Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

lunes, 30 de enero de 2012

Cuestiones a tener en cuenta. (II)



En cierta ocasión, uno de sus muchos seguidores, le lanzó a Gandhi la siguiente pregunta:

Mahatma, ¿cuáles son los males que mayor daño nos causan a los seres humanos?

, a lo cual él respondió:

La política sin principios, el placer sin compromiso, la riqueza sin trabajo, la sabiduría sin carácter, los negocios sin moral, la ciencia sin humanidad y la oración sin caridad.


viernes, 27 de enero de 2012

Sentidos Vs Sentimientos.



Todos cuantos os dejáis caer por aquí con cierta frecuencia, sabéis de mi cansina tendencia a combatir tanto la estandarización de los comportamientos así como la uniformidad en el pensar.

Sabéis también que no considero el bdsm como un modo aislado de enfocar las relaciones de índole más íntima y que soy de la opinión de que en su desarrollo pueden intervenir factores muy dispares en función de cada caso. ¿Cómo podría ser de otro modo si, todos y cada uno de nosotros, contamos con un bagaje personal que, en mayor o menor grado, determina nuestras reacciones e impulsos?

Pero…, además de eso, existe otra cuestión a la que, normalmente, en nuestro día a día, no solemos prestar excesiva importancia y que, en cambio, siempre está presente y nunca deja de ejercer su influencia. Se trata, ni más ni menos, de pura y simple química.

Aún recuerdo, con vivida nitidez, la inmensa decepción que sentí cuando; en plena pubertad, ¡¡imaginaros!!;  escuché en un noticiario que el “AMOR” no era más que una reacción experimentada por el cuerpo ante el estímulo de determinadas hormonas. Ni siquiera cuando; bastante niño aún; fui consciente de la inexistencia de mis queridos “Reyes Magos” sufrí tamaño desengaño. ¿Cómo era posible? ¿Cómo iba a regirse algo tan puro como era el Amor mediante una sustancia física tan mundana y tangible? ¿Qué sería, pues, de su magia? ¿Qué sería de su esencia? Vale que los niños no vinieran de París (tanto mejor), pero…, “por favor, dejad que conserve el Amor”.


No os engaño, durante mucho tiempo me resistí a creerlo. Aunque solo fuera por propia convicción, yo haría que fuera posible. “¿No dicen que la fe mueve montañas? Pues, ¡¡ea!!, a demostrarlo”. Pero la realidad siempre termina imponiéndose y más aún cuando va acompañada de la lógica. La experiencia se ocupó de ir demostrándome de manera empírica lo equivocado que había estado hasta entonces, pero, a un tiempo, me dio nuevas armas con las que afrontar la gran verdad que me había estado negando.

Siempre había creído en las emociones, y no hay razón par no creer en ellas ya que, en realidad, existen, pero había cometido un error al determinar su origen. Para mí, los sentimientos habían tenido hasta entonces una fuente un tanto etérea (a excepción de aquellos de clara procedencia como la tristeza, el miedo, o el enfado) y todo cuanto rodeaba las cuestiones del querer venía envuelto en un halo de misterio. Nunca volvería a verlo de ese modo, pero, pensándolo fríamente, tal vez fuera mejor así. Si nuestros sentimientos obedecen en gran medida a nuestra propia química corporal, al menos, en ciertas ocasiones, tendríamos que ser capaces de canalizar sus efectos si nos tomáramos la molestia de observar las causas externas que los originan. Y…, antes de nada ¿cómo llegan a nosotros todos esos estímulos? Pues; como no podría ser de otro modo; a través de nuestros propios sentidos.


Un ejemplo. La dopamina es un neurotransmisor que al activarse nos proporciona (entre otras cosas) toda una serie de sensaciones gratificantes. Instintivamente, cualquier actividad que dispare su aparición en nuestro organismo tiene muchas probabilidades de resultar considerablemente placentera haciéndonos, así mismo, sentir una irresistible inclinación a repetirlo. A esta hormona en concreto se la asocia también con la temeridad adolescente y con el efecto de excitación procedente del riesgo.

Pero no quiero extenderme en este tipo de detalles tan técnicos (que tampoco es que domine en exceso), así que voy a volver sobre la cuestión que encabeza estas líneas. ¿Por qué decantarse, por los sentidos o por los sentimientos? Sobre estos últimos no vamos a poder influir, ni directamente ni de un modo inmediato, de forma que para poder trabajarlos; a parte de armarse de paciencia; no tenemos más remedio que recurrir a los sentidos que son la puerta de entrada que nos va a permitir poder acceder a las emociones.

Es por esa razón que, bien entendido, el bdsm se presta muy bien a este tipo de dinámicas que, con la debida constancia, pueden ser fuente de las experiencias más gratas que quepa imaginarse. Ello es motivo de que en ocasiones no alcance a comprender ese inmenso temor que parece atenazar; tanto a dominantes como a sometidos; cuando ven como sus actos se ven subordinados a la influencia de determinados sentimientos. Esto no es más que la manifestación de un efecto totalmente lógico; y, por otro lado, deseable; derivado de la estimulación continuada de los cuerpos a través de los sentidos.

