Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

martes, 26 de marzo de 2013

Súbete al carro.



No hay duda. El bdsm está de moda. Cualquier escusa parece ser buena para hacerle guiños a esta tendencia sin importar mucho si viene a cuento o no.

En el caso que hoy expongo se mezcla un poco de todo. Envuelto dentro de cierta estética sado; política, crónica rosa e, incluso, el mundo del deporte; se dan la mano al servicio de una campaña encaminada a promocionar uno de los vehículos de una conocidísima marca de automóviles.

Por lo que parece deducirse de las informaciones que nos llegan a través de diversas agencias de noticias, la citada campaña estaría ideada por la filial de la multinacional Ford en la India para el modelo Figo y, aunque aún no había visto la luz de forma oficial, si que llegado a filtrarse a los medios.


Inmediatamente han saltado las alarmas y, desde la matriz de Ford se han apresurado a manifestar que: “Estos dibujos son contrarios a los estándares de profesionalidad y decencia que caracterizan tanto a nuestra marca como a nuestros socios. Estamos revisando los procesos de aprobación y supervisión para asegurarnos de que nada así vuelva a suceder”. Desde el departamento hindú también han querido mostrar su parecer: “Lamentamos profundamente este incidente. Nunca debería haber sucedido”.


Como fuere, la idea estaba ahí (aunque ahora lo lamenten) y, si se han tomado la molestia de volcar sus recursos en ella, es porque a alguien le ha parecido rentable. El bdsm tiene tirón y, ya se sabe, a la hora de vender, no hay que hacerle ascos a nada. Otra cosa son las opiniones que puedan tener los directivos y los grandes accionistas de una empresa tan importante como de la que estamos hablando (con sede en los Estados Unidos, no lo olvidemos,) y que, con toda seguridad, no querrán verse relacionados “públicamente”  con una imagen de ese tipo. De todos modos, esto parece que no ha hecho más que empezar y, si no, tiempo al tiempo.

Un saludo a todos.


domingo, 24 de marzo de 2013

Rendida a una elección.



No es el miedo ante el castigo lo que sustenta tu empuje
ni es el temor al flagelo lo que te impulsa expectante;
en la lucha por un sueño ves el motivo que falta,
la condición requerida que culminan tus anhelos.

Autoridad escogida sirve de guía a tus pasos
desde el día en que la asiste para enhebrar tu vestido,
ese que muestras desnuda con tu entrega convencida
en el momento preciso en que tu afán es medido.

No hay más dueño de tus ansias que el compromiso adquirido
ni más orden emitida que aquella que en ti se aloja.
Segura, aguardas paciente lo qué será requerido
y mostrarte así rendida a la par que victoriosa.


viernes, 22 de marzo de 2013

Operación Bikini.



Con la llegada de la primavera comienzan los apuros de cara a poder lucir un cuerpo “10”. Si a esto añadimos que este año tenemos La Semana Santa (arranque oficioso de la temporada de “modelitos”) a la vuelta de la esquina, podréis imaginaros fácilmente los quebraderos de cabeza que habrá quien esté sufriendo por llegar en perfecto orden de revista al inminente desembarco que se prevé en nuestras playas y terrazas; siempre y cuando, claro está, el tiempo acompañe.

En el seno de la ludoteca son muy conscientes de esta problemática y, con su ya habitual espíritu solidario, están tratando de dar solución a esta inquietud tan extendida mediante el desarrollo de una sencilla tabla de ejercicios. No obstante, sabedores de la inmensa pereza que suele ir ligada a este tipo de actividades físicas, están tratando de imprimirles otro aire más ameno y no tan rutinario. Un buen ejemplo de esto lo encontramos en la técnica “push up” para glúteos que han estado perfeccionando. No requiere el uso de aparatos complicados y puede realizarse en cualquier lugar. Es más. No solo sirve para reafirmar el trasero si no que, a la vez, puedes echarte unas risas con tus compañeros de trabajo y mejorar de este modo el ambiente que se respira en tu entorno laboral.


