Embajadas.

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

jueves, 31 de diciembre de 2015

Mudando el calendario.





Pero… ¿¡cómo!? ¿Aún no estáis preparados para despedir el año? ¡¡Venga que ya quedan pocas horas!!


Desde esta ciudad os deseamos a todos un feliz y próspero 2016.




domingo, 27 de diciembre de 2015

Rincón de Navidad.





En una época tan señalada como esta, cabía esperar que terminara apareciendo por aquí un rincón de estas características, así que… ¿para qué andarse con rodeos o innecesarias explicaciones? Que el espíritu de estas fechas nos traiga esperanza y nos aporte ese toque de color que, en ocasiones, tanto echamos en falta.


Que disfrutes todos de una feliz y “navideña” jornada de domingo.



jueves, 24 de diciembre de 2015

Qhristmas.





Ya están aquí las navidades y…, como ya habréis notado, también en esta ciudad se ha visto un tanto afectado el acostumbrado orden de las cosas.

Nuestra rutina queda un tanto trastocada en estos días y, a veces (aunque la ilusión sea la nota dominante de estas fechas), también nuestra paciencia puede verse algo “perjudicada” por un “empacho” de “buenas intenciones” y una excesiva tendencia al alocado y mal disimulado nerviosismo.

Pero no quiero sonar negativo. Entre otras cosas porque, tradicionalmente, se considera que este es un buen momento para sacar lo mejor de nosotros  mismos y ofrecer a los demás aquello que más necesitan. No me estoy refiriendo a esos “bienes materiales” que, en definitiva, son los que al final terminan cobrando un mayor protagonismo.  Sobre lo que pretendo hacer hincapié es en esa capacidad que tenemos (cuando nos lo proponemos) de arrancar una simple sonrisa a los demás, de compartir un gesto de complicidad con quien tenemos a nuestro lado, de proporcionar un reconfortante abrazo a un ser querido sin tener que buscar ningún pretexto ni verse en la necesidad de apuntalarlo mediante palabras, de regalar ese aprecio silencioso que no puede verse pero que sí puede sentirse a modo de estremecimiento ascendente en la columna vertebral.

Nada de eso es caro. Es más, no es necesario pagar por ello ni un solo céntimo. Por lo tanto ese va a ser mi deseo para todos vosotros en estas navidades. Que podáis disfrutar de muchos de esos instantes (ya sea porque los proporcionéis o porque los recibáis) y que tengáis la oportunidad de sentiros en comunión y plenitud en compañía de aquellos que sentís más cercanos.

Desde esta ciudad, que es la vuestra…,



¡¡Que disfrutéis todos de unas felices y entrañables fiestas!!





miércoles, 23 de diciembre de 2015

Un sabor agridulce.




En esta entrada, antes que nada, me gustaría realizar un pequeño ejercicio de autocrítica.

Como muchos de vosotros ya sabréis, en la convocatoria para la elección de mejor blog bdsm de este año, introduje algunos cambios con la intención de facilitar el desarrollo de esta iniciativa y ampliar el abanico de opciones. En vista de la exigua participación que se ha registrado en esta ocasión (más teniendo en cuenta los números de ediciones anteriores), queda patente que no he debido de hacerlo demasiado bien. Tal vez el método escogido para que pudierais dejar reflejadas vuestras nominaciones haya resultado excesivamente farragoso (por mucho que mi intención fuera justamente la contraria), o es posible que no haya sabido darle la suficiente difusión. Realmente, no sé a qué ha obedecido la desproporcionada diferencia que ha venido a confirmar lo alejadas que estaban mis expectativas de la realidad. De haber conocido tales causas, tened por seguro que hubiera puesto todos los medios a mi alcance para que no se produjera esta situación.

Dicho lo anterior; como siempre; quedo abierto a cualquier sugerencia que tengáis a bien manifestar, y (no lo dudéis ni por un instante) que será tenida en cuenta en lo venidero.

Pasemos ahora, sin más dilación, a ver como ha quedado el recuento definitivo.


1 voto.

1 voto.

1 voto.

1 voto.

1 voto.
                       
1 voto.

1 voto.

1 voto.

4 votos.

2 votos.

1 voto.

1 voto.


