Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

sábado, 31 de diciembre de 2011

Noche de fiesta.


Bueno, ya sabéis lo que toca, así que..., no voy a "daros las uvas". Tomároslas a vuestro gusto y placer y disfrutad de esta noche como mejor os convenga.

Eso sí..., ojito con lo que hacemos en las fiestas no vaya a ser que empecemos el año con remordimientos de conciencia.


Feliz 2012.


miércoles, 28 de diciembre de 2011

La soledad del dominante.



Suele hablarse con bastante frecuencia (y, en ocasiones, hasta con cierta ligereza) de las abundantes prerrogativas con las que cuenta un/una dominante cuando toma a alguien bajo su mando a fin de mostrarle el tortuosos camino que conduce a la sumisión.

Parece que, cuando esto sucede, todo fueran prebendas, ventajas y divertimentos varios. Pero eso solo supone la cara más seductora de la dominación. Como tantas y tantas cosas, todo cambia cuando se deja de lado el juego y se empieza a hablar de cuestiones más serias.

Sabéis que nunca he pretendido establecer un único modo de entender la D/s y que creo que cada cual es muy libre de defender su propia visión (siempre y cuando no trate de imponerla a los demás). Es por eso que aquí voy a dejar constancia de mis propios fundamentos sin esperar que sean comprendidos, aceptados o asumidos.

En primer lugar, decir que la postura del dominante no resulta tan cómoda como en un principio pudiera parecer pues; aunque sí se beneficia de los variados servicios que le son prestados; nunca (o, al menos, las más de las veces) le vienen dados porque sí. Todo cuanto obtiene le llega merced a su esfuerzo al aplicar sus enseñanzas. Estas podrán diferir en función a cada caso, así como los métodos empleados a la hora de inculcarlas, pero únicamente sobre el/la Am@ recae esa responsabilidad y; por si alguien lo pone en duda; nunca resulta fácil llevarla a la práctica.

También está la cuestión de profundizar en el conocimiento de esa persona que se entrega a nosotr@s. Resulta indispensable conocer sus intereses, metas, temores, anhelos, etc…, y, para ello, siempre es necesario el empleo de muchas horas de paciente y profunda observación. Nuestros designios (al menos así lo creo yo) siempre han de tener un porqué; aunque este no resulte evidente en un principio; y debemos procurar huir del tantas veces aplicado: “Porque lo digo yo, y ya”. Puede haber quien esgrima que la sumisión pura se basa; precisamente, en la aceptación de tan incisivo enunciado, pero yo soy de la opinión de que hay maneras y maneras, de que una misma idea, puede ser trasmitida de muy diversas formas y, dependiendo de esas formas, los resultados pueden llegar a ser muy distintos.

Un/una dominante, desde un principio, a de mostrarse extremadamente clar@ (tajante incluso) y abstenerse de ocultar o maquillar la verdad pues, la realidad, siempre acaba desvelándose. El, o ella, sabe perfectamente que es lo que desea y que serie de cuestiones no está dispuest@ a tolerar en modo alguno, así que, desde un inicio, la dominación bien entendida entraña una amplísima concreción, por mucho que este hecho pueda suponer un rechazo. Cuando se hace necesario el empleo de artimañas para convencer a los demás el fracaso está más que asegurado.

Antes he mencionado el tiempo que es necesario emplear en conocer a nuestr@s sometid@s, pero la paciencia en un/una dominate no debe de verse limitada a ese único campo. Reviste este hecho un particular importancia debido a que, aquell@s que se sientan inclinad@s a convertirse en nuestr@s discípul@s, se verán irremediablemente abocad@s a realizar un gran acopio de perseverancia y tesón. En buena lógica, resulta de justicia que aquell@s que ostentemos el mando tengamos a bien hacer otro tanto.

Como veis, en mi humilde opinión, no resulta baladí el hecho de atribuirse a título personal la etiqueta de “dominante”, y eso que solo he puesto de relieve algunas de las virtudes de las que; a mi entender; debe de hacer gala cualquiera que se considere digno ( o digna, según el caso) de ejercer la dominación.

He de apuntar también que no estoy diciendo nada nuevo y que no me considero ni innovador ni aventajado en cuestiones de esta índole. Ya en la obra de Maquiavelo, “El Príncipe” (cuya lectura recomiendo muy encarecidamente a todo quien albergue inquietudes dominantes), podemos encontrarnos con un sinfín de pasajes donde aparecen apuntadas estas mismas ideas, si bien, enfocadas a un ámbito algo distinto. De todas formas, independientemente de donde se aplique, un buen gobierno no deja de ser un buen gobierno.