Yo, como ya suelo tener por costumbre, no estoy demasiado convencido de la validez final de esta nueva tendencia; aunque esto puede ser debido a que, en lo que a cuestiones aeróbicas se refiere, siempre he sido un firme defensor de la efectividad de la constancia. Por esa razón, no quiero desaprovechar la oportunidad de lanzar mi propia propuesta en este sentido y que, como podéis observar, permite trabajar multitud de músculos a la vez; lo cual, bien mirado, nos ahorra bastante tiempo.


¿Por cuál de las dos os decidís?

Un feliz y gimnástico finde para todos.


miércoles, 20 de marzo de 2013

La buena estrella.



A veces, hay ocasiones en la vida en que un tema parece volverse recurrente. Puede tratarse de algo bueno o de algo malo, concentrado sobre un único individuo o compartido a nivel colectivo. Sea como fuere, cuando esto sucede, siempre hay una pauta que se repite y que viene a consistir en el escaso control que tenemos sobre ese tipo de circunstancias.

A mí, últimamente, me viene sucediendo algo de ese estilo (de carácter positivo, por fortuna) y veo como el azar se conjuga en infinidad de detalles que parecen ir encaminados en una misma dirección. Ya lo he sentido otras veces y sé que; mientras ese sentimiento permanezca latente; puedo fiarme sin dudarlo de las indicaciones que me ofrece.

Nunca he sido de creer en el destino; no al menos si lo consideramos como a un ente ineludible y tiránico; pero si que estoy convencido de que, en ocasiones…, “pasan cosas”. ¿Nunca os ha sucedido que, de repente, todo a vuestro alrededor sufre un vuelco rocambolesco donde multitud de coincidencias vienen a sumarse para variar el curso de los acontecimientos? ¿No? Pues yo ya lo he experimentado en varias ocasiones y, sinceramente, me resulta bastante difícil de asimilar que, algo así, pueda ser debido únicamente a la casualidad.

Hoy mismo; como si se tratara de una señal destinada a confirmar mis propias conjeturas; leía en el diario “El Mundo” una breve entrevista a “Nuria Espert” donde la actriz catalana manifestaba (al igual que yo) lo poco inclinada que se sentía a admitir la existencia de un halo infalible que, de algún modo, pudiera estar condicionando todas y cada una de nuestras decisiones. En cambio, a lo que sí ofrecía ciertas garantías de verosimilitud era a lo que ella daba en llamar; como antes, otros muchos; “Buena Estrella”.

Sobre ese punto, también yo coincido en sus apreciaciones y es que hay determinados momentos en los que una luz parece llegar de improviso para despejar nuestras dudas y mostrarnos claramente el rumbo que debemos seguir para alcanzar nuestras metas. Conviene permanecer atentos y no dejarla escapar, pues, aunque puede llegar a aparecer en más de una ocasión, no suele conceder dos veces el mismo tipo de ayuda.


Aprovechemos su brillo mientras nos sea visible para no tener que lamentarnos después de que haya desaparecido, y si podemos compartir ese instante con otros…, pues tanto mejor.

Un saludo a todos.


martes, 19 de marzo de 2013

Ya lo dijo aquel sabio...



Aristóteles dijo, y es cosa verdadera,
que el hombre trabaja por dos cosas: la primera,
por el sustento, y la segunda era
por conseguir unión con hembra placentera.

Si lo dijera yo, se podría tachar,
mas lo dice un filósofo, no se me ha de culpar.
De lo que dice el sabio no debemos dudar,
pues con los hechos se prueba su sabio razonar.

Que dice verdad el sabio claramente se prueba;
hombres, aves y bestias, todo animal de cueva
desea, por natura, siempre compaña nueva
y mucho más el hombre que otro ser que se mueva.

