Embajadas.

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

martes, 30 de abril de 2013

Khajuraho.

Templo de Ghantai
Seguramente que, a estas alturas el año, todos cuantos tengan la suerte disfrutar de un amplio periodo vacacional; y de la solvencia económica suficiente como para permitirse un “caprichito”; estarán buscando lugares donde poder cambiar el chip y conectar con otras visiones y formas de entender todo cuanto nos rodea.

Para los amantes de los destinos exóticos existe una alternativa donde se pueden compaginar las inquietudes viajeras con la adquisición de conocimientos históricos, culturales y religiosos sazonados, todos ellos, como muchísimo erotismo y sensualidad.

Se trata del conjunto monumental de Khajuraho situado en la región de Madhya Pradesh al norte de la India (a unos 550 kilómetros al sur de Nueva Delhi), declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986.

Imagen extraída de la página: viajelaindia.com
Erigidas a caballo entre el 950 y el 1050, las estructuras que componen esta maravilla arquitectónica se construyeron en su día con el fin de albergar la capital religiosa de la dinastía de los Chandella, que estableció su dominio en la zona entre los siglos IX y XIII. Originariamente, el complejo contaba con unos 80 templos (de los que hoy se conservan en buen estado unos 22) rodeados por una muralla que contaba con 8 puertas a través de las cuales se accedía al recinto. Cada uno de estos pasos estaba flaqueado por sendas palmeras (khajur, en hindi, significa palmera datilera) y la extensión total del complejo rondaba los 21 km2.

Conforme la estrella de los Chandella comenzaba a declinar, los templos de Khajuraho fueron también cayendo en el olvido. Puede que este hecho; unido a la circunstancia de que estuvieran edificados en una zona apartada de las vías de comunicación más habituales; preservara estas estructuras de la destrucción sistemática de este tipo de construcciones que se produjo durante la expansión del Imperio Mogol a partir del siglo XVI.


Habría que esperar hasta el año 1838; de la mano un miembro del cuerpo de ingenieros del ejército británico, el capitán I. S. Burt; para que la civilización occidental tomara conciencia de la existencia y la especial naturaleza de este singular entorno (aunque el enclave ya apareciera mencionado bajo el nombre de Kajrow en un mapa elaborado en 1818 donde se dejaba constancia de los principales núcleos urbanísticos pertenecientes a la dinastía de los Chandella). Pero sería el Maharajá Pratap Singh quien se ocuparía de restaurar parcialmente el complejo entre 1843 y 1847; aunque algunas de las actuaciones que auspició (como el uso de ladrillos o de cal durante las labores de reparación de los templos) no resultaran demasiado afortunadas y tuvieran que ser revertidas a posteriori.

Unos años más tarde, en 1852, el general F. C. Maisey realizó las primeras ilustraciones de aquel lugar y, ese mismo año y después en 1864, el mayor Alexander Cunningham visitaría el complejo y realizaría una minuciosa descripción del mismo.


 A partir de aquellos primeros trabajos de estudio y recuperación, Khajuraho comenzó a despertar un interés cada vez mayor entre la incipiente comunidad arqueológica y, poco a poco, hasta llegar a nuestros días, los antiguos santuarios han ido recuperando una parte de su antiguo esplendor. Pero, sin duda, aún son muchos los secretos que nos reserva este mágico lugar como se desprende de los continuos hallazgos que se siguen realizando en la zona.

En la actualidad, el área de  Khajuraho se divide en tres zonas donde se combinan los estilos hinduista y jainista: la oeste, donde se encuentra la mayor parte de los templos (alguno de ellos dedicado al culto religioso aún hoy) además del museo arqueológico; la este, de dimensiones más reducidas y con un menor número de edificaciones; y la sur, un tanto alejada de las otras dos y donde el llamado “Templo Duladeo” contiene algunas de las escenas eróticas que vienen a ilustrar este post.

