Embajadas.

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

lunes, 28 de marzo de 2011

Cepos



El cepo es un artilugio de origen medieval destinado a la exposición pública de aquellas personas que hubieran incurrido en faltas no demasiado graves.

Colocados, generalmente en plazas y lugares de paso, estaban pensados no tanto para infligir un castigo físico si no, más bien, para servir como ejemplo al resto de ciudadanos y llamar su atención sobre las consecuencias que podían tener ciertos comportamientos. No obstante, las personas que eran sancionadas de este modo, se veían a merced de las iras del populacho que podía insultarles, escupirles, golpearles o arrojarles todo tipo de inmundicias.


Normalmente siempre se dejaba a un guardia para evitar que algún conocido de la víctima pudiera liberarla y, de paso, velar por que nadie se extralimitara, aunque, respecto a esto último, con bastante frecuencia, solían hacer la vista gorda.


Con una finalidad similar, sin ser de uso tan común y utilizado para castigar otro tipo de delitos,  existía un curioso ingenio conocido como cigüeña. Este artefacto, además de inmovilizar, provocaba al poco rato en aquellos que lo sufrían una serie de calambres en la zonas del abdomen y el recto que, con el paso del cuerpo, se iban haciendo extensibles el resto del cuerpo.


A día de hoy, todavía son muchos los países donde se siguen empleando cepos para la aplicación de los castigos contemplados en sus leyes como puede ser el caso del bastinado o falaka (golpear con una vara de madera o de metal las plantas de los pies) que contempla la ley islámica (“SHARIA”)

Aplicados a una óptica netamente bdsm, cepos existen de muchos tipos y formas muy diversas. Pueden ir desde los más funcionales y sencillos hasta aquellos otros mucho más elaborados. Los materiales utilizados a la hora de darles forma pueden ser también de lo más variado y, dependiendo de su diseño, pueden tener uso de índole muy distinta.


Su función principal, como ya se ha visto, es la de inmovilización, pero conviene no olvidar la utilidad que prestan en el momento de dejar fija y expuesta una determinada zona de nuestr@s sumis@s (con los componentes de indefensión y humillación que este hecho lleva aparejados).

En relación a las partes del cuerpo sobre las que podemos hacer presa, seguro que el modelo que a todos se nos viene a la mente en un primer momento es aquel que se cierra alrededor del cuelo y las muñecas, aunque, también, los hay que dejan sujetas tanto las extremidades, ya sean las superiores o inferiores o que, incluso, permiten sujetarlo todo a la vez (cuello, tobillos y muñecas).


Resulta relativamente fácil confeccionarse uno casero empleando un collar para el cuello, un par de correas para las muñecas y una barra, o listón, que una todo el conjunto restringiendo asía la libertada de movimiento. Sin duda no se trata de un cepo al cien por cien genuino, pero si que puede resultar muy útil, además de contar con la ventaja de no ocupar mucho espacio.

En tiendas especializadas o a través de internet, también podemos hacernos con algunos modelos que, sin dejar de ser muy manejables, ya cuentan con un cierto nivel de solidez y acabado.

A los cepos “clásicos”, por así decirlo, no se les saca todo el partido que serían capaces de ofrecer cuando se ubican en espacios insuficientemente diáfanos ya que precisan de cierta amplitud para su pleno disfrute.


Si disponemos de los materiales y herramientas adecuadas (y, por supuesto, del espacio necesario), podemos atrevernos con estructuras más voluminosas. Los elementos que se pueden utilizar son, prácticamente, infinitos (tablones, estructuras metálicas, elementos de andamiaje, etc…,). Cualquier cosa mientras se tenga una cierta maña y se aplique bastante sentido común.

Algo que debemos tener muy en cuenta  si decidimos poner a prueba nuestra habilidad para el “bricosado” es el no emplear nunca materiales abrasivos y cuidar, muy mucho, que aquellas zonas destinadas a quedar en contacto con el cuerpo se vean libres de aristas vivas o salientes afilados. No está de más recordar que muñecas tobillos y cuello, cuentan con importantes vasos sanguíneos. Por esa misma razón, debemos cerciorarnos de que exista cierta holgura en el momento de cerrar el cepo sobre nuestr@s sometid@s a de fin de no interrumpir el flujo de sangre a las extremidades y, en el caso del cuello, además, evitar el riesgo de asfixia.

Este tipo de artículos también pueden adquirirse por encargo pero, al tratarse de piezas, en muchos casos, totalmente artesanales, su precio puede llegar a ser prohibitivo.

También se podría mencionar aquí a ciertos artefactos que, sin llegar a tratarse exactamente de cepos, si que cumplen una función muy parecida, aunque específica para según que sexo.



En lo que a sumisión masculina se refiere, existe un curioso artilugio, conocido como “humbler”,  que aprisiona y deja notablemente expuestos los testículos de los esclavos, entorpeciendo, al mismo tiempo, la posibilidad de desplazarse con normalidad.


En el caso de las sumisas, son los pechos los que se pueden ver sometidos a cierta clase de confinamiento.

Sobre estos dos últimos ejemplos, conviene recordar que, ambas zonas, por carecer de masa ósea o musculatura, son extremadamente sensibles y que corremos el riesgo de provocar desgarramientos en ellas si no actuamos con la debida precaución.

Estos han sido, solo, algunos de los ejemplos que podréis encontrar si hurgáis un poco por ahí. Creo que os servirán para haceros una idea de qué es lo que podemos encontrarnos y como fuente de inspiración para vuestras fantasías.

Ya me contaréis.

Un saludo.


sábado, 26 de marzo de 2011

Protocolos



A medida que pasa el tiempo más cuenta me doy de hasta que punto difiere mi manera de entender las relaciones bdsm con respecto a lo que muchas personas presuponen que ha de ser la mentalidad de un dominante.

Los que ya llevéis algún tiempo visitando esta ciudad, esto no os va a coger por sorpresa, pero, de todos modos, me gustaría dejar claros, definitivamente, algunos de los conceptos que determinan mi modo de pensar.

Ya he dicho con anterioridad, aunque no está de más que lo repita aquí, que me adhiero plenamente a los que son los tres pilares básicos que siempre se tendrían que dar en un entorno D/s y que son los de “sano, seguro y consensuado”. Considero que cualquiera que cuente con unos mínimos conocimientos sobre esta materia va tener bien presentes estas premisas.

Partiendo de ahí, he de confesar que poco más es lo que comparto con lo que suele comentarse en algunos de los mentideros sadomaso, o, para ser más exactos, puede que sí comparta un objetivo similar (por no decir idéntico) pero que difiera de forma bastante clara en el modo en que espero obtenerlo.

No me considero ningún “purista” y, si hasta ahora no había quedado claro, voy a encargarme de hacerlo, y es que no soy amigo de rigideces ni de demasiadas verdades absolutas. Soy muy consciente de que, en este mundo, todas las cosas tienden a ser, más bien, relativas. Por ese motivo, pienso que un dominante no ha de imponer demasiadas reglas ni extenderse en crear todo un ceremonial cargado de pautas y preceptos. No digo que no esté bien crear una cierta “rutina” para que, quienes vayan a servirnos, sepan a qué atenerse, pero tampoco resulta muy conveniente pasarse. Creo que resulta más aconsejable que un dominante ponga el acento en aquellos conceptos que para él tengan más importancia sin necesidad de establecer demasiadas normas que, a fin de cuentas, nos van a estar exigiendo a nosotros mismos una atención constante, coartando nuestra propia libertad.

Digo esto porque, cada vez con más frecuencia, parece que estemos asistiendo a la implantación de toda una serie de patrones, más o menos, estandarizados que han de ser observados por todo el mundo. De ser realmente así, poca o ninguna satisfacción tendría para mi el hecho de asumir el rol de dominante ya que las sumisas comenzarían a antojárseme como unas meras empleadas, obligadas a fichar a diario, en lugar de las receptivas y abnegadas siervas que no saben muy bien a qué nuevos retos tendrán que hacer frente.

Diciendo esto no pretendo dar la impresión de que los dominantes tengamos que ser unas hermanitas de la caridad, ni por asomo. Cada cual tendrá sus propios criterios y no dejará de exigir a sus sometidos un cierto número de normas y destrezas que habrán de ser respetadas de forma inexcusable y sobre las que el Amo (o Ama) tendría todo el derecho del mundo a mostrarse inflexible; siempre y cuando, eso sí, las hubiera dejado claras desde un principio. A lo que me refiero es que, estos modelos a seguir, pueden diferir de un modo más que notable dependiendo de quién los aplique y, por lo tanto, no deberíamos hacernos ninguna idea generalizada respecto a lo que, “se supone”, ha de ser la dominación.

Qué puedan existir puntos de vista opuestos al mío…, sin duda. Qué pueda haber quien juzgue insulsos los objetivos que persigo…, por supuesto. Pero el mensaje que desde aquí quiero lanzar a los cuatro vientos es que no pretendo que nadie comulgue con mis creencias y, por lo tanto, que nadie espere imponerme las suyas por que sí. Yo, únicamente, expongo mi parecer he intento argumentarlo. Si hay quien comparte esta forma de verlo…, estupendo, y si no…, pues también.


Perdonadme por la chapa.

Un saludo a todo el mundo y gracias por vuestra paciencia.

jueves, 24 de marzo de 2011

Preguntas y respuestas.



Viendo el interés que se han tomado safira, carmesí y juliette por hacerme llegar este cuestionario, no voy ha hacerles el feo de ignorarlo, así que ahí va tanto las preguntas como sus respuestas además de los cinco agraciados con el “privilegio” de dar continuidad a esta suerte de entrevista.

¿Cuantas preguntas puedes responder inteligentemente?

Dependerá de lo inteligentes que sean las preguntas.

Una duda
¿Seré capaz?

Una certeza
La muerte.

Un color
Azul.

Un deseo
Ser.

Una virtud
La sinceridad.

Una frase
Uno más uno es uno.

Un sueño
Que aprendamos a vivir sin putearnos unos a otros.

Un defecto
La sinceridad.

Como este cuestionario va dirigido a personas que escriben ¿qué significado tiene para ti una hoja en blanco?
El de un reto.

¿Escribes por necesidad o por afición?
Escribo para compartir.

¿Pones música en el blog?
Hay referencias a la música pero no como fondo. Así cada cual puede elegir su propia banda sonora (además, así se puede abrir más rápido).

¿Eres una persona sentimental?
Me gustaría pensar que sí.

¿Si quisieras tener un único sentimiento cual elegirías?
Ilusión.

Una frase
¿Otra?

Una pregunta
¿Sabes quién eres?

¿Si desearas algo que pedirías?
Ser capaz de hacer felices a los demás.

¿Cuando escribes que sientes?
Paz.

¿Creyente?
Según como se mire.

¿De no ser creyente en que crees?
En todo cuanto nos rodea, tanto lo que se ve como lo que no.

¿Que esperas de la vida?
Equilibrio.

¿Que significado tiene para ti el amor?
Amor.

¿Como te consideras como persona?
Humano, con todo lo que conlleva.

¿Tienes un blog? ¿Por qué?
Para compartir mis pensamientos y vivencias.

¿Crees que eres una persona a la que se le reconoce su valía?
No hay nadie al que se le reconozca del todo su valía.

¿Que esperas del amor?
Correspondencia.

Y una ultima pregunta ¿qué le pedirías a la vida?
La oportunidad de aprovecharla.


Y, ahora, paso palabra. Estas son, en este caso, las elegidas a continuar con la cadena:

mey {MDP}

Amoysumisa

alexia {All}

llum {S.SMTT}

neyla

Espero haber repondido al fin de este cuestionario.

Un saludo a todo el mundo.

martes, 22 de marzo de 2011

Agua



En la jornada de hoy, 22 de marzo, se ha celebrado el día internacional del agua. Seguro que os estaréis preguntando a qué viene esta referencia dentro de un blog centrado en la temática bdsm. ¿Me habré cansado de dar a este sitio siempre la misma óptica? ¿Se me habrá ido la pinza? Bueno, esto último, puede que un poco; pero del resto, por el momento, nada de eso.

Sucede que la conmemoración que hoy ha tenido lugar (a pesar de todas las connotaciones políticas, económicas, sociales…, que conlleva),  a servido para que mi retorcida mente, mediante una curiosa asociación de ideas, tuviera a bien gestar cierta analogía que me gustaría compartir con vosotros.

Tiene el agua múltiples propiedades y características que, salvando las distancias, deberíamos compartir todos cuantos hemos escogido el camino de la dominación. Sirvan algunos ejemplos.

Es, el líquido elemento, uno de los agentes que más contribuyen a moldear y modificar nuestro entorno. En sus innumerables formas se ocupa de ir esculpiendo y delineando pacientemente la superficie de nuestro planeta y, de un modo similar, así tendríamos que conducirnos cuando quisiéramos dejar nuestra impronta sobre nuestros discípulos.

Es el agua, igualmente, un elemento vital indispensable, sin el cual la vida en la tierra no tendría cabida tal y como la conocemos. Amas y Amos han de convertirse, pues, en el aliento de sus pupilos, en alimento del cual puedan nutrirse y en fuente donde poder calmar su sed de sometimiento, para que, así, crezcan como sumis@s y no se extingan por carecer de sustento.

La voz del agua también nos habla si nos paramos a escucharla. Puede ser sedante (como el sonido de la torrentera oculta tras la tupida vegetación, como el pausado batir de las ondas en el mar cuando acarician la playa) o furibunda (como el estruendo de una cascada que estrella su furia contra roca viva o como las olas en medio de un océano en plena tempestad). Todo en su lugar, todo en su momento, todo con una causa.

Voces de agua en boca de aquellos a quienes os entregáis. Cuidaos de intentar contenerlas, pues solo conseguiréis aumentar su fuerza una vez se desate. Evitad que se acreciente no descargando en ellas aguaceros de protestas o desmedidas tormentas frutos de un capricho o un momento de ofuscación, ya que, solo lograreis que su cauce se desborde arrastrando vuestros anhelos a su paso.