Digo que más el hombre, pues otras criaturas
tan solo en una época se juntan, por natura;
el hombre, en todo tiempo, sin seso y sin mesura,
siempre que quiere y puede hace esa locura.

Prefiere el fuego estar guardado entre ceniza,
pues antes se consume cuanto más se atiza;
el hombre, cuando peca, bien ve que se desliza,
mas por naturaleza, en el mal profundiza.

Yo, como soy humano y, por tal, pecador,
sentí por las mujeres, a veces, gran amor.
Que probemos las cosas no siempre es lo peor,
el bien y el mal sabed y escoger lo mejor.



Fragmento extraído de “El Libro Del Buen Amor”, obra de Juan Ruiz. (Arcipreste de Hita)


sábado, 16 de marzo de 2013

Zen.



En estos tiempos convulsos que nos ha tocado en suerte padecer se hace necesario armarse de paciencia para, así, poder sobrellevar todos los trances en los que nos vemos inmersos. No cabe duda de la dificultad que entraña este objetivo, pero no estaría de más tratar de lograrlo para minimizar, en lo posible, las tensiones y angustias que nos está provocando la tan denostada crisis.

En la ludoteca están convencidos de que el éxito de esta empresa radica en saber potenciar nuestras capacidades de abstracción. Pero, en lugar de echar mano a alguna de esas técnicas orientales de tradición milenaria, se han decantado por recurrir a otro tipo de métodos algo más expeditivos. Consideran que, en la actual situación, no hay lugar para andarse con medias tintas y, como suele decirse, “a grandes males, grandes remedios”.

Con su habitual entusiasmo, se han volcado a iniciar los ensayos de esta nueva “disciplina”; que, si bien no alcanza el propósito de aislar al espíritu de las influencias mundanas, si que logra hacer desaparecer las preocupaciones de sentido más cotidiano, aunque, para ello, sea a costa de sustituirlas por otras.

               
        

Ya veremos en que acaba todo esto. A mí, personalmente, no me parece que esta iniciativa vaya a reportar los resultados esperados.

Un feliz y meditativo finde para todos.


viernes, 15 de marzo de 2013

Aferrando lo intangible.



Siento el versátil lamento de un suspiro aletargado
que en la distancia transporta las cadencias de unos ojos.
Siento el aullido punzante de una llamada callada
que clama con su silencio el devenir de unas horas.

Me paro  y, atento, escucho como me llegan las ondas,
como modulan el aire, en apariencia, vacío;
y retorno a mis nostalgias y a mis instantes amados
mientras dibujo con guiños lo que al común se le escapa.

Tomo el lazo que nos une, fuerza invisible y anclada,
y tirando suavemente tenso ese amarre tendido
que une el afán dividido creando todo de  la nada,
dando cuerpo a lo prohibido, dando nombre a la palabra.


miércoles, 13 de marzo de 2013

De mentores y mentados.



Sé que existen muchas formas de entender la D/s y que, entre aquellos que la practicamos, tendemos a establecer una escala de valores diferenciada. Cada miembro de nuestra comunidad se convierte, pues, en el garante de una visión única por mucho que esta se sustente en unas bases comunes. Siempre me ha gustado creer que; partiendo de esas bases; todos tenemos cabida dentro del marco bdsm. Es por ese motivo que, en esta ocasión, quisiera compartir con todos vosotros algo de mi propia visión personal, sin pretender; lo digo ya por delante; imponer la validez, idoneidad o conveniencia de mi criterio sobre el de los demás.

Nunca he ocultado que mis inquietudes dentro de este ámbito no son demasiado ortodoxas y soy muy consciente de que mi punto de vista no siempre es compartido. Por esa razón; y por otras bastante más retorcidas; no me siento incómodo al saberme criticado. Es más. Considero la crítica; siempre que resulte versada y constructiva; un elemento indispensable para nuestro crecimiento como personas, y, precisamente, ahí es donde reside el concepto sobre el bdsm que yo trato de desarrollar.