Si deseáis obtener más información acerca de este lugar os resultará bastante fácil a través de internet, por lo que no os agobiaré con más datos al respecto, en parte porque no deseo robaros el afán por descubrir nuevas reseñas por vosotros mismos. Solamente deciros que, sabiendo todo esto, aquí tenéis un claro ejemplo de como el desarrollo de las artes amatorias nos viene de muy; pero que muy; atrás, y que, a pesar de los denodados esfuerzos que a lo largo de la historia han aplicado (y aplican) un buen número de tozudos e iletrados intransigentes, continúan apareciendo muestras de aquel ancestral y placentero conocimiento.

Nos gusta creer que nunca antes se había sabido tanto acerca del sexo ni se había disfrutado de tanta libertad a este respecto. Pero, eso, tan solo es una verdad a medias pues; si bien en apariencia podemos gozar de una amplia variedad de ofertas, tendencias, y estímulos; lo cierto es que, en muchos aspectos, lo que más suele imperar es el rechazo social hacia esa libertad electiva (rechazo que resulta un signo inequívoco de la doble moral que suele caracterizarnos).


En la actualidad sería impensable la construcción de unas estructuras como las de Khajuraho y que tuvieran la misma función para las que, estas, fueron erigidas en su momento. No somos tan tolerantes ni abiertos como nos gusta pensar ; ni en lo público ni en lo privado; y, sin duda, lugares como este del que os he hablado hoy, dan mucho sobre lo que pensar; y no solamente en lo que respecta a su vertiente más explícita.

Un saludo a todos.


domingo, 28 de abril de 2013

Palabra al azar.



Pasión pausada y comedida.
Pasión que se rinde a un embrujo.
Pasión que dibuja otras formas.
Pasión como fin de un impulso.

Pasión que obedece a un instinto.
Pasión de febriles matices.
Pasión que devora distancias.
Pasión que espera ver lo que dices.

Pasión que brota viva en los labios.
Pasión en la fluidez que describes.
Pasión que ahuyentará al temeroso.
Pasión que no conoce confines.

Pasión que viene a poblar los días.
Pasión que hace fluir emociones.
Pasión que entre pasión se disfruta.
Pasión que  hace surgir las pasiones.


sábado, 27 de abril de 2013

"Campanu".



“Campanu” es el término que se emplea en Asturias para referirse al primer salmón que se captura durante la temporada de pesca. Se dice que el origen de este vocablo viene del tañido de las campanas con las que, antiguamente, se convocaba a los habitantes de las riberas para que se emplearan de forma colectiva en la captura de esta especie tan apreciada.

En la actualidad, el pescador que tenga la fortuna de hacerse con la temprana presa puede hacerse también con algún “dinerillo” extra pues la pieza se subasta para que, los restaurantes y casas de comidas que tengan interés en adquirirlo, pugnen entre sí a fin de poder servirlo entre sus más exclusivos comensales. Este evento; el de la puja; cada vez se va transformando más en un mero acto promocional mientras que su faceta más tradicional y gastronómica, por así decirlo, va perdiendo paulatinamente el peso que antaño desempeñaba.

¿A qué ha venido este pequeño recorrido por la historia de la pesca en los cauces del Principado? Muy sencillo. En primer lugar a que el próximo 1 de mayo se levanta la veda del salmón para este año; y, en el segundo, a que los chicos de la ludoteca tienen la esperanza de incrementar sus fondos (muy mermados debido a la escasa liquidez que presentan las arcas de esta ciudad) pescando, precisamente, “el campanu”. Han estado estudiando a fondo las orillas de los ríos salmoneros asturianos, se han empapado de la normativa que regula este tema y han adaptado sus habilidades piscícolas a las exigencias administrativas. Se les nota optimistas y muy confiados de obtener su objetivo, aunque; aún suponiendo que culminen con éxito su propósito; la compensación económica derivada de sus esfuerzos tampoco es que tenga muchos visos de resultar desmesurada.