A la vista de estos resultados, podéis estar convencidos de que no era esta la idea que yo tenía en mente y, sin duda, no esperaba que este blog fuera considerado merecedor de recibir, precisamente, el mismo premio que convoca. Pero debo rendirme a la evidencia, pues eso es; ni más ni menos; lo que determina el escrutinio y (a pesar de que personalmente me hubiera gustado que recayera en otros y que la baja participación de pie a que muchos piensen que el resultado no se pueda considerar como representativo) esa ha sido la opinión mayoritaria de quienes han querido dejar constancia de sus preferencias y; en honor a ellos; luciré con orgullo este galardón que han estimado oportuno concederme.

Por mi parte…, nada más. Únicamente agradeceros encarecidamente a todos los que habéis participado en esta edición del premio, vuestro interés por la iniciativa y, por otro lado, hacer extensible ese agradecimiento a todos cuantos os dejáis caer de cuando en cuando por esta ciudad y que, visibles o no, me hacéis llegar vuestro apoyo.


DE TODO CORAZÓN… MUCHÍSIMAS GRACIAS A TODOS.







Si queréis comprobar el listado de votos tal y como ha quedado reflejado en el formulario, sólo tenéis que pinchar en el siguiente enlace:



martes, 22 de diciembre de 2015

Bella y... "jundi".






Aprendemos a amar no cuando damos con la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta.


Sam Keen. (Escritor, filósofo y profesor norteamericano)





domingo, 20 de diciembre de 2015

Rincón vetusto.





Todo cuanto existe en el universo es pasajero, nada consigue escapar al inexorable paso del tiempo. Pero lo que en algunos aspectos pudiera ser entendido como una señal de esa implacable decrepitud que a todo le llega, también resulta ser una característica ligada de manera indisoluble a cualquier proceso evolutivo.

Con el discurrir de los años todo llega a su fin; pero, entre medias, se van cubriendo etapas que ayudan a imprimir un carácter y sentido determinados a todo cuanto existe.

Que algo se presente anticuado, viejo o deslucido a nuestros ojos no tiene porqué restarle necesariamente valía y, así, muchas veces nos encontramos con que… cuanto más antigua resulta una cosa, más atractiva nos parece.

Con el rincón que hoy he querido mostraros sucede un poco lo mismo; pues, si bien parece haber perdido gran parte de su lustre original, no por ello se nos antoja obsoleto o exento de encanto. A veces, cuando algo parece que ha dejado atrás sus mejores días, es justamente cuando está a punto de comenzarlos.

Que disfrutéis todos de una feliz y, en cierto modo, “vetusta” jornada de domingo.



viernes, 18 de diciembre de 2015

Omphalos.





Entre los múltiples escenarios de interés que ofrece Qarpatia existe uno especialmente emblemático. Se trata de la conocida como “Place Omphalia”, lugar en el que los qarpadios sitúan su simbólico “kilómetro cero” y en el cual se yergue también el “Panteón de la Memoria”, otro edificio con un importante peso en su identidad colectiva.

Aunque, en parte, el nombre que le dan a ese enclave puede llevar a equívocos (más que una plaza, habría que considerarlo como un parque), por otro lado lleva implícitas ciertas connotaciones que le confieren un sentido especial. Más o menos en el centro de ese espacio se alza un sencillo templete de estilo neoclásico que alberga en su piso interior un mosaico que parece remitirnos al ancestral “Omphalos”.

La palabra omphalos (termino griego que significa ombligo) sirve, a su vez, para hacer referencia a una piedra labrada estrechamente ligada al oráculo de Delfos que se encontraba enmarcado en un templo dedicado a Apolo en las faldas del monte Parnaso y de la cual se decía que había sido depositada en la tierra por el propio Zeus para indicar el lugar exacto donde se encontraba el centro (ombligo) del mundo.

Resulta evidente la significación que los antiguos griegos daban a aquel asentamiento, y es que; para ellos, en un determinado momento de su historia; aquel lugar vino a representar el centro neurálgico de su propio universo.