Muchas personas consideran que las relaciones D/s se reducen a una constante lucha de poder: “El dominante busca castigar, el sometido busca ser castigado y se enfrentan entre sí para dotar de una justificación emocional a sus anhelos físicos”. No pondré en tela de juicio la validez de este argumento pues son muchos los que defienden su vigencia y la llevan a la práctica; pero lo que no puedo (ni quiero) es esconder que no me siento para nada predispuesto a formar parte de una relación que pudiera describirse en esos términos.

Ya apunté hace algún tiempo que no creo que pueda establecerse un vínculo de las características que aquí suelen tratarse dentro de un plano de igualdad. En aquella ocasión, si no recuerdo mal, ya di algunas pistas del porqué de mi postura, pero hoy, si me lo permitís, me gustaría arrojar algo más de luz a este respecto. Imaginaros a un docente y a un estudiante. ¿Quién enseña a quién? Ya, ya. Sé que alguno ya estará pensando: “Todos, por mucho que sepan, pueden aprender algo de los demás”; lo cual es muy cierto, pero dejemos eso para un poco más adelante y vayamos paso a paso. Volvamos a la pregunta: “¿Quién enseña a quién?” Lógicamente, la respuesta más razonable sería decir que: “El docente al estudiante”. Si fuera al contrario no tendría demasiado sentido que el segundo acudiera a un centro de estudios a no ser que lo hiciera para instruir al primero y…, en ese caso, el estudiante pasaría a ser el profesor y el profesor su alumno. Las cosa quedarían entonces como al principio: misma situación, mismos roles (aunque estos hubieran mudado de sujeto).


¿Qué he querido decir con todo este galimatías? En realidad, lo que pretendía era formular una nueva pregunta: ¿Qué es lo que viene a determinar el rol que ocupa cada uno de los individuos del ejemplo anterior? Estaréis de acuerdo conmigo en que, en ese caso tan concreto, los aspectos más determinantes serían el conocimiento y la experiencia. Pues bien. Os he estado exponiendo todo esto porque, para mí, la D/s viene a ser algo bastante similar. Lógicamente, como para casi cualquier otra cosa, tendría que existir una cierta vocación previa, uno de esos impulsos iniciales que nos lleva a adentrarnos por un camino determinado. Pero, independientemente de cual termine siendo nuestra elección, tened por seguro que aquello a lo que aspiremos solo será obtenido a base de trabajo y constancia. Habrá quienes puedan contar con la ventaja que otorgan algunas capacidades innatas y otros que tendrán que partir, prácticamente, de cero; quienes cuenten con una amplia ayuda por parte de terceros y a quienes se lo pongan muy, pero que muy difícil; incluso, a veces, también la suerte dejará su tarjeta de visita, ya sea en un sentido u otro.

Lo que vengo a decir con todo esto es que en el vínculo que se forma entre dominantes y sometidos se establece una dinámica similar, donde uno marca las pautas de aprendizaje y otro las va recogiendo y desarrollando. No nos perdamos aquí con las formas y los tiempos (tiene también su importancia y dan pie a un amplio debate, pero no pretendo tratarlos aquí para no alargarme en demasía); como suele decirse: “cada maestrillo tiene su librillo”, y, tal vez, lo más importante sobre este punto sea que los conocimientos que se impartan a través de la D/s resulten productivos (y, a ser posible, aplicables a otras facetas de nuestro entorno). Con esto no pretendo afirmar que resulte sencillo transmitirle a alguien unas experiencias que le son ajenas. Pocas cosas pueden revelarse tan ingratas como el ejercicio de la docencia, a cualquier nivel y en cualquiera de sus variables. Se hace necesario contar con la capacidad de saber llegar a los demás y, por suerte o por desgracia, no todas las personas reaccionamos de igual manera ante los mismos estímulos. Es ahí donde cualquier mentor se juega su prestigio, pues de poco sirve que una persona pueda presumir de estar ampliamente versada si, después, no logra establecer una conexión con aquellos que deseen ser sus pupilos. Con respecto a eso, un dominante nunca deja de aprender, pues, aún teniendo muy claro a donde quiere llegar, no siempre todos los caminos resultan adecuados.


