Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

miércoles, 2 de marzo de 2016

Decoro relativo.





Tras el recato…, una impostura
que, la necesidad de hacer frente
al parecer de terceros,
condiciona a nuestras damas
a atemperar sus impulsos.

Sin censurar la mesura
que ha de regir nuestros actos,
no comparto que su abuso
se traduzca en virtuosismo.

No entiendo por qué negamos
que unos dones naturales
pueden servir de acicate
para alcanzar nobles fines.

Relegar al ostracismo
aquello que nos conmueve
no es signo de inteligencia
sino, más bien, de ignorancia.

Mas… hay que ser consecuentes
y saber cómo alentarlo
si queremos que florezca
lo que ha sembrado el deseo.

De ese modo se descubre
la realidad acallada
que pugna por desprenderse
de exagerados preceptos.





2 comentarios:

  1. Me has hecho recordar algo que tenía prácticamente olvidado y realmente que así sea da mucho que pensar, pues ahora soy esa persona que sin miedo se muestra ante quien la comprende, sabe leer en ese deseo y aprovechar la maravilla de un cuerpo y una mente anhelante que sueña con entregarse.

    Observo los beneficios de Tu guia y de ese Amor que siempre me sorprende.

    Besines dulces
    A Tus pies

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tesón, tarde o temprano, nos ofrece su recompensa. La valentía de enfrentarse a los demonios que albergamos en nuestro interior permite que dediquemos nuestro tiempo a disfrutar de lo que en verdad nos importa.

      En tu lucha y tu esfuerzo se hallaban latentes las contrapartidas de las que ahora disfrutas.

      Un beso y un azote, mi dulce y "perseverante" sierva.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...