Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

miércoles, 28 de septiembre de 2016

De carácter intransferible.





¿Cuántos se preguntan las razones?
¿Cuántos aventuran un sentido?
¿Cuántos intentan ver un reflejo
de sus gustos y objetivos?

¿Cuántos acuden, al punto,
a cincelar coletillas
como mirones furtivos
desde atalayas secretas?

¿Cuántos juzgan; ignorantes,
sin conocer los motivos;
aquello que no perciben
reclamando descubrirlo?

¿Cuántos, en fin, se dispersan
presuponiendo en su limbo,
argumentando sospechas
sin arriesgarse a vivirlo?

Nosotros no pretendemos
su aprobación o su auxilio;
ya sabemos dónde estamos
y el porqué nos gusta el sitio.




3 comentarios:

  1. ¿Sabes Qarpatian Q? Hace escasos veinte minutos que he estado con mi sumiso por el único medio que ahora disponemos mientras el trabajo nos da tregua para el cuerpo a cuerpo. Lo que vivo con él no puedo compartirlo con nadie de mis círculos más cercanos, nadie me entiende. Nadie entiende esa posesión, esa entrega, está relación de adultos que tenemos.
    Leyendo tu post, se me alborota el alma, y eso que yo en cuestiones de sexo, nunca la pongo en el juego. Incluso me acabo de emocionar por lo identificada que me he sentido entre signos de interrogación.
    Gracias.

    Por cierto con tu permiso me llevo tus letras a mi espacio con su correspondiente enlace de autoría a este sitio.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días mi buen Qarpatian.
    Unas letras preciosas y llenas de fuerza y sentido.
    Supongo que, como dice lady Megan, todos nos sentimos identificados con tus versos, pues todos lo hemos vivido alguna que otra vez, sobre todo al principio.
    Afortunadamente hoy en día podemos compartir con personas que nos entienden, nuestra manera de vivir la vida, y eso nos da tranquilidad y fuerza, pues sabemos que ni somos bichos raros, ni los únicos que la vivimos así.

    Un abrazo, amigo, y a seguir así..., y al que no le guste, ya sabe lo que tiene que hacer.

    ResponderEliminar
  3. Hay un soneto de Lope de Vega que termina así: "...quien lo probó, lo sabe." Y yo agregaría, "...y quien no, mejor calle."

    Tentadores besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...