Del otro lado también se presentan dificultades a la hora de afrontar esta cuestión. Si preguntásemos: “¿Qué resulta más necesario en el momento de instruirse sobre una determinada cuestión?”, muchos contestarían: “Tener ganas de aprender”, cuando lo más importante es: “Dejarse enseñar”. Muchas veces nos encontramos con que un excesivo ímpetu puede dar al traste con la mejor de las voluntades. Esa coletilla tan típica a la que recurren con frecuencia los niños: “¿Queda mucho aún? ¿Cuánto falta?”, suele darse también (convenientemente enmascara) en muchos adultos. Pero, por más que se intente disimular, de poco va servir para acortar tiempos y, en cambio, si que pondrá en evidencia a esa insufrible impaciencia que nos distrae del verdadero objetivo y de los pasos que deben seguirse para alcanzarlo.

Podría extenderme mucho más; poner más ejemplos y todo eso; pero, entonces, correría el riesgo de caer en la redundancia y, eso, tampoco es que resulte demasiado acertado ya que suele abocar al tedio y contribuye a perder el hilo de los temas que se tratan. Además, cuento con vosotros para poder identificar aquellos flecos que; a buen seguro; habré dejando sin rematar.

Un saludo a todos.


domingo, 10 de marzo de 2013

Cuestión de matices.



Una de las supersticiones del ser humano es creer que la virginidad es una virtud.

Voltaire. (Filósofo y escritor francés)


sábado, 9 de marzo de 2013

El mejor amigo del hombre.



Sabemos que solo en contadas ocasiones se les ocurre algo bueno a los integrantes de la ludoteca y nos resulta ya sobradamente conocida su afición por las picardías, por eso no debe de extrañarnos el rocambolesco proyecto en el que han permanecido inmersos esta semana.

Resulta que en su departamento de mascotas han estado desarrollando un programa de entrenamiento canino con el fin de que estos adorables compañeros de juegos se presten como colaboradores necesarios para dar salida a las oscuras perversiones de sus dueños.

Lo que en un principio pintaba muy bien se ha ido torciendo poco a poco, pues parece que la terapia aplicada en estos animales no solo les ha dotado de recursos en esa vertiente, digamos, más “traviesa” si no que, además, les ha conferido la capacidad de decidir por ellos mismos.

Esto que veis es lo que a estado sucediendo cuando eran conminados a desempeñar la labor para la que, supuestamente, habían sido preparados.


No. Si ya lo vengo diciendo yo desde hace bastante tiempo: “Si quieres que algo se haga bien hazlo tu mismo”.

Feliz finde para todos.

viernes, 8 de marzo de 2013

Woman.

Ilustración: Girl's back study. 
Autor: leopardsnow

Una vez más celebramos el Día Internacional de la Mujer y una vez más nos quedamos tan solo en los gestos y en las palabras. Ya el año pasado manifesté en un post bastante crítico (Día Internacional de la Hipocresía) la opinión que me merecía el uso politizado y un tanto mezquino que se hace aprovechándose de lo que viene a conmemorarse en esta fecha. Pues bien, lo que dije en aquel momento conserva plena vigencia y, en algunos aspectos, más aún.

No insistiré más en esta cuestión. Tan solo dejaré un pequeño aporte personal que, de aplicarse, redundaría en beneficio colectivo, se trate de este tema o de cualquier otro: “MENOS CUENTOS Y MÁS TRABAJO”.

Un saludo a todos y mis felicitaciones (si es que hay algo por lo que felicitar) a todas las damas.


lunes, 4 de marzo de 2013

Desmontando el bdsm.