Además, no olvidemos la competencia que (como habréis apreciado por la fotografía que encabeza este post) puede llegar a ejercer la fauna salvaje. Pero, de llegar a presentarse eventualidades de este tipo, también afirman estar preparados merced a sus amplios conocimientos zoológicos.


Bueno. Ya veremos como y cuando sale “el campanu” y quien termina llevándoselo... crudo.

Feliz finde para todos.

viernes, 26 de abril de 2013

Impulsos.



El ser humano únicamente se hace grande cuando obra a impulso de las pasiones.

Benjamin Disraeli. (Escritor y estadista británico)

jueves, 25 de abril de 2013

Freedom.


Un ataque al corazón ha apagado la voz de Richie Havens en su casa de Jersey City (New Jersey)  cuando contaba 72 años de edad.

Sé que, por estas latitudes, este nombre no os dirá gran cosa, pero si dejara caer el dato de que fue él el encargado de abrir el, ya mítico, Festival de Woodstock, seguro que resulta mucho más fácil ubicarlo en su debido contexto. Aunque Richie Havens no estaba llamado a inaugurar aquel certamen (en realidad aparecía el quinto en la lista de programación) diversos avatares lo llevaron a encabezar el cartel. Su actuación no iba a defraudar al entregado público que se había congregado aquel 15 de agosto de 1969 en la granja de Bethel en el condado de Ulster (New York). Tal fue así que agotó su repertorio y hubo de recurrir a innumerables bises para contentar al respetable. Llegado un momento, no sabiendo muy bien a qué más echarle mano, realizó una improvisación sobre un clásico del góspel titulado “Motherless Child”  al que añadió como estribillo la palabra “Freedom”. Aquel instante pasaría a recordarse como uno de los momentos cumbre del festival y el nombre de Richie Havens a convertirse en uno de los iconos de la contra-cultura.

Mucho ha llovido desde entonces y, ahora, Richie nos ha dejado, pero el eco de aquellas palabras; que dieron la bienvenida a cerca de 400.000 personas; conservan aún la misma vigencia. Aquí os las dejo para que vosotros mismos determinéis si estoy o no en lo cierto.


Libertad
Libertad
Libertad
Libertad
Libertad
Libertad
Libertad
Libertad

A veces me siento como un niño al que le falta su madre,
a veces me siento como un niño al que le falta su madre,
a veces me siento como un niño al que le falta su madre.
Muy lejos de mi hogar

Libertad
Libertad
Libertad
Libertad
Libertad
Libertad
Libertad
Libertad
Libertad
Libertad

A veces me siento como si no estuviera,
a veces me siento como si no estuviera,
a veces me siento como si no estuviera.
Muy, muy, muy, muy, muy lejos de mi hogar.

Haz sonar tus manos,
haz sonar tus manos,
haz sonar tus manos,
haz sonar tus manos,
haz sonar tus manos,
haz sonar tus manos,
haz sonar tus manos,
haz sonar tus manos,
oh ... sí

Llevo un teléfono en mi pecho
y puedo llamar desde mi corazón.
Llevo un teléfono en mi pecho
y puedo llamar desde mi corazón,
cuando necesito a mi hermano
cuando necesito a mi hermana
cuando necesito a mi padre
cuando necesito a mi madre


Hasta siempre Richie.

martes, 23 de abril de 2013

Costumbres de adopción.



Entre las voces que claman por el enfrentamiento, las ilusorias realidades separadas e, incluso, el ruido de sables que propugnan algunos; yo solo pienso en cómo puedo hacer para que se ensanchen mis miras, a qué puedo recurrir para ampliar mis horizontes y de qué fuentes beberé en un futuro con objeto de calmar mi sed de vida.

No importa tanto el motivo; muchas veces fortuito o accesorio; como la esencia de cualquier descubrimiento. Por esa razón, aunque no se vea avalado por mis propias tradiciones, abrazo gustosamente los colores que, en este día, me trasportan a otra tierra.

Que el reflejo espontáneo de una costumbre inocente me lleve hasta las razones de una identidad diferente.

