Embajadas.

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

lunes, 30 de septiembre de 2013

A vueltas con el sexismo.


Una vez más; en este reducto entre el mar y las montañas que es Asturias; se vuelve a generar una intensa polémica en torno al uso que se puede o no se puede hacer de la imagen femenina.

En esta ocasión todo gira alrededor de la instantánea que encabeza este post  y que, como bien podéis observar, ha sido la elegida para promocionar los actos de la Noche Blanca que tendrán lugar en Oviedo este próximo fin de semana. Como no podía ser de otro modo, las voces de determinados grupos feministas se han alzado; con fervor cuasi- inquisitorial; a denunciar el uso “sexista” de la figura femenina que se esconde tras esta composición fotográfica. Concretamente, desde “Abogadas para la Igualdad” y la Asociación contra la Violencia de Género “Maeve”, se ha hecho llegar una queja formal al Instituto Asturiano de la Mujer, así como al Ayuntamiento y a la Universidad de Oviedo, donde se manifiesta lo siguiente: la fotografía en cuestión, a su entender, “supone el uso y el abuso del cuerpo femenino desnudo como imagen estereotipada para cualquier menester, y en un alarde de machismo anacrónico, se presenta a la mujer sin cabeza, despersonalizada en una expresión penosa de cosificación”. Bien, ante este ejercicio de opinión descafeinada yo voy a permitirme el lujo de hacer otro tanto, valorando este comunicado desde fuera y bajo mi único y exclusivo punto de vista. Pero no me voy a alargar demasiado, sencillamente voy a centrarme en un aspecto que se desprende de estas palabras: me llama poderosamente la atención el contraste que existe entre el lenguaje, culto y fluido, usado para emitir este comunicado y la rigidez y escasez de miras que reflejan las ideas en él contenidas. Punto.

Como (no puedo evitarlo) este tipo de exabruptos gratuitos tienden a incomodarme (por decirlo suavemente) sobremanera, decidí informarme un poquito más acerca del origen y la intención de la campaña de marketing a la cual pertenece esta imagen y ver, así, si resulta merecedora de protagonizar tamaña controversia. La fotografía en cuestión; en la que la modelo Vanessa Lanza posa para el artista José Ferrero; forma, junto a otras cuatro instantáneas, una especie de serie alegórica sobre las distintas fases de la luna. Después de haber visualizado las cinco, creo que ha resultado todo un acierto; tanto por motivos de composición como por otros de calidad estética; que los responsables de esta campaña se hayan decantado por la que, finalmente, sirve de fondo a este cartel.

Sobre esto, un par de apuntes: primero. De esas cinco fotos, tres están protagonizadas por modelos masculinos y las dos restantes por modelos femeninas. ¿Habría que buscar también en este hecho algún signo discriminatorio? Y, segundo. Entre todas las personas a las que el autor pidió su opinión acerca de cuál sería la que más se acercaba a plasmar la idea pretendida, se pudo constatar una predilección mayoritaria por la que, a la postre, resultaría elegida. (Un pequeño inciso por si alguien pudiera albergar alguna duda: cuando he dicho “personas” me refiero, por supuesto, tanto a hombres como a mujeres).

La propia modelo, que ha prestado su cuerpo para esta iniciativa, no ha dudado en afirmar: "Estoy orgullosa de mi trabajo y criticarlo resulta retrógrado”, además de aclarar: “…carece de cualquier insinuación machista”.

Por otra parte, el autor; comprensiblemente molesto; a puesto de relieve una realidad incontestable: “Existe mucho más sexismo en la balda de un supermercado llena de fotos de chicas desnudas anunciando un gel o un champú”.


Ciertamente, estamos asistiendo a un aumento más que notable en la adhesión de ciertos postulados y visiones partidistas por parte de determinados grupos de opinión. Pero lo malo del asunto no reside en ese hecho, si no en la pretensión que tienen dichos “grupos” de imponer su criterio por encima del de los demás. Desde hace milenios, existen infinidad de manifestaciones artísticas donde se ha echado mano del recurso de la desnudez y no por ello puede decirse que detrás de todas y cada una de ellas exista una intención sexual o, tan siquiera, erótica; aunque, claro, todo depende del color del cristal con que se mira. Un ejemplo. ¿Qué pensaríais de mí si, así porque sí, emprendiera una cruzada para que se impidiera mostrar en público el David de Miguel Ángel; así como cualquier reproducción del mismo? ¿No os parecería absurdo que alguien, a estas alturas de la historia, empleara su tiempo en una cuestión tan intrascendente? Pero, claro, pobre de mí, haced un esfuerzo por entenderme, como hombre me siento tan humillado y herido al ver como se exhiben tan impunemente los atributos de la masculinidad… Seamos serios ¿A que no se trata de eso, verdad? Entonces, ¿por qué tanto revuelo en el caso que nos ocupa?

