciones a la hora de poder echar un cable a los más desfavorecidos, también resulta palpable. Y es que, la paulatina desaparición del llamado “Estado del Bienestar”, trae consigo un buen número de problemas que no se limitan a la disminución de las rentas o la caída del consumo.


Un preocupante egocentrismo; un constante “y… ¿qué hay de lo mío?”; un pisar al de al lado para apropiarse del premio a sus esfuerzos; se está enquistando en muchos aspectos del comportamiento colectivo; aunque, también es verdad, comienza a haber muchos casos en los que el egoísmo (al menos el económico) ya no es una seña de carácter personal si no una pura y simple necesidad. Ante esta situación, hasta cierto punto, podría resultar lógico que las acciones altruistas hayan sufrido esa disminución que, como puede constatarse, están padeciendo. Pero claro, pasa una cosa. ¿A qué tipo de medidas nos estamos refiriendo? La solidaridad que se manifiesta en el seno de una sociedad no tiene porqué estar limitada a actos grandilocuentes con los que se busca incrementar el prestigio de un; supuestamente; desinteresado donante más que aliviar los padecimientos ajenos.

En la ludoteca; siguiendo la tónica que están mostrando durante las últimas semanas; quieren hacernos pensar un poco sobre estas cuestión e incidir en la labor que muchas persona y colectivos están realizando; calladamente; en este sentido. Si queremos ayudar a los demás, siempre habrá a nuestro lado alguien a quién podamos ofrecer nuestro apoyo y, este, puede manifestarse de múltiples maneras; a veces, de la forma más sencilla. A esta iniciativa le han puesto el nombre de “Micro-solidaridad” y consiste, simplemente, en facilitar las cosas a la gente de nuestro entorno, e insisten: “facilitar”. Su teoría es que un pequeño detalle, en estos tiempos de crisis, puede servir para alegrar el día de uno de nuestros semejantes y, esté, tocado por ese halo de optimismo inesperado, tal vez, solo tal vez, pueda contagiárselo a otros.


No parece, a priori, algo demasiado complicado, sobre todo si tenemos en cuenta que se da de manera intuitiva entre distintas especies y que no conlleva demasiado esfuerzo a parte de fijarse un poquito en lo que sucede a nuestro alrededor. Cuando actuamos a la inversa; es decir, yendo siempre a la nuestra hasta en los detalles más nimios e insignificantes y sin preocuparnos de qué se pueda encontrar quien venga detrás de nosotros; lo único que conseguiremos será aumentar esa espiral de pesimismo y malestar que cada vez lo impregna más todo.


De nosotros depende contribuir en uno u otro sentido.


Feliz finde para todos y…, “un poquito de por favor”.


miércoles, 2 de octubre de 2013

Atada a mi cama.


Pienso en las cosas que surgen,
conforme transcurre el día,
y a mi mente, evocadoras,
acuden las fantasías.

Muchas son las escenas,
muchos los vericuetos,
muchas las intenciones
de contemplarte en aprietos.

Y mientras pasan las horas,
dando fin a la jornada,
mi pasión no sufre mengua;
se ve, más bien, aumentada.

¿Qué haré de ti en esta noche
con las luces ya apagadas
y la moral de este mundo
con las persianas bajadas?

Mas llego a casa y comprendo
que mi afán desmesurado
ha de admitir que…, en su juego,
su rival le ha superado.

Tendida sobre mí lecho
espera mi dulce dama,
ofrecida sin recelo,
atada fuerte a mi cama.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...