Feliz Sant Jordi.



lunes, 22 de abril de 2013

Bodas de algodón.



Dos años han transcurrido
desde aquel preciso instante
en que tu cuello desnudo
tomó de mi mano su enseña.

De aquellos inicios lejanos,
poblados de inciertas sombras,
tan solo resta el empeño
y la ilusión que te arropa.

Dicen los más versados
que son tiempos de algodones
¿por eso en tu oscura celda
sientes tan dulce el suplicio?

O… ¿será que ya no temes
qué te depara el destino
y disfrutas del momento
sin que te agobien las horas?

Feliz día pues, mi sierva,
y sigue fiel a tu instinto.
Que este libro que has abierto
tenga el final prometido.


sábado, 20 de abril de 2013

El placer en la quietud.



¡Qué quietas están las cosas! Y que bien se está con ellas.

Juan Ramón Jiménez. (Poeta español)


viernes, 19 de abril de 2013

Folixeros.



Creo que, a estas alturas, sois muchos los que ya estáis al corriente de la innata atracción que sienten nuestros amigos de la ludoteca por cualquier acontecimiento de orden festivo. Es por esa razón que el calificativo de “folixeros” les viene que ni pintado, ya que “folixa” es el término empleado en bable para referirse a la fiesta, la juerga o el alegre jolgorio.

Por ello no es de extrañar que su propuesta para este fin de semana pase por darse una vueltecita por la localidad asturiana de Mieres y dejarse invadir por el ambiente que se podrá respirar en la última edición de la “Folixa na Primavera”.

Los que ya hayan estado en ocasiones anteriores sabrán que pueden encontrarse y al resto, neófitos por la razón que sea sobre este tipo cuestiones, no quisiera estropearles la sorpresa. Tan solo decir que, aunque el tiempo tal vez no acompañe, sin duda que no faltaran oportunidades ni motivos para tomarse algún que otro “culetín” de sidra.

Que disfrutéis, pues, de tan acertada propuesta a la cual me adhiero sin condiciones.

"El que se pierda que tire pa Requejo".

Buen finde para todos y… “Puxa Asturies”.



miércoles, 17 de abril de 2013

Lo llaman esclavitud.



Ver el brillo de unos ojos,
notar un aliento encendido,
unos labios deseosos,
un palpitar desmedido.

Unos miembros retenidos
sin que exista escapatoria,
reclamo al afán prohibido
que dormita en la memoria.

Unos pechos que me apuntan,
un temblor no reprimido,
una cálida entrepierna
que suplica mi cariño.

Unas nalgas ofrecidas
buscando temple en mis manos,
un vientre que solicita
ver su agitar compensado.

Es el oscuro deleite,
es el placer reservado,
premio que obtiene el esfuerzo
de un corazón entregado.

martes, 16 de abril de 2013

Aula diáfana.



Nunca me cansaré de reivindicar un bdsm de amplio espectro que no se centre únicamente en las sesiones, la parafernalia y las prácticas, más o menos, extremas. Sé que, en un principio, es precisamente todo eso lo que más impacta y yo; no voy a negarlo; gusto de disfrutarlo cuando lo estimo oportuno. Pero si la D/s se limitara exclusivamente a eso no tendría para mí el aliciente que persigo obtener con esta disciplina.

Son muchas las ocasiones en las que se puede disfrutar de nuestro particular sentimiento sin que exista la necesidad de recurrir a grandes alardes de autoridad o de entrega. Infinidad de situaciones cotidianas se prestan con facilidad a nuestras propias inquietudes dotando de nuevos visos a los actos más sencillos.

De todo cuanto puebla nuestro común día a día también puede extraerse la plenitud que, en esencia, dibuja ese trasfondo que nos define. Y es que, como en casi todas las cosas, los accesorios de que disponemos están ahí; cierto; pueden resultar de tremenda utilidad; también; pero ni su uso es obligatorio ni resultan convenientes en todo momento y circunstancia.


