Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

sábado, 11 de junio de 2016

Qarpadia con "duende".




Todos (o…, casi todos) estaremos de acuerdo en que existen lugares que desprenden un influjo “especial”, que cuentan con una serie de características que les confieren un identidad inequívoca; como si hubieran sido diseñados para cumplir con un fin específico por alguna entidad de orden superior; y que consiguen transformar nuestra percepción de las cosas en el mismo momento en el que ponemos un pie en ellos. Son lugares; si se me permite la expresión;  con “duende”.


En algún momento ya os he ofrecido aquí ciertas referencias sobre la región de Varán, pero; ahora; quiero aportaros una descripción un poco más detallada acerca de los “encantos” que atesora, y merced a los cuales puede presumir de ser un entorno que se ajusta a la perfección al conglomerado de virtudes que he enumerado al inicio de esta crónica.


Encuadrado en el sector nororiental del estado qarpadio, Varán puede presumir de ser un destino idílico durante la mayor parte del año. Un clima sin excesivos contrastes y una geografía moderadamente accidentada, confiere a esta área una equilibrada perspectiva paisajística; con un relieve sin desmesurados accidentes geográficos pero que, en modo alguno, llega a revelarse monótono.


En cuanto al impacto que manifiesta la actividad humana sobre este armonioso ecosistema, no es que interfiera; en líneas generales; de un modo demasiado acusado. La región; salvo contadas excepciones; no cuenta con núcleos urbanos desmesuradamente extensos, y; por otra parte; el estilo arquitectónico predominante en la mayoría de sus edificaciones tiende a integrarse bastante bien con el medio, además de recurrir, de manera habitual, a todo tipo de materiales autóctonos. El resultado se refleja en urbes no demasiado ostentosas pero ciertamente acogedoras, donde abundan los rincones con encanto que invitan al disfrute de los pequeños placeres.


Si siempre resulta ser un destino más que recomendable, entre los meses de abril y septiembre podría decirse que su atractivo se ve incrementado de forma exponencial; lo cual anima a que muchos qarpadios; cuyos compromisos les dejan algo de tiempo para evadirse de tanto en tanto; busquen acomodo entre alguna de las muchas ubicaciones posibles que salpica estos parajes. Esta es una de las razones por las que en Varán; al igual que sucede en Ledia e Himenia (aunque por razones algo distintas); convivan, de manera plenamente integrada, los diversos roles e inclinaciones dispuestas de manera bien diferenciada por el resto del territorio qarpadio.


A todo lo anterior, hay que añadir lo que…, a mi juicio, constituye el rasgo más característico de toda esta demarcación: “la serenidad”. Todo parece haber sido configurado con ese propósito y, entre sus pobladores, se tiende a observar un carácter pausado; totalmente inmune a los agobios intrascendentes; que tiende a exasperar un tanto a todas aquellas personas procedentes de entornos urbanos más complejos acostumbradas a desenvolverse con soltura en el seno de escenarios más frenéticos.


Aquí todo parece fluir a través de un “tempo” propio, donde parece primar mucho más la perdurabilidad que la inmediatez, y en el que; personalmente; tiendo a sentirme notablemente cómodo. Es por ello que he tomado la decisión de permanecer instalado por estos contornos durante algún tiempo. Ya que este último año he asistido a todo un cúmulo de nuevas experiencias, no me vendrá nada mal para tomar cierta distancia y poner en orden mis ideas. Así que…, si deseáis encontrarme, aquí estaré, aunque; emulando el talante de mis nuevos vecinos “varanitas”; vaya a tomarme las cosas con un poquito más de calma.



Nos vemos en Varán.

1 comentario:

  1. Yo a tu lado creo que he tenido la fortuna de conocer mas de un lugar con ese duende y disfrutar de los encantos qur muestra y del que Tu con personalidad has sido capaz de enseñarme.

    Sueño con estar contigo en Varan y ver mas allá de lo aparente, aunque en este caso esto ya sea muchisimo...

    Puedo perderme contigo mi Señor?

    Besines dulces
    A Tus pies

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...