Que los qarpadios hayan querido emular de alguna manera este concepto; dotándolo, además, de cierto simbolismo geográfico; pudiera parecer un tanto pretencioso. Pero, por otro lado, también es cierto que cuentan con cierta legitimación para localizar donde consideren oportuno el centro de su propio mundo (entendido este como el espacio físico en cual queda englobado su propio orden social) del mismo modo en que, siglos atrás, hicieron los antiguos habitantes de la Hélade.


miércoles, 16 de diciembre de 2015

A través de mis ojos.






A través de mis ojos se condensa
la luz invisible que desprendes
y se plasma ese efecto intuido
y por muchos deseado.

Soy reflejo amplificado
de tus tesoros ocultos
y compilo tus riquezas
bajo un foco concreto.

Obligada muchas veces
a enfrentarte a esos demonios,
que te impiden percatarte
de esa belleza que guardas,
surge nítida la imagen
de tu vital entramado.

No existe afán de eclipsarte
ni de apagar ese brillo,
pues se pretende, al contrario,
exponerlo sin tapujos;
y convertirme en la lente
que te encuadra y que te ilustra;
para que puedas verte libre
de distorsiones y sombras.




martes, 15 de diciembre de 2015

El peaje del saber.






…cuanto más sabe uno, más vulnerable se vuelve...



Morris West. (Escritor australiano)



domingo, 13 de diciembre de 2015

Rincón "osera".





Con el invierno prácticamente a las puertas, muchos ya estarán pensando en ir buscándose un lugar apropiado donde poder guarecerse de las inclemencias que (se supone) lleva aparejadas esa estación.

En esto, como en todo, seguro que existen diversidad de opiniones, pero; a buen seguro; más de uno no le haría ascos a un rincón de las características del que hoy os brindo (y más si es con vistas a “invernar” en buena compañía).


Que disfrutéis todos de una feliz y “recogida” jornada de domingo.


viernes, 11 de diciembre de 2015

Cotidianidad paralela.





Puede dar la impresión de que la vida en Qarpadia se rige por unos patrones completamente distintos a cualquiera de los que ya conocemos; aunque, de pretender despachar esta cuestión de forma tan somera eludiendo realizar una visión de conjunto, estaríamos incurriendo en una lectura excesivamente simplista.

Saltan a la vista el convencimiento y la naturalidad con que los qarpadios asumen su peculiar forma de entender la sexualidad, pero…, de ahí a creer que viven inmersos en una ininterrumpida sucesión de jornadas orgiásticas, cabe pensar que existe una notable diferencia; principalmente (seamos coherentes) porque no habría cuerpo capaz de asumir “tamañas exigencias”.

El hecho de que resulten ser “un tanto especiales” en algunos sentidos no se traduce, necesariamente, en una brecha infranqueable entre su modo de vida y los nuestros. Resultan innumerables los aspectos comunes que se manifiestan entre el día a día que se viene desarrollando en cualquier lugar del mundo y el que se da en Qarpadia (aunque, como es lógico, si nos ponemos a comparar al detalle las costumbres que imperan entre diferentes regiones, siempre aparecerán diferencias).


Obviedades a parte, sí que es verdad que resultan evidentes un buen número de particularidades en la manera que tienen de conducirse los qarpadios en el interior de sus fronteras. Pero es que, por añadidura; y salvando aquellos ejemplos más notorios e impactantes a ojos foráneos; el rutinario devenir de estas fascinantes gentes está preñado de infinidad de pequeños detalles que los distinguen y que, a un tiempo, les confieren una identidad difícilmente emulable. Muchas veces no se trata de “qué hacen” sino, más bien, de “cómo lo hacen” y es ahí donde yo creo que reside el más importante de los rasgos sobre los cuales se apuntala su sociedad.


Las labores que han de desempeñar a nivel organizativo y logístico son las mismas que pueden darse en cualquier otro sitio; y las incidencias y contratiempos a los que hacen frente, tampoco es que, en esencia, difieran mucho en relación a los del resto. Pero, conforme se va trabando un conocimiento más profundo acerca de su particular idiosincrasia, uno se va dando cuenta de que su diferencia más acusada con respecto a otras sociedades reside en el “además” que subyace bajo todos esos actos que nosotros consideramos cotidianos pero a los que ellos añaden un “plus”, una suerte de “aderezo” de su propia cosecha, un “ingrediente secreto” al que (a la postre) se debe el éxito de su fórmula.