Es muy posible que lo más importante a tener en cuenta acerca de esta coyuntura sea la certeza de que las cosas más grandes se crean a partir de ir acumulando otras cosas más pequeñas. No nos dejemos, pues, deslumbrar por el brillo que desprende el bdsm; no queramos embarcarnos en la aventura de alcanzar una cima para la que nuestra preparación aún resulta insuficiente. Tomémonos el tiempo necesario y veremos que, con paciencia, no hay nada imposible.

Un saludo a todos.


domingo, 14 de abril de 2013

Motivaciones.



En el amor siempre hay algo de locura, mas en la locura siempre hay algo de razón.

Friedrich Nietzsche. (Escritor y filósofo alemán)


jueves, 11 de abril de 2013

Simetrías parciales.



Resulta innegable que existe una ingente cantidad de prejuicios con respecto al bdsm, y cuando digo “prejuicios” quiero hacerlo en su sentido más literal; es decir: entendidos estos como un conjunto de ideas preconcebidas, ampliamente extendidas y, en gran medida, escasamente fundamentadas.

Sabéis que suelo alejarme bastante del culto a un “único y verdadero” bdsm, simplemente porque no creo en él. Pero, si me paro a pensarlo, tal vez sea porque, el mero intento de asumir una doctrina tan hermética, constituya en sí mismo una cierta forma de prejuicio.

Siendo muy consciente de las diferencias de criterio que jalonan el desarrollo de nuestra particular disciplina, me gustaría romper algunos de los mitos y creencias que suelen darse con respecto a las relaciones D/s; y es que, si bien suelen resultar un hecho bastante impactante cuando se tiene conocimiento de ellas por primera vez, no resultan después algo tan obsceno y radical como cabría esperarse.

Para empezar conviene no olvidar que dominación y sumisión resultan complementarias; la una no podría existir sin la otra y viceversa. Se trata; ni más ni menos, de un acuerdo tácito que se da entre personas que son conscientes del alcance de sus decisiones. No ha de existir subyugación o anulación del individuo (aunque a veces lo parezca) y siempre se debe tener en cuenta la probabilidad de que una u otra parte termine optando por abandonar (abandonar, no ir y venir).


Otro de los asuntos que más suelen llamar la atención del bdsm es el sufrimiento que, se supone, han de sentir aquellos que se someten para poder ser dignos de su condición. Por supuesto que se dan momentos de dolor; tanto físico como emocional; pero no creo (al menos en eso se basan mis propios principios) que nadie con un mínimo de sensibilidad busque infligirlo o padecerlo si no hay detrás un propósito más elevado. Yo lo veo, más bien, como un mal necesario; algo similar a lo que le sucede a cualquier deportista cuando se entrena. No va buscando expresamente los sacrificios, privaciones o renuncias que conlleva su preparación y sí, en cambio, la recompensa que aspira a alcanzar merced a todo ello.

La eterna guerra de los sexos también sale a relucir en repetidas ocasiones como un argumento para oponerse a la D/s; las más de las veces como un arma arrojadiza especialmente dirigida a la incorrección política que supone la dominación masculina en estos tiempos. Pero…, dominantes hay de uno y otro sexo (lo mismo que sumisos) y, puestos a presumir de tolerancia y firme afán democrático, cabe señalar que incluso dentro de los colectivos de gays y lesbianas existe un número nada desdeñable de personas sobradamente familiarizadas con el bdsm. Resulta curioso que dentro de una tendencia considera en algunos ámbitos como un paradigma de la discriminación sexual se muestren, en realidad, tan pocos recelos en ese sentido.

No obstante, puede que el mayor prejuicio de todos resida en la constante negativa de una inmensa mayoría a la hora de admitir, no ya la notoriedad si no…, la validez del vínculo que se genera entre dominantes y sometidos. “Eso del sado solo es un juego perverso” “Es imposible que quienes lo practican sientan algo por el otro más allá del puro morbo” “A eso solo se prestan los que no consiguen follar de otra manera”. ¿Os suena de algo todo esto?