Por fortuna, no todas las agrupaciones feministas persiguen una igualdad tan subjetiva como la que parecen predicar desde “Maeve”. Buena muestra de ello son las declaraciones que, al respecto de esta polémica, ha realizado Paloma Uría del colectivo “Otras voces feministas”: Es una fotografía bonita que no tendría porqué ofender a nadie. En todo caso [a mí]  me da envidia el maravilloso torso de mujer que muestra, similar a una Venus. Ya es hora de dejar de tener miedo a exhibir el cuerpo y preocuparse por cosa más importantes, como la igualdad salarial, la Ley de Dependencia o la reforma del aborto. No debemos perder el norte ni pasarnos de frenada en temas de género”.

Por mi parte, y ya para terminar, decir que mi opinión sobre este tema ya ha quedado reflejada en entradas anteriores como “Día internacional de la hipocresía” o “El reverso de la moneda”, y que; si de lo que se trata es de dejarse guiar por cantos de sirena; resulta bastante sencillo dedicarse al antiguo arte de mirarse al ombligo mientras desvirtuamos el fondo de las cuestiones a fin de llevarlas a nuestro terreno.

Un saludo “igualitario” para todo el mundo.


domingo, 29 de septiembre de 2013

Pereza.


La pereza, es decir, la pasión por la inacción, tiene una ventaja que la ayuda a triunfar sobre el resto de las pasiones: “No exige nada”.


Jaime Luciano Balmes. (Sacerdote y filósofo español)


viernes, 27 de septiembre de 2013

In the sofá.


Parece ser que, en la ludoteca, le han cogido el “gustillo” a eso de realizar campañas de concienciación. La pasada semana hicieron hincapié en la necesidad de prestar atención a nuestro entorno y en esta quieren avisarnos sobre los riesgos que conlleva caer en el sedentarismo. A tal efecto, han tomado como ejemplo la figura del sofá; uno de los más claros exponentes del “apalancamiento” que podemos encontrar en nuestros hogares; para ilustrar los prejuicios de relajarse en exceso.

Del sofá se dice que puede llegar a adquirir la capacidad de atrapar a sus usuarios y absorber sus energías como si el espíritu de algún vampiro  se hubiera reencarnado en forma de tresillo. Puede que esto resulte un tanto exagerado dicho así, pero, en la práctica, son muchos los indicios que vendrían a confirmar esta teoría. De hecho, en la “ludo”, han realizado un pequeño experimento para comprobar la validez de tales argumentos. Recuperando a “Gateto” (¿lo recordáis?) del baúl del olvido, han realizado un pequeño ensayo para comprobar hasta qué punto puede afectar el uso continuado de esa pieza de mobiliario a la que le están dando tan mala prensa. Los resultados no han podido ser más concluyentes: aumento de peso, pérdida de la flexibilidad y tono muscular así como aparición de dolores articulares, desgana generalizada y un largo etcétera de contraindicaciones.


Por todo ello, y en vista de tan poco halagüeñas conclusiones, lo que nos recomiendan es hacer un uso lo más comedido posible de este recurso o, mejor aún, prescindir directamente de él. Yo no comparto su opinión pues, para empezar, creo que sus métodos de análisis adolecen de una evidente falta criterio además de contar con un espectro de variables muy reducido. No se han planteado que los efectos perniciosos que han detectado en el trascurso de sus investigaciones puedan deberse más al mal uso que se hace de los sofás que a la propia naturaleza de estos. Sin tener que esforzarme demasiado, se me ocurren varias formas de dar una utilidad bien distinta a estas piezas tan comunes (y, por otro lado, necesarias) de nuestro mobiliario. Con solo decantarse por una de ellas ya podremos contar con un amplio abanico de posibilidades que nos ayudaran a no caer en la molicie o la apatía. Sirvan un par de ejemplos:



No digo que estas sean las únicas formas de darle un uso alternativo a nuestros sofás, pero creo que me entenderéis cuando afirmo que la imaginación de cada uno nos suele llevar por sus propios derroteros.

Feliz finde para todos y…, lo dicho: no seáis perezosos.


martes, 24 de septiembre de 2013

Hablando en silencio.


Hay personas que, aun guardando silencio, resultan mucho más interesantes que el mejor de los oradores.

Benjamin Disraeli. (Político y escritor británico)




domingo, 22 de septiembre de 2013

Sacramento.


Todo credo tiene sus dogmas,
todo culto tiene sus ritos;
¿y tú…, devota creyente,
cuál  es la fe que predicas?

¿Hacia qué deidad apelas
cuando las luces se apagan
y te desprendes de poses
que por el día te lastran?