Lo sé, lo sé. Todo esto puede resultar tremendamente subjetivo. Pero…, si no queremos sentir…, eso también implica el hecho de no poder disfrutar. ¿No os parece?


Un saludo a todos y feliz finde.


martes, 24 de enero de 2012

Cuestiones a tener en cuenta. (I)



Lo peor es educar por métodos basados en el temor, la fuerza, la autoridad, porque se destruye la sinceridad y la confianza, y solo se consigue una falsa sumisión.

Albert Einstein.


lunes, 23 de enero de 2012

4710



4710…, ese es el año que acaba de comenzar según el cómputo por el que se rige el calendario chino.

Nosotros; adeptos al “orden gregoriano”; aún no nos hemos repuesto de la resaca de nuestro particular cambio de ciclo y, en esta ocasión, más si cabe en vista de lo poco halagüeño que se muestra nuestro más cercano porvenir.

Ya veis. Tanto pregonar la globalización , tendemos a consolarnos pensando que todos estarán pasando el mismo mal trago que nosotros, porque…, si todo se rige por nuestros mismos valores, ¿cómo iba a ser de otro modo?

Pero nada más lejos de la realidad. Tan solo somos una parte del inmenso todo (y no la más numerosa, por cierto) y allá, en uno de los extremos del mundo, para millones de personas, ha dado comienzo “El Año del Dragón”.

Tiempo pues para poner en práctica toda clase de iniciativas amparados por la inmensa fortaleza que emana de este ser fabuloso cuya fortaleza hace irresistible. Potencia, furia, poder, todo ello representado en una misma criatura que, durante los próximos meses, se encargará de imponer su orden a todas las cosas mundanas.

Puestos a creer… ¿con qué preferiríamos quedarnos?

Un saludo y…, feliz año, otra vez.


viernes, 13 de enero de 2012

Gary Roberts



Con esta entrada, inauguro una nueva etiqueta en la que se va a prestar una especial atención a una de las representaciones del componente más visual y estético de la escena bdsm. Se trata de dar a conocer el trabajo de aquellos artistas gráficos que se ocupan de plasmar con sus creaciones las fantasías más sugerentes y perversas ambientadas dentro de nuestra temática particular.

Cabe señalar que…, muchas de las escenas que aparecerán en esta sección, son simplemente eso, “fantasías”, y que como tales deben de ser entendidas, sin pretender extrapolarlas a un ámbito más real y cotidiano. Siempre he pensado que la imaginación  (sobre todo la erótica) tiene un peso considerable dentro de cualquier relación D/s y que, todo cuanto pueda servir de inspiración, puede resultar una fuente de enriquecimiento siempre que se respeten todas aquellas limitaciones que vengan determinadas por el sentido común y la lógica más elemental.

El artista que he elegido para dar comienzo a este recorrido a través del bdsm ilustrado es Gary Roberts, dibujante norteamericano nacido en Florida el 22 de febrero de 1955. Puede decirse de él que se trata de un artista multidisplinar ya que cuenta con experiencia en el terreno de la publicidad, los videoclips y el cine. Como dibujante, no puede decirse que haya tenido una formación convencional. Fue durante los años 80; trabajando en las disciplinas que ya he mencionado; cuando comenzó a confeccionar storyboards que sirvieran de patrón a una escenografía antes de ser llevada a la pantalla. Aquello le sirvió de mucha ayuda para ir conformando un estilo propio y personal.


En cambio, habría que esperar hasta los años 90 para que saliera a la luz su vena más depravada y diera rienda suelta a sus más oscuras pasiones. Sus primeros trabajos de carácter puramente bdsm aparece en algunas de las publicaciones del sello “Bon-Vue” y, desde ese momento, sus colaboraciones se fueron extendiendo a otras revistas del género. Paralelamente, intentó trasladar sus inquietudes sádicas al terreno audiovisual de la mano de la franquicia “Video Scarry” filmando algunas de sus cintas he incluso realizando algún pequeño cameo. No obstante, el limitado éxito de estas empresas lo llevaron a refugiarse en otro tipo de proyectos; concretamente en el motociclismo (una de sus grandes pasiones desde la adolescencia); y a dejar aparcada la D/s fuera de su ámbito más íntimo.

Pero todo daría un vuelco en 1999 cuando Gary Roberts descubre las bondades de internet. Comienza a hacer circular su arte a través de foros y, ante la gran aceptación que percibe, se decide a comenzar a publicar su obra online. La respuesta resultará abrumadora. Desde entonces es uno de los dibujantes de esta temática que cuenta con un mayor número de seguidores y, cada una de sus nuevas creaciones, causa una gran expectación entre su público.