Sin afán de disentir con las preferencias de nadie, y sin ánimo alguno de entrar a valorar la idoneidad de unas u otras, creo que nadie debería ofenderse si, sobre este punto, dejo reflejado aquí mi parecer; y es que, para mí, pocas cosas hay comparables a ese nexo invisible (o no tanto) que se crea entre una persona que se ofrece y esa otra que la acoge. Sé que muchos dirán que no resulta necesario embarcarse en una relación D/s para conocer la naturaleza de ese sentimiento; y tienen razón; pero, de ser obtenido ese sentir dentro de un marco convencional, por así decirlo (me vais a perdonar pues sé que estoy a punto de pecar de cierto orgullo), resultaría bastante difícil alcanzar las mismas cotas de plenitud que dentro de la D/s, a no ser que se dieran unas circunstancias muy concretas. Esto va en la línea de lo que apuntaba más arriba: “PREPARACIÓN”. Que nadie piense que esto es algo que viene rodado: “Me hago sadomasoquista y… ¡¡a disfrutar!!” No van por ahí los tiros, aunque eso también resulte ser una creencia bastante extendida. Sin unos buenos cimientos nunca podría llegar a funcionar, ni en el ámbito bdsm ni en ningún otro. Previamente hay que conocerse, conocerse muy a fondo, desnudarse y mostrarlo todo, lo mejor y lo peor; y eso…, eso asusta. Dominantes y sometidos tiene mucho que aprender los unos de los otros antes de poder decir que han conseguido establecer ese vínculo. Por el camino tendrán que ir haciendo frente a los retos que el otro les vaya imponiendo (ya sea por obligación o por necesidad), experimentarán fracasos, desilusiones, dudas; pero, al poder contar con unas premisa claras y un status definido, cada cual tendrá perfectamente asumidos sus cometidos y responsabilidades, evitando así duplicidades o, en su defecto, carencias.


Tras leer esto a muchos os parecerá algo muy fácil y a otros, en cambio, muy difícil. Realmente no es ni lo uno ni lo otro. Como sucede con tantas y tantas cosas, todo se puede reducir a una única premisa: “VOLUNTAD”. Tras cada intento puede esconderse un fracaso, pero el éxito siempre va de la mano del empeño. Cuando alguien no quiere… no hay nada que hacer.

Un saludo a todos.


martes, 9 de abril de 2013

Sept.



En cualquier momento del año no resulta demasiado extraño oír a los entendidos del turismo sentenciar desde el más sublime de los convencimientos: “París se ve precioso en esta época”. ¿Qué tendrá, pues, “La Ciudad de las Luces” para resultar tan atrayente al viajero; independientemente de la estación elegida para visitarla?

Muchos dirán, y con razón, que son muchos los reclamos que esta urbe puede ofrecer; algunos muy evidentes y otros no tanto; pero lo que sin duda no pasa nunca desapercibido es el halo de romanticismo que parece impregnar muchos de sus rincones; por algo se la conoce también como “La Ciudad del Amor”.

Tantos nombres, tantas ofertas, ¿residirá precisamente ahí su verdadero encanto? Ciertamente, no sabría decir, pero, puestos a descubrirlo, podemos volvernos un poquito locos a la hora de decidir por donde empezar.


Si me lo permitís, desde aquí, intentaré reducir un tanto las variables a las que puede verse sometida cualquier aventura parisina ofreciéndoos una sugerencia de alojamiento. Se trata del Hotel Vice Versa (www.viceversahotel.com) que, más que un hotel, podría ser considerado como una suerte de espacio conceptual. Cuenta con 37 habitaciones repartidas en siete plantas, cada una de las cuales ofrece una ambientación distinta basada en “Los Siete Pecados Capitales”, mientras que los espacios comunes constituyen una especie de alegoría al paraíso, el comedor recrea el hogar de la bruja de los hermanos Hansel y Gretel  y, bajo el subsuelo,   tendremos la oportunidad de descender a los infiernos si deseamos tomar un relajante baño de vapor. Las estancias pueden ser clásicas o de lujo y el precio por noche puede oscilar entre los 123€ de la más económica a los 365€ de las más cara.