Los que ya estáis habituados a mi manera de entender la D/s no os vais a sorprender por lo que voy a exponer a continuación. Desde esta ciudad siempre he abogado por establecer un concepto sobre el bdsm lo más amplio y plural posible, y parece que, de un tiempo a esta parte, este viene siendo un tema sobre el que se debate con bastante asiduidad; aunque, en muchas ocasiones, se haga de una forma bastante enconada y hasta, incluso, visceral.

No hay duda de que el fenómeno que ha supuesto el éxito editorial de la saga de “Grey” ha tenido mucho que ver con todo esto. Independientemente de la verosimilitud que dicha obra pueda aportar, si que es cierto que ha ayudado, y mucho, a erradicar infinidad de tabúes. Pero, al margen de esto, no debemos olvidar que se trata de una tendencia que ha surgido circunscrita dentro de un ámbito marcadamente comercial y que corre el riesgo de desvanecerse con la misma facilidad con que se ha generado.

Dicho esto, resulta muy cierto que nos encontramos ante un tema del que ahora se habla mucho más abiertamente. Tal vez por ello se escuchen tantas voces y se viertan tantas opiniones. Incluso aquellos que rechazan de plano este tipo de prácticas sienten la imperiosa necesidad de manifestarse al respecto (cosa que, antes, ni se les hubiera pasado por la cabeza).


Lo curioso de todo este asunto es que, de repente, ha surgido una ingente cantidad de “expertos” que defienden a capa y espada su posición frente a los argumentos; perfectamente válidos; que esgrimen otros. Y es que; dentro de esta especie de vorágine a la que estamos asistiendo; tienden a olvidarse las bases eternas sobre las que debe sustentarse cualquier relación de género D/s, es decir: “Sano, Seguro y Consensuado. Tomando como ejemplo; sin ir más lejos; esta última, sin acuerdo nunca será posible el consenso, por lo que, desde aquí, emplazo a todos aquellos que realmente estén interesados en este tipo de cuestiones a erradicar de su mente la idea de que al bdsm se llega a través de la imposición.

Sin entrar a debatir si uno nace o se hace con un rol determinado, lo que resulta innegable es que, para poder desarrollarlo, se precisa de practica y, esta, solo llega tras haber invertido tiempo y esfuerzo. Conversar con frecuencia acerca de un tema no te avala más allá del propio coloquio. El mero hecho de haber leído, por ejemplo, el kamasutra no te confiere unas aptitudes amatorias especiales. Ver un video donde aparezcan escenas bdsm no te puede trasmitir lo que tú sentirías si fueras uno de los protagonistas (a menos que ya lo hayas sido). Son cosas que, si nos paramos a pensarlas, caen de cajón, pero es tal la fascinación que este mundo parece estar ejerciendo de repente que, incluso, la propia realidad se desdibuja.


Luego estaría el modo “tipo” en que se han de desarrollar las relaciones de esta naturaleza: que si de forma continua o esporádica, como un juego o tomándoselo más en serio, con o sin sentimientos, en la intimidad de una pareja o en grupo… ¿y qué más da? ¿Por qué ese empeño en validar o censurar? Que cada uno se quede con la opción que más le aporte, que la cambie si lo estima oportuno o la descarte si no le conviene. Yo lo veo así de sencillo. Lo único que, en mi opinión, se ha de tener en cuenta es que; aquellas personas con las que interactuemos; han de estar al corriente de cuales son muestras inquietudes (y viceversa).

Por otro lado, lo más complicado de asimilar respecto a las relaciones D/s no son las prácticas físicas que pudieran tener lugar dentro de las mismas, ni tampoco alcanzar a conocer cuales son las normas generales por las que deben regirse ( que como ya he apuntado más arriba, son tan solo tres). Lo que resulta realmente difícil es tratar de comprender las motivaciones que impulsan a una persona a implicarse en este tipo de experiencias cuando se carece, precisamente, de esas mismas motivaciones.

