Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

miércoles, 21 de junio de 2017

Inercia y deriva.





Confiamos, sí, en la inercia.
A ella encomendamos nuestra esperanza.
Un pequeño impulso inicial
y todo vendrá rodado pensamos.
– Una vez efectuado el arranque
no tendremos de qué preocuparnos.
Pero esa fuerza ni es eterna ni constante
ni, tampoco, la única con la que vamos a encontrarnos.

Cuando dejamos a la marea imponer su criterio,
cuando confundimos lo posible con lo probable,
de poco sirve aquel empuje originario,
y, desvanecido su ímpetu,
quedamos a merced de las corrientes y los vientos
que obrarán a su capricho sin cuidarse de nosotros.

De ser así, puede ser que el azar venga a socorrernos;
algunas veces, muy pocas;
mas la deriva se presenta dotada de inercia propia
y…, si se ven enfrentadas, la nuestra no saldrá muy bien parada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...