Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

viernes, 30 de mayo de 2014

Defensa personal.


A nadie se le escapa que casi todo, en el ambiente que nos rodea, se nota, en general, un poquito revuelto. También es cierto que nuestra realidad actual no es que esté dando demasiadas razones para el optimismo. Pero de ahí a adoptar ciertas medidas de carácter, más bien, “expeditivo” (por decirlo suavemente)…, la verdad, creo que es llevar las cosas un poco lejos.

Por desgracia, ese parece ser, precisamente, el tipo de dinámica por el que, en teoría, han optado en la ludoteca para poder hacer frente a determinados “desafíos” que pudieran surgirnos en un momento determinado; y…, haciendo suya aquella máxima del viejo Vegecio  que viene a decir “El que desee la paz, que se prepare para guerra” (Igