Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

viernes, 18 de diciembre de 2015

Omphalos.





Entre los múltiples escenarios de interés que ofrece Qarpatia existe uno especialmente emblemático. Se trata de la conocida como “Place Omphalia”, lugar en el que los qarpadios sitúan su simbólico “kilómetro cero” y en el cual se yergue también el “Panteón de la Memoria”, otro edificio con un importante peso en su identidad colectiva.

Aunque, en parte, el nombre que le dan a ese enclave puede llevar a equívocos (más que una plaza, habría que considerarlo como un parque), por otro lado lleva implícitas ciertas connotaciones que le confieren un sentido especial. Más o menos en el centro de ese espacio se alza un sencillo templete de estilo neoclásico que alberga en su piso interior un mosaico que parece remitirnos al ancestral “Omphalos”.

La palabra omphalos (termino griego que significa ombligo) sirve, a su vez, para hacer referencia a una piedra labrada estrechamente ligada al oráculo de Delfos que se encontraba enmarcado en un templo dedicado a Apolo en las faldas del monte Parnaso y de la cual se decía que había sido depositada en la tierra por el propio Zeus para indicar el lugar exacto donde se encontraba el centro (ombligo) del mundo.

Resulta evidente la significación que los antiguos griegos daban a aquel asentamiento, y es que; para ellos, en un determinado momento de su historia; aquel lugar vino a representar el centro neurálgico de su propio universo.


Que los qarpadios hayan querido emular de alguna manera este concepto; dotándolo, además, de cierto simbolismo geográfico; pudiera parecer un tanto pretencioso. Pero, por otro lado, también es cierto que cuentan con cierta legitimación para localizar donde consideren oportuno el centro de su propio mundo (entendido este como el espacio físico en cual queda englobado su propio orden social) del mismo modo en que, siglos atrás, hicieron los antiguos habitantes de la Hélade.


4 comentarios:

  1. Un centro lugar de encuentro, donde se puede disfrutar de actividades al aire libre y deleitarse con el paisaje y con todos aquellos que coincidan en ese preciso momento.

    Cruce de miradas que quizas inicien una historia, paseos que afiancen un inicio o quizás actividades Qarpadias que siempre te dejan con anhelo de más...puedo imaginar cualquiera de esas situaciones y muchas otras que dotan de vida a este precioso enclave.

    Un punto central, un ombligo o un corazon desde donde vivir y sentir como suele ser posible sólo en esta tierra que poco a poco nos descubres.

    Me encanta ir conociendo, ir labrando en mi mente como este lugar me enamora cada día mas...como Tu.

    Feliz noche
    Besines dulces
    A Tus pies

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues... el único requisito para alcanzar tu objetivo es no descuidar nunca la atención para que, así, ningún detalle se nos escape y poder deleitarnos de todo lo que esconde ese entorno de visos tan infrecuentes.

      Un beso y un azote, mi dulce y "vigilante" sierva.

      Eliminar
  2. Conozco un sitio muy, muy parecido al de la foto...

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no resulta nada extraño, Misthyka. Qarpadia está presente en más sitios de los que pudieras imaginarte. Pero, sobre todo, suele encontrarse en nuestra mirada cuando es nuestro deseo imprimir sobre ella el enfoque adecuado.

      Saludos cómplices.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...