Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

sábado, 25 de enero de 2014

El tiempo entre ataduras.


Enajenada de un mundo
contradictorio y dañino;
llámalo “azar” o “el destino;
te hice cautiva en mis brazos.

Hilvanando la costura
con recia soga bien tensa;
sujetada tu ventura
por acerada cadena.

Tus ojos, justos, vendados
a éticas desabridas
pues ponen muchos reparos
con su moral distraída.

De tus labios impedidos;
no emiten palabra alguna;
se escaparán los gemidos
que revelen tú fortuna.

Tus manos; a su pesar;
aprenden a estar ociosas
aferradas a un compás
que otras manos elaboran.

Por tú piel incandescente
una corriente se instala
para insuflar a tus miembros
lo que este amor les depara.

De oquedades, antes frías,
brota el rubor que te empapa
discurriendo por tus muslos
con languidez estudiada.

Todo tú cuerpo al servicio
de un ansia de tinte oscuro
y en tu mente…, paraísos
que se nutren extramuros.



2 comentarios:

  1. Mi Señor, es tan bello y me hace sentir tan especial que no seré capaz de transmitirte ahora en palabras todo cuanto siento, pero tampoco quiero dejar pasar este momento en que incide en mi de forma tan intensa...

    Necesitaba y hoy aun mas estar a Ti atada, antes desconocía todo cuanto ahí acontecía pero hoy, con probada cadena de Tu mano quiero seguir sintiéndola... su roce, su firmeza, su seguridad, su guia, ...sin importarme la incomprension que habita fuera de Ti, porque gracias al tiempo entre ataduras sé quien soy y quien quiero seguir siendo, mientras Tu, mi Dueño y Señor, seas feliz con mi compañía y mi servicio...pues yo lo soy...
    Siento dejar aquí mi emoción pero también es Tuya...
    Besines
    A Tus pies

    ResponderEliminar
  2. Si cuando dices que lo sientes, mi dulce sierva, es porque en ti se agolpan las emociones que te transmite tu convencida y abnegada entrega, entonces, nada me hace más feliz. Si por el contrario, ese "lo siento", lo formulas a modo disculpa..., decirte que nada tienes que disculpar en ese sentido. Aquello que surge de ti me pertenece; yo lo estimulo y lo provoco; no tienes que mortificarte por ofrecerme lo que ya es mio.

    Un beso y un azote, dulce dana.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...