Y bien, ¿a qué ha venido todo esto? Simplemente, para dejar constancia del hecho de que no siempre parecen tenerse claras las motivaciones que llevan a un/una dominante a serlo. Porque no es fácil entender desde el otro lado las implicaciones que conlleva nuestra posición. Porque los métodos de los que nos servimos para aplicar nuestras enseñanzas suelen ser tachados de caprichosos, egoístas y hasta incoherentes, pero, aunque así fuera, primeramente habrá de darse el caso antes de lanzar cualquier acusación. Porque desde las envidiadas alturas en las que se nos supone eternamente, a veces con cierto recelo, no encontramos la tan necesaria colaboración que nos ayude a cumplir adecuadamente con nuestro cometido. Y no solo eso, si no que, además, resultan incontables los momentos en los que nuestra autoridad se ve cuestionada (lo cual resulta totalmente lícito) pero sin tener en cuenta que cuando este hecho se da de forma reiterada en una misma persona…, ¿qué tipo de entrega se desprende de sus actos? Podemos ser malos dominantes y merecemos ser criticados si así fuera, pero, si las quejas de las que se nos hace acreedores son por ese motivo…, ¿por qué seguir soportándonos?


Solo quisiera añadir una cosa que es, como casi todas las anteriores, de mi propia cosecha, y es que no obligamos a nadie a permanecer a nuestro lado, pero quien quiera aprender de nosotr@s lo primero que tendrá que hacer es dejarse enseñar.

Un saludo.


lunes, 26 de diciembre de 2011

Inocencia perversa.



Tú,
que con sentido recato te acercas a mi.

Tú,
que con ojos ingenuos observas mientras dejas hacer.

Tú,
cuya vergüenza adquirida lleva el rubor a tu rostro.

Tú,
que con encendido orgullo defiendes tu honra ante otros.

Sabes que veo tu verdadero sentir,
que tras la fachada de candida indiferencia,
tiene cobijo la sombra.

Veo en tus más placenteros sueños,
las pesadillas de otras,
y conozco esos oscuros anhelos,
que trasforman tu mirada de forma inquietante.

No puedes huir de ti misma,
y sabes que esa máscara no servirá conmigo,
si no es como motor de mis más oscuras pasiones.

Lo aniñado de tu pose,
en nada corresponde a tu tiempo,
y aún así, luchas con encono
para evitar que afloren tus verdaderos deseos.

Fantasías informes que van cobrando sentido.
Nubes negras tras las que intuyes
la ubicación de El Olimpo.

No coartes la naturaleza de tu alma
y acalla la lucha de tus noches insomnes,
que en breve vendrá la experiencia
a desvelar los enigmas.



¡¡Feliz cumpleaños dana!!


sábado, 24 de diciembre de 2011

Merry Christmas


A todos lo ciudadanos y visitantes que os perdéis por esta ciudad:


¡¡FELICES Y PERVERSAS FIESTAS DESDE LA OTRA CARA DEL SOL!!



viernes, 23 de diciembre de 2011

¡¡YA TENEMOS GANADOR...!!



              


O…, mejor dicho…, ganadores.

Ciertamente no me había planteado esta posibilidad (que procuraré tener en cuenta en un futuro), pero como habéis podido comprobar hemos asistido a un empate.

En justicia, he de hacer entrega ex aequo de este galardón a los blogs:



Enhorabuena a ambos y gracias a todos cuantos habéis colaborado en esta pequeña iniciativa.

Un saludo.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Mención Especial.



Ya hemos dado comienzo al último mes del año y, cuando este llega a su fin, llega también el momento de hacer balance.

Aprovechando esta coyuntura me gustaría compartir con todos los que soléis dejaros caer por aquí la posibilidad de entrar a intervenir en una de esas valoraciones anuales a las que normalmente solemos inclinarnos.

En este primer año de La Ciudad, he constatado que ha sido un tiempo en el que el reparto de diversos premios se ha ido sucediendo entre los distintos blogs que se ocupan de esta temática. De un sitio para otro han ido pululando, e incluso a esta pequeña e incipiente población se le ha hecho entrega de algún otro. Pero, casi siempre se tratado de distinciones aleatorias realizadas (las más de las veces) casi más por compromiso que por cualquier otra razón. Pues yo os voy a proponer una cosa. Haber que os parece. ¿Por qué no escogemos entre todos cual ha sido el mejor blog sobre bdsm de este año?

Aprovechando que voy a estar ocupándome de otro proyecto que tengo pendiente, cedo este sitio para que cada cual exprese libremente su parecer sobre esta cuestión, pero, y esto es simplemente para establecer un cierto orden, me gustaría establecer un plazo. Desde hoy hasta la medía noche del próximo 21 del presente mes. Durante ese tiempo podéis votar por quien consideréis más oportuno (exceptuando, claro está, tanto este blog como el “refu” de mi sumisa dana) dejando un comentario. El día 22 se hará entrega del premio, pero como todo se hará a la vista de todos ya sabréis cual habrá sido el ganador.

Un última cosa. Solo un voto por persona ¿eh? (para que no haya equívocos, los votos anónimos no se tendrán en cuenta).

Espero que os animéis, a ver qué tal nos sale.

Un saludo a todos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...