El estilo de sus ilustraciones es de un trazo muy simple y definido (recuerda un poco a aquella “línea clara” que pondrían tan en boga los dibujantes belgas en la década de los 50) con el que consigue delinear las formas a la perfección sin que las escenas resulten recargadas. Los colores que emplea también han entrado a formar parte de sus señas de identidad. El empleo de tonos pastel, a los que les da un brillo característico, se combinan con el de las sombras y reflejos, ambos muy precisos y acentuados.


El argumento sobre el cual descansan sus historias suele ser, asimismo, bastante sencillo. Una o varias chicas (preferiblemente varias) son acosadas, retenidas o secuestradas por unos tipos; las más de las veces; bastante mal encarados que las someten a todo tipo de vejaciones. En muchas de sus ficciones no falta tampoco el aditamento lésbico y, en algunas de ellas, se atreve incluso a imaginar como sería un hipotético descenso a los infiernos de algunas artistas famosas (como es el caso de Britney Spears o Jessica Alba es su serie “Starfuckers”). No obstante, de vez en cuando,  también le gusta hacer alguna concesión a la ciencia ficción o el género de terror.

Para terminar, decir que Gary Roberts ha aprendido a moverse en la red como pez en el agua y que, además de haberse convertido en un referente en su campo, a sabido imprimir a sus historias una amplísima difusión. Son varias las direcciones de internet donde nos es posible adentrarnos en su inconfundible cosmos, pero el lugar que ningún fan suyo puede dejar de visitar es la página oficial con la que cuenta este artista donde está disponible toda su obra y donde antes aparecen sus nuevos proyectos.


No sabría que más añadir sobre este hombre, por lo que si alguno de vosotros tiene más información, y la quiere compartir, siempre puede dejar aquí constancia de ella (esto también es extensible para quienes crean ver en esta somera reseña algún tipo de error o imprecisión).

Un saludo.


miércoles, 11 de enero de 2012

"Refalfiaos"



Hoy, mientras ojeaba el diario El Comercio; me he topado con un artículo del escritor Luís Díez Tejón titulado Lo que la crisis no consigue. En él planteaba la cuestión de si no estaríamos creando una generación de “refalfiaos” (término en bable que puede traducirse como: hastiados de cosas buenas).

Lo cierto es que, aunque el escrito en cuestión hacía referencia al contexto de crisis económica que estamos atravesando, tiene un trasfondo mucho más atemporal y universal que se traduce en dos frases que no tiene desperdicio y que me gustaría compartir con todos vosotros. Son las que siguen:

Es sabido que lo mucho se vuelve poco con desear un poco más, y que es más conveniente que lo poco se vaya volviendo mucho aunque sea a paso lento.

No satisfagáis nunca hasta la saciedad vuestros deseos; así os proporcionaréis placeres nuevos.

Para mí, estas palabras encierran una gran verdad y es que, muchas veces, hasta que no nos vienen mal dadas, no nos percatamos de lo bueno que era aquello que teníamos y que ignorábamos, criticábamos o; con altivo desdén; despreciábamos.

Como he dicho, son muchas las circunstancias en las que podrían aplicarse estas dos perlas del conocimiento cotidiano, por lo que creo que también encajan a la perfección con la temática que aquí se viene tratando. ¿No creéis?

Un saludo.


martes, 10 de enero de 2012

Cuestión de enfoque.



No hay nada bueno ni malo; es el pensamiento humano el que lo hace parecer así.

William Shakespeare.


domingo, 8 de enero de 2012

Proyectos.



Con la mirada cautiva,
busca un latido al que amar,
y en el correr de los días,
un eco empieza sonar.

Llega el rumor de esta orilla,
olas que agitan el mar,
y una voz que entre la brisa,
surge y se apresta a guiar.

Sabrán del rechazo,
tendrán desencuentros,
sentidas nostalgias,
y malos momentos.

Y pesar de todo,
pueden decir que tiene…
…un sentido para mí.


sábado, 7 de enero de 2012

viernes, 6 de enero de 2012

Noche de ilusión.



De regiones del orto,
renovando el periplo,
ancestrales soberanos
dan sentido a su viaje.

Noche de ilusión,
madrugada de presentes.
Recompensas a un año
de buenas acciones.

Noche que marca un cambio,
principio o fin de un destino.
¿Porvenir anhelado
o pasado añorado?

Da igual la respuesta,
la realidad no tiene trucos.
Nunca habrá mejor regalo
que haber gozado lo vivido.


martes, 3 de enero de 2012

Propósito global.

video


En estos días en los que todos pensamos en como mejorar en lo posible nuestra humilde existencia, conviene recordar que tan solo somos una pequeñísima parte de un todo mucho mayor para que no nos pase lo que al protagonista de esta videoclip que nos trae “La sonrisa de Julia” en colaboración con Alberto de Miss Caffeína, El Pescao y Rebeca Jiménez.


¡¡NO OLVIDAR!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...