Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

viernes, 30 de diciembre de 2016

De punta en blanco.





Si la memoria no me falla, creo que ya he hecho constar en alguna ocasión mi escasa inclinación hacia los fastos de orden colectivo y las  celebraciones con tendencia a convertirse en acontecimientos multitudinarios.

Pese a ello; en virtud al cometido divulgador con el que estoy involucrado y al insistente requerimiento que se me ha venido haciendo para que cubra los festejos que, con motivo del año nuevo, se oficiaran en la bulliciosa Qarpatia; no me ha quedado más remedio que plegarme a la demanda de las autoridades de “la ciudad tras el sol”  y mentalizarme para desarrollar la labor, por la cual he sido invitado a conocer estas tierras, del la mejor forma posible.


Independientemente del resultado de mis pesquisas, podéis estar seguros de que os mantendré puntualmente informados; y…, ya que con toda seguridad voy a estar bastante ocupado durante estos próximos días, aprovechar para desearos a todos una feliz entrada en el 2017.



miércoles, 28 de diciembre de 2016

Valores cruzados.







Siempre hay algo;
un atisbo quizás;
que nos confiere la chispa
que conduce al acierto.

Sea genética, cultura
o memoria colectiva,
hay un instinto instalado
que nos dicta lo correcto.

Parece que nos asuste
la discusión constructiva
y preferimos quedarnos
con anticuados prejuicios.

Todos seremos culpables
de mirar para otro lado
cuando, siendo tan cercano,
lo oportuno es bien sencillo.

En el crisol del contexto
de nuestra escala de grises
es donde habita ese impulso
que no entiende de fronteras

La diferencia es la salsa
que da sabor a la vida
y no la excusa accesible
de quienes alzan barreras.

En el fondo hay una pizca
de los demás en nosotros
y…, si aprendemos a verla,
lo que restaba se suma.

De ese mental intercambio
ha de brotar la empatía
que al estudiarse en los otros
desterrará toda duda.








martes, 27 de diciembre de 2016

Literatura profética.






Leer es encontrar algo que va a existir.




Italo Calvino. (Escritor italiano)


domingo, 25 de diciembre de 2016

Rincón para un 25 de diciembre.





Seguro que muchos de vosotros ya esperabais que, en el día de hoy, nuestra sección dominical fuera a estar presidida por un rincón de, más o menos, estas características. No me negaréis que la ocasión no podría resultar más propicia, así que…, independientemente de cuál haya sido el entorno escogido por cada uno de vosotros para conmemorar esta fecha, que disfrutéis todos de una feliz, y “navideña”, jornada de domingo.


viernes, 23 de diciembre de 2016

Pascuas qarpadias.





Ya os he comentado en algún momento que, a pesar de contar con una nutrida variedad de celebraciones propias, la gente qarpadia no suele mostrarse excesivamente escrupulosa con aquellas otras conmemoraciones que les llegan de afuera. Que un significativo porcentaje de su población tenga un origen foráneo ya ayuda bastante a entender este fenómeno; pero…, cuando ya se lleva cierto tiempo conviviendo con ellos, termina uno por darse cuenta de que no necesitan de demasiados pretextos para adherirse a cualquier clase de efeméride susceptible de ser festejada.




La navidad no constituye para ellos una excepción en este sentido y, aunque sea despojándola de sus sentido más religioso, continua conservando por estos lares buena parte de su iconografía y espiritualidad (si se me permite el empleo de este término) tan presente en buena parte del planeta. Por ello, en estos días, no es extraño ver por aquí las coloridas luminarias que inundan las calles de fantasía durante las frías noches de adviento; ni, tampoco, encontrarse con el consabido abeto navideño ocupando un lugar de preferencia en muchas residencias. Entre los qarpadios, este periodo también resulta especialmente pródigo en lo que a intercambio de obsequios se refiere; aunque…, como sin duda ya habréis imaginado, tienden a ser de naturaleza bien distinta a la que solemos estar acostumbrados.