Piadosas son las palabras
que elevas hacia los cielos
suplicando un paraíso
de formas insospechadas.

Y mientras te veo, postrada,
concentrada con tus rezos,
pienso en las penitencias
que llevan en sí el pecado.

La expiación ya se dibuja
sobre esa piel sonrosada
que reclama consagrarse
mediante afán convencido.

Luego vendrán los impíos
a imponerte sus doctrinas,
a señalar con el dedo
y a validar las mentiras.

Pero tú lo ves muy claro
y conoces por ti misma
ese fuego liberado
que, al sentirlo, da la vida.



viernes, 20 de septiembre de 2013

No bajes la guardia.


Esta semana desde la ludoteca; en lugar de ofrecernos una alternativa de ocio o relax, tal y como nos tiene acostumbrados; parecen empeñados en llamar nuestra atención sobre un hecho que, a su juicio, reviste una gran relevancia y sobre el que no solemos fijarnos demasiado.

Sucede que; tras el merecido descanso que algunos hemos tenido la suerte de disfrutar durante el estío; cuando retomamos nuestros quehaceres habituales, nos cuesta un poquito recuperar el ritmo que teníamos antes de irnos de vacaciones. Es más. En cierto modo, continuamos un tanto desconectados de nuestra realidad cotidiana  sin que seamos capaces de determinar si este hecho constituye algún tipo de mecanismo de defensa o, más probablemente, se deba a pura y simple pereza. Sea como fuere, tal estado puede conllevar ciertos riesgos y es esta circunstancia la que parece estar llenando de inquietud a nuestros amigos de la “ludo”.

En ese sentido, su más encendido interés (al menos por el momento) parece centrado en hacer hincapié sobre la necesidad de recuperar la normalidad a la mayor brevedad posible, así como en extremar la precaución en todas las acciones que realicemos a fin de evitar descuidos propios o padecer los ajenos.


En este tiempo de transición en que cada año nos vemos inmersos, los peligros nos acechan por doquier incluso en las cuestiones más triviales. Tal vez eso sea lo que provoca entre todos los integrantes lúdicos tan exacerbada inquietud y lo que les induzca a  posicionarse de una forma bastante radical respecto a este tema en concreto (creo que ya están empezando a ser  “más papistas que el Papa”). Ved si no la advertencia que me han estado sugiriendo con insistencia y que consideran “imprescindible” para esta ciudad dado su carácter un tanto ambiguo, a caballo entre lo lúbrico y lo virtual.


La verdad es que, como también suele ocurrir con bastante frecuencia, esta gente termina desconcertándome y no sé muy bien a donde pretenden llegar en realidad. Todo será hacerles, al menos, algo de caso, no vaya a ser que tenga razón después de todo y terminen echándonoslo en cara.

Un feliz finde para todos y…, lo dicho: ¡¡cuidadín!!




miércoles, 18 de septiembre de 2013

Apuntes sobre el optimismo.



Cuando consigas que tu propia mente trabaje en tu favor, poco a poco, irás adquiriendo la facultad de no derrumbarte cuando las cosas se tuerzan.

Wayne W. Dyer. (Escritor norteamericano)





Soy optimista respecto al futuro del pesimismo.

Jean Rostand. (Escritor, filósofo y biólogo francés)




lunes, 16 de septiembre de 2013

Excesos de confianza.


Bien está el conocerse
y valorarse seguros
las propias capacidades
sin obrar con disimulos.
Mas…, conviene ser prudente
y no pasarse de listo
para después disculparse
con un simple: “me despisto”.

Aunque la escusa sea buena
no podemos olvidar
que está en mano de cualquiera
la opción de poderla emplear.
Por si esto fuera poco
conviene tener presente
que los excesos de arrojo
acaban en accidente.

Y es que…
por muchos “giros”
que queramos emplear
siempre aparece alguien
que no se deja engañar.
Llegará, pues, el castigo;
la sanción bien merecida;
contrapartida a una falta
de suficiencia crecida.




viernes, 13 de septiembre de 2013

Papis estresados.


Recién iniciado el nuevo curso escolar, son muchas las mamis y los papis que respiran aliviados por poder dejar a sus retoños unas horitas ocupados en el cole. Lo cierto es que los niños son adorables pero, en honor a la verdad, a veces tienden a ser demasiado absorbentes. Durante los periodos vacacionales, este hecho, resulta aún más evidente y…, claro, en ocasiones, surge algún que otro conflicto.

Para que en futuros estíos no vuelvan a repetirse circunstancias de ese estilo desde la ludoteca se están empleando a fondo para dar con la solución a ese eterno problema: ¿qué hacer con los niños a fin de que…, por un lado no se aburran y por el otro no nos aburran a nosotros?