Sé que muchos de vosotros no vais a entender esto que os cuento y que os costará horrores darle un sentido claro a mis palabras, pero no os atormentéis por esa circunstancia.  Tampoco yo hubiera sido capaz de hacerme una idea lo suficientemente objetiva de todo cuanto os he relatando de no haber estado entre ellos y haber tenido la ocasión de ser testigo de lo que he dejado  expuesto. Casi con toda seguridad, ese es el motivo por el cual Qarpadia no aparece en ningún mapa… “que muy pocos son capaces de dar crédito a su existencia”.


miércoles, 9 de diciembre de 2015

Improntas.






Entretejidos en un manto de disparidad desordenada
se configuran semblantes de muy diverso calibre;
amalgama confusa e inconexa que busca definirse.

Crisol inveterado de formas y estilos,
sentido equidistante con que se expresa las almas
proponiendo alternativas a la sustancia uniforme.

Es el fuego que reside en el seno de los cuerpos
y que nutre las carcasas con que vestimos los días,
elemento imprescindible para así dar con la clave.

Es nuestra luz distintiva; nuestra enseña, nuestra marca;
con que salimos al mundo en pos de significados
mientras buscamos un eco que devuelva nuestro grito.

Como estrellas en un frío cielo nocturno,
emitimos nuestro brillo en todas las direcciones
por si alguien nos avista y se encomienda a nosotros.

Cada cual tiene su chispa; que difieren bien del resto;
e intentamos dar un uso a ese fulgor genuino
antes de que se apague y se diluya en la noche.




martes, 8 de diciembre de 2015

El enlace inmaterial.






Es posible que las conexiones sean invisibles… pero siempre están ahí, enterradas justo debajo de la superficie.



Dan Brown. (Escritor norteamericano)



domingo, 6 de diciembre de 2015

Rincón en fuga.





En más de un sentido, el momento actual está resultando ser una época de cambios (variable en extremo, impredecible y, en ocasiones, hasta contradictoria).

Entre esa constante mutación que viene a trastocar todo cuanto nos rodea, se generan; de modo completamente aleatorio; ciertas configuraciones ambientales con un encanto especial y efímero.

Como “portales cósmicos”, a través de los cuales queda patente nuestra propia insignificancia, pueden adquirir; de forma puntual; cualidades que trascienden nuestra “esfera visual” y que los convierte en puntos de inflexión entre un antes y un después.

No se trata ya, únicamente, de un lugar que pueda ser ubicado en unas coordenadas concretas, sino que se impregna con tintes mucho más sutiles y enigmáticos que, aunque no seamos capaces de descifrar en su totalidad, pueden servir para comunicarnos un testimonio que cada cual interpretará interiormente en función a sus propios dictados.

Que disfrutéis todos de una feliz y “reveladora” jornada de domingo.




viernes, 4 de diciembre de 2015

Ni dioses ni engendros.





Muchas veces (por no decir casi todas), cuando empleo este espacio como escaparate para mostrar aquello que Qarpadia nos puede llegar a ofrecer, incurro en esa tendencia; tan asentada dentro de las actividades promocionales; de mostrar lo que, a primera vista, resulta más sugerente y atractivo.




No creáis que intento engañaros ofreciendo una imagen idílica y falseada de lo que podríais encontraros si, en algún momento, tuvierais la ocasión de desplazaros físicamente hasta estos confines. Aunque, en honor a la verdad (y por si a alguien pudiera caberle alguna duda), hay que apuntar que no todos los habitantes de esta enigmática nación son jóvenes ni lucen cuerpos esculturales.





Los qarpadios suelen otorgarle mucha importancia a su aspecto; eso es cierto; pero en lo que respecta a su imagen netamente “anatómica”, tienden a anteponer lo “saludable” a lo “estético”.





Eso no quiere decir que no sean capaces de potenciar sus atractivos, independientemente de su edad o condición, y que, además, no busquen imprimir un cierto toque de elegancia incluso en aquellos contextos que pudieran parecernos más cotidianos.




¿Pensáis, acaso, que esta “vecindad” habría de perder parte de sus encantos tras haberos dicho esto? o ¿creéis, por el contrario, que habrá ganado alguno más? 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...