Sé que no soy el primero al que le da por hacer comparaciones de este tipo. Tan solo he intentado darle una vuelta de tuerca a este pequeño recordatorio que hacemos en la fecha de hoy, esperando que, ya sea de un modo o de otro, relacionado o no con el tema, hayáis disfrutado del día.

Un húmedo saludo a todo el mundo.



L´agua,

n´el orixen de toa vida.

L´agua, mesmo la vida,

nun tien preciu.

Cuidai la vida,

mirai pel agua.

lunes, 21 de marzo de 2011

Gracias



Gracias safira, gracias dánae, gracias carmesí, por creer que este blog es merecedor de recibir un nuevo presente a pesar de su escaso bagaje y su inactividad en estás últimas semanas.

Gracias, también, a cuantos os preocupáis por mis ausencias y tranquilizaros diciéndoos que nada negativo me aparta de compartir con vosotros mi particular visión si no, más bien, todo lo contrario y que es mi dedicación hacia otros menesteres más directos, inmediatos y gratificantes, lo que me resta tiempo de otorgaros mis humildes pensamientos.

Como viene siendo habitual, no deja de tener este premio ciertos requisitos a la hora de aceptarlo. El primero el de contar siete cosas sobre uno mismo y, aquí, quiero aclarar que lo que voy a poner a continuación no resulta del todo objetivo ya que responde a como me veo yo a mi mismo y, probablemente, esta visión no se corresponda demasiado con la que tengan los demás. De todos modos, ahí va.

Me considero:

- firme pero justo

- exigente pero comprensivo

- duro pero tierno

- determinado pero dialogante

- tajante pero tolerante

- seguro pero cercano

- imprevisible pero reflexivo

Seguramente, todo esto os haya sonado un poco raro, pero es que, en definitiva, así soy yo.

Y ahora, los quince blogs con los que quiero compartir este reconocimiento. Veréis que algunos ya lo han recibido pero, como se trata de darlo a quien cada cual considere oportuno, esta es mi elección.
















Solo me resta dar las gracias todo el mundo por seguirme y aguantarme.

Un saludo.

miércoles, 2 de marzo de 2011

El pacto.


¿Te ofreces a mí?
De buen grado te acepto.
¿Me das tu calor?
Pagaré con afecto.
¿Te dejas guiar?
Te enseñaré el camino.
¿Atiendes mi voz?
Cuidaré tu destino.

Hazme depositario de ti,
dame tu luz invisible.
Deja que el viento me diga,
que no hay tesoro más preciado.

Sonidos, olores y gestos,
unidos en consonancia,
serán la prueba más viva,
de aquello que esperas darme.

Que tu esperanza no sufra,
que tu deseo no caiga.
Que mi orgullo te alimente,
y te sacien mis palabras.

No pienses en la recompensa,
llegará cuando sea clara,
solo debida a tu arrojo,
a tu tiempo, fuerza y ganas.

martes, 1 de marzo de 2011

Prokinesis



El término griego “prokinesis” ya era empleado en la antigüedad para referirse a la acción de postrarse que adoptaban esclavos y súbditos antes sus Amos o Señores.

Este concepto de genuflexión extrema se pierde en la noche de los tiempos por lo que resulta lícito afirmar que nos encontramos ante una de las muestras de respeto y sometimiento con mayor bagaje a lo largo de la historia.

Especial relevancia adquiría este hecho en presencia de aquellos ancestrales soberanos divinizados en vida como pueda ser el caso de los Faraones de Egipto o los Reyes de los imperios surgidos de entre los pueblos de oriente medio (asirios, medos, persas, etc…).

Podría parecer que este gesto a pasado a mejor vida en lo que a la cultura occidental se refiere, pero basta con fijarse en el protocolario acto de besamanos que se da en presencia de los altos dignatarios de nuestros días para darse cuenta de que se trata de la misma cuestión aunque un poco modificada, y suavizada también, por el paso de los siglos.


Por otra parte, la postración como tal, sigue teniendo plena vigencia en numerosos cultos y expresiones religiosas (y no solo en aquellas de carácter más minoritario).


 En el ámbito bdsm, supone un ejercicio de auto-humillación, de aceptación plena de la condición de sumis@ y, como tal, sus beneficios a la hora de estrechar los lazos con el/la dominante resultan innegables.

Pocas cosas suponen mayor satisfacción para mí, como Amo, que contemplar a una sumisa postrada ante mis ojos, desnuda de cuerpo y de alma, entregada, expuesta y receptiva a lo que tenga a bien imponerla. La magia de ese momento es impagable, sobre todo, cuando le es ofrecida a uno de corazón y desde el convencimiento.


 Por ese motivo, por muy trivial que a algun@s les pueda parecer, no puedo más que recomendar encarecidamente el empleo, a la menor oportunidad, de esta disciplina que se ha mostrado tan eficaz durante tanto y tanto tiempo.

Un saludo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...