En el departamento de desarrollo lúdico infantil se han volcado en la cuestión y ha llegado a la conclusión de que la mejor forma de evitar que los más pequeños estén reclamando constantemente la atención de sus progenitores es conseguir que sus mecanismos de interactuación deriven hacia otro tipo de cuestiones. En ese sentido, algunas actividades que pueden realizarse con animales domésticos resultan muy útiles además de constituir un estímulo bastante conveniente de cara a desarrollar algunas capacidades cognitivas.

Ahora bien. La elección de un espécimen adecuado juega un papel muy importante  para lograr el propósito que nuestros chicos pretenden. Nada de dóciles mascota o tiernos cachorritos. Lo que interesa es que sean capaces de desarrollar unas potentes capacidades físicas; nuestros niños necesitan de compañeros de juegos que les planteen unos retos que puedan estar a su altura.


Sobre el papel todo esto suena muy bien, hasta, incluso, parece razonable viniendo de quien viene; pero el problema surge durante la aplicación práctica de estas teorías. La idea que tienen en la ludoteca respecto a que debe ser considero como un “reto” difiere un tanto de la que solemos tener los demás. Por lo que he podido ver hasta ahora, no creo que muchos padres se presten a que sus hijos se vean expuestos a esta arriesgada terapia y, aún en el caso de que sí lo hicieran, no creo que sus vástagos se mostraran excesivamente entusiasmados después de haberla probado.

Feliz finde a todos y no seáis demasiado exigentes con la gente menuda.


domingo, 8 de septiembre de 2013

Bocatto di cardinale.


La mujer es un manjar digno de los dioses…, cuando no lo cocina él diablo.

Willian Shakespeare. (Escritor y dramaturgo inglés)


viernes, 6 de septiembre de 2013

Vuelta al cole.


Bueno amigos. Se acabó lo que se daba. Toca volver a la rutina y recuperar muchos de los hábitos que han permanecido en suspenso; o notablemente aletargados; durante los meses estivales.

Pero… no solo eso. El fin del verano también trae consigo la aparición de un determinado tipo de comportamientos que se acentúan, y mucho, precisamente en esta época. Falta de concentración, apatía, conducta errática y algún que otro brote psicótico; o, resumiendo, síndrome postvacacional en su forma más cruel y desoladora.


Aunque, ojo; también podemos encontrarnos con individuos que parecen haber logrado cumplir adecuadamente con el objetivo primordial de unas buenas vacaciones: descansar y recargar las baterías para poder hacer frente a los retos que se nos presenten en este nuevo curso. No os creáis, también esto puede traer consigo algunas contraindicaciones pues hay quienes; en un exceso de celo; se han preparado demasiado a fondo y…, claro, en ocasiones, cuesta un poquito calibrar esas ganas y ese afán de superación.


A nuestros amigos de la ludoteca también les ha llegado el momento de retomar sus viejas costumbres, aunque, en su caso, eso suponga recaer en ese frenético descontrol al que ya nos tenían acostumbrados. Lo cierto es que se lo han estado currando bastante bien durante mis ausencias y, ahora, lo que toca, es volver a la “normalidad” (en el sentido que ellos dan a esa palabra, por supuesto).


Como podéis apreciar, también ellos nos vienen con un grado de motivación, confianza e insensatez bastante alto; lo cual me hace pensar: que no nos pase “na”.

Un muy, muy feliz finde y ánimo durante el obligado regreso.




miércoles, 4 de septiembre de 2013

La creyente escéptica.


No confiaba su suerte
a los matices dudosos
que constituyen ornato
de fábulas infantiles.
Ni hadas, duendes o magos
pueden darse por seguros;
poderosos en su mundo
en este son prescindibles.

Nunca fue dada al suspiro
que brota de entre amoríos
ni a confusas ilusiones
tan endebles como nubes.
No se adhería a la idea
de un sentir inmaculado
que, entre besos y caricias,
fuera a ofrecerle sus luces.

Jamás ni por un momento
le pareció razonable
el proyecto de una entrega
con tan extrañas virtudes.
¿Cómo podría un tormento,
sostenido en perversiones,
arraigar firme en su seno
tan evidentes verdades?

Sin creer, ella intentaba
dar con la piedra de toque
que rebelara certezas
entre sus tribulaciones.
Mas, de esto, aprendió algo
que, a la postre, fue muy útil:
”NO NECESITAS CREENCIAS
CUANDO VIVES REALIDADES”.



lunes, 2 de septiembre de 2013

Un repaso al bagaje.


Todo pasa y retorna, constantemente gira el ser en su rueda. Todo muere, todo renace y eternamente se desarrolla el tiempo del ser. Todo se rompe, todo se reconstruye y, sin descanso, se va conformando la morada que ese ser habita.

Friedrich Nietzsche. (Filósofo alemán)



Todo un premio a la constancia.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...