Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

miércoles, 26 de agosto de 2015

Didáctica.





De todas la ciencias sabidas
que es posible cultivar,
tal vez, la más difícil de todas
sea la de hacerse entender.
Ni la química y sus elementos,
ni los usos de un lenguaje,
ni el saber en medicina
o el cálculo y sus variables.

Todas ellas; y otras muchas;
habrán de ser aprendidas
y que alguien nos las muestre
y nos las haga sencillas.
Todo es complejo en esencia;
todo  depende del caso;
y es difícil dar respuestas
con un perfil acertado.

La experiencia es el remedio
que erradica la ignorancia,
aunque muchos no la escuchen
al creerse insuperables.
Es aquí donde el didacta
se enfrenta a un terrible entuerto
y entre sus muchos escollos
ha de añadir otro nuevo.

Se precisa de palabra,
buen ejemplo y gran aplomo;
pero…, con todo y con eso,
casi siempre cunde poco.
Por eso rindo homenaje
a tan ingrata tarea
que, aunque siempre necesaria,
tan pocas veces compensa.

Y aprovecho, de igual modo,
a hacer notar que… hay momentos
en los cuales se desvelan
las virtudes del maestro
y el beneficio que obtiene
al reflejarse en los otros
y ver que sus enseñanzas
no caerán en saco roto.



1 comentario:

  1. Complicada tarea sin duda la de traspasar conocimientos, la de hacer que alguien que no lo ha vivido entienda de antemano lo que queremos expresar, y por eso es tan necesario el deseo de aprender, las ansias por conocer aquello que se esfuerzan en mostrarnos y, sobretodo, la confianza en quien pretende instruir, pues sin ella nada se logra.

    Nunca he servido demasiado para enseñar y tampoco sirvo demasiado para aprender pero precisamente por eso valoro tanto esa tarea, pues la considero ingrata, aunque también es cierto que cuando se disfrutan los frutos del aprendizaje se siente un tremendo orgullo por todas las partes, y entonces, sientes que el esfuerzo aplicado vale la pena.

    Pocas veces te he agradecido las ganas que Tu pones en mi enseñanza, lo mucho que te implicas y la ilusión que sigues poniendo en este quehacer a diario, y éste creo que es un momento ideal, aprovechando este precioso texto para darte las gracias por Tu inmensa paciencia y pedirte perdón por tantas veces como esas enseñanzas no han dado los frutos que merecían.

    Cuanto adoro Tus palabras!

    Besines dulces
    A Tus pies

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...