No puede decirse que el emplazamiento de este establecimiento sea demasiado céntrico para lo que son los cánones turísticos más habituales. Su dirección, en el número 213 de la Rue de la Croix-Nivert, está enclavada en pleno distrito quince y se haya muy próxima a las orillas del Sena (a unas pocas calles al oeste) y la zona de Montparnasse (no muy lejos al este).


Sobre esta curiosa iniciativa, decir que parte de la mente de una dama nada convencional. Su nombre es Chantal Thomass (www.chantalthomass.fr) y su carrera profesional está ligada al mundo de la moda y, en concreto, al de la lencería. Ya por 1975 lanzó una colección que supuso todo un revulsivo en este sector de carácter tan íntimo provocando el escándalo y la admiración casi a partes iguales. Con un estilo colorido e inspirado en prendas clásicas, ayudó en su día a reivindicar la feminidad así como el aire de refinamiento no exento de provocación que en muchos sentidos se asocia a la mujer. Sus diseños tienden a ser un tanto recargados, plagados de ornamentos puramente decorativos, por lo que a veces se la ha criticado por no dotar de la suficiente funcionalidad sus prendas (Me pregunto… ¿cuál es esa función?). Sea como fuere, ha esta modista (e ingeniera, para que luego digan que sus diseños no se sostienen) no le faltan ni el prestigio ni el reconocimiento  dentro y fuera de sus fronteras, por lo que resulta muy de agradecer que continúe buscando formas con las que poder dotar al mundo de un poquito más de color.

Ya estáis al corriente. Siempre se puede esgrimir algún motivo para visitar París, pero, por si fueran pocos, ya tenéis uno más.

A bientôt mes amis.

lunes, 8 de abril de 2013

Servidora.



Circunstancia indescifrable
sirve de asiento a un empeño
que apuesta por unos dones
difícilmente entendidos.

Ondean claras enseñas
como pendones cautivos
en manos de quien conquista
territorios prometidos.

Y en el cenit de un instante,
en el saber de una esencia,
surge de un fuego vivo
la verdad liberadora.

No está sujeta a un talante,
una ciencia o un capricho.
La respuesta es más sencilla:
”quieres ser mi servidora”.


domingo, 7 de abril de 2013

Paréntesis.



Sé que he sido muy desconsiderado con todos vosotros por haber descuidado los asuntos de esta ciudad y por haberos tenido desinformados con respecto a las vicisitudes que han motivado mi ausencia, aunque supongo que os haréis cargo de que; en la vida de cualquier persona; no viene a ser muy prudente que todo gire en torno a un blog. Cuestiones más inmediatas y, para mi, mucho más importantes, han estado reclamando mi atención y a ellas se debe mi repentino silencio.

También sé que a más de uno no le habrá cogido por sorpresa pues, sin duda, conoce lo suficiente para intuir los derroteros por los cuales se rigen mis pasos. Pero ello no puede servir de excusa. Durante este tiempo, he dejado que la incertidumbre poblara de oscuridad las callejas de esta urbe y no quisiera que tal cosa fuera interpretada como un desinterés por mi parte. Todos cuantos gustáis de acercaros por aquí merecéis que os haga llegar mis disculpas, así como mi más sincero agradecimiento por la paciencia que, estoicamente, habéis demostrado.

No es que me arrepienta de haber estado empleando mis horas en otros menesteres; resultaba de justicia a la par que placentero; pero como suele decirse: “lo cortés no quita lo valiente”.

Tan solo deciros que retomo las riendas de esta casa, que es la vuestra, con renovado ímpetu y que, desde ya mismo, me pondré las pilas para continuar ofreciéndoos aquello a lo que ya estáis acostumbrados y alguna que otra cosilla que me guardo en la manga.

Un saludo a todos y gracias por vuestra fidelidad.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...