¿Qué determina que nos gusten unos deportes más que otros? ¿Qué es lo que provoca que las inquietudes académicas cambien en función del individuo? ¿Por qué adoptamos una religión en concreto o, simplemente, prescindimos de todas ellas? ¿Cómo medir el alcance de nuestra fe? Por norma general, cuestiones de este tipo no nos resta horas de sueño ¿verdad? Las abordamos de forma natural sin excesivos agobios. ¿Por qué entonces la D/s habría de ser distinta? ¿A qué obedece esta repentina necesidad de posicionarse?


La verdad es que, en apenas un año, el bdsm a pasado de estar considerado como algo minoritario, depravado y marginal a ser una moda más a la que cualquiera puede apuntarse sin mayor respaldo que el ofrecido por un caprichoso impulso momentáneo. La D/s no es ni una cosa ni la otra y, aunque cada cual es muy libre de explorar lo que deseé; si lo que nos encontramos no responde a nuestras expectativas conviene recordar que, en esto, no existe una oficina de atención al cliente donde poder reclamar.

Saludos a todos y disfrutad como gustéis aunque siempre con respeto.


domingo, 3 de marzo de 2013

Dame.



Dame aquello a lo que temes;
tus angustias, tus recelos;
que nada venga a turbarte
cuando me ofreces tu entrega.

Conocidas son las luchas
que en tu interior hacen mella
igual que el miedo sombrío
que a tu voluntad refrena.

Vuélcalo en mí sin dudarlo,
dale salida a esa pena,
abre ese armario olvidado
que a pesadillas alberga.

Ven a mí tal como eres
sin omitir cosa alguna
que entre los dos ya sabremos
darle la forma oportuna.


sábado, 2 de marzo de 2013

Upss...



Que el principal afán que mueve a todos los integrantes de la ludoteca sea la incansable búsqueda de nuevos tipos de entretenimiento no quiere decir que permanezcan ajenos a la creciente preocupación que se está instalando entre buena parte de la ciudadanía de esta jaula grillos en que se está convirtiendo España. El lamentable espectáculo que nos vienen ofreciendo; día sí, día también; algunos de nuestros máximos dirigentes, comienza a adquirir tintes surrealistas; lo cual no pasa desapercibido para nuestros perspicaces compañeros lúdicos.

Conscientes de la dificultad que entraña revertir a corto plazo esta situación; y enemigos como son del exabrupto y las acciones violentas; lo que nos vienen a proponer en esta ocasión es la aplicación de una variante de la resistencia pacífica (sin olvidar, por supuesto, su tan particular toque personal).

¿Qué pasaría – se preguntan – si todas aquellas cuestiones a las que nuestros “sufridos” gobernantes prestan tanta atención en detrimento de otras, tal vez, más importantes, se vieran repentina e inexplicablemente ralentizadas?  No dejan de ser personas que se compran sus cositas, frecuentan restaurantes (a veces hasta les escuchan) o se dan un homenaje en modestos hotelitos. Necesitan hacer uso de los servicios que les brindan taxistas, fontaneros, dentistas…, (a los banqueros mejor no mencionarlos), y así  un largo, muy largo etcétera de profesionales.

Como de costumbre, nuestros amigos ya se han puesto manos a la obra. Han estado realizando varios ensayos y han podido constatar que…, a veces, ocurren “accidentes”.


Por una vez; y sin que sirva de precedente; yo me adhiero a esta proposición, dejando claro, eso sí, que siempre resulta inaceptable la causa de cualquier tipo de prejuicio físico y que se debe de ser muy consciente de las posibles represalias que podrían traer consigo actuaciones de esta índole.

Un feliz y provechoso finde para todos.


viernes, 1 de marzo de 2013

El poder de los sueños.



Una ilusión eterna, o que al menos renazca con frecuencia en el alma humana, tiene muchos visos de realidad.

André Maurois. (Novelista francés)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...