No obstante, la mayor diferencia en la forma de encarar esta festividad en relación a otros lugares tal vez estribe en la utilidad última que, a través de ella, se espera obtener. Así como en otros sitios la esencia de estos días parece estar marcada (aunque, en ocasiones, se manifieste de manera un tanto hipócrita) por los deseos de paz y hermandad, las acciones caritativas y una especie de bondad sobrevenida; en Qarpadia, estas jornadas, se tienden a emplear como una suerte de “periodo preparatorio”. Preparatorio… ¿para qué? – os preguntaréis. Pues bien. Quizás inspirándose en uno de los aspectos esenciales de la natividad como es el advenimiento (en este caso del mesías), y entroncando un poco con esos recurrentes propósitos que muchos solemos hacernos de cara al año nuevo, los qarpadios parecen haber llegado a la conclusión de que la mejor forma de disponerse adecuadamente para lo que está por venir es planificar con algo de esmero, y una cierta antelación, aquellas actividades que sabemos que habrán de acometerse. Por todo ello, durante estas semanas, aprovechan para realizar una especie de ejercicio de autoevaluación; tanto a nivel personal como colectivo; con el fin de depurar los posibles errores que pudieran haberse cometido durante el año que está a punto de expirar e incidir, en la medida de lo posible, sobre todo aquello en lo que exista un cierto margen de mejora.




Este planteamiento puede parecer un tanto contradictorio habida cuenta del insistente empeño que muestran los qarpadios por vivir el momento en plenitud. Pero, como ellos mismos suelen apuntar con frecuencia…, “para poder gozar del momento sin agobios no resulta conveniente fiarlo todo a la improvisación”.

Compartáis o no tan compleja filosofía, quiero aprovechar para desearos a todos unas muy felices fiestas y; como no podría ser de otro modo; un fecundo, próspero y apasionante año nuevo.






QUE DISFRUTÉIS A TOPE Y EN LA MEJOR COMPAÑÍA DE ESTAS NAVIDADES.



miércoles, 21 de diciembre de 2016

Píldoras.





Intentando burlar
las barreras invisibles,
que al abrigo del tedio
paralizan la esperanza,
a los ojos del alma
se asoman tantos remedios
como males nos afligen
por muy diferentes causas.

Horas plenas de nada,
rutinarias y vacías,
desmoronan los anhelos
que ocultamos en silencio
y en la insomne madrugada,
en vez de hallar el descanso,
vienen a atormentarnos
por nuestra vil cobardía.

Sabemos bien que queremos,
mas la pereza nos frena
ofreciendo mil excusas
para ir saliendo del paso
y…, aceptando sus placebos,
sucedáneos sin sustancia,
nos rendimos renunciando
a todo en lo que creemos.

No aceptemos las migajas
que como lujos nos brindan
y acometamos la empresa
que cada cual tiene en mente,
sin vehemencia pero firmes,
sin olvidar ser prudentes,
pero siempre construyendo
sin que otros intermedien.



martes, 20 de diciembre de 2016

No falta razón.





Nunca se alcanza la verdad absoluta, aunque tampoco se suele estar totalmente alejado de ella.


Aristóteles. (Filósofo griego)



domingo, 18 de diciembre de 2016

Rincón crepuscular.






Lecturas ligeras bajo la menguante luz del astro que tenemos designado, mecidas las páginas por una suave y fría brisa del norte, escuchamos a las aves ir rebajando su bullicioso parloteo mientras la cercana lumbre, que oportunamente hemos prendido, hace de faro y de abrigo ante la inminente penumbra.


Que disfrutéis todos de una feliz, y “gratamente lánguida”, jornada de domingo.


viernes, 16 de diciembre de 2016

Galerna.





Muchas veces; en el momento de abordar ciertos temas, describir a determinadas personas o (como en el caso que nos ocupa) lanzar reseñas sobre un lugar en concreto; se tienden a poner de relieve las virtudes que atesora, obviando, de manera más o menos consciente, aquellos otros aspectos que se nos antojan más negativos. Con frecuencia, las cuestiones sobre las que solemos ocuparnos son las mismas hacia las que sentimos una cierta inclinación previa y…, espoleados por esa especie de simpatía inicial, procuramos pasar por alto sus aspectos menos amables.

En mis crónicas, puede dar la impresión que Qarpadia es un entorno idílico y paradisíaco donde todo parece estar dispuesto de tal manera que resulta posible disfrutar de una ininterrumpida placidez. Pero…, en mi periplo a lo largo y ancho de la “nación invisible”, no todas las instantáneas que voy recogiendo pueden calificarse como “de postal”. Ved sino cómo se las gastaban los elementos esta pasada noche mientras me afanaba por cubrir la siguiente etapa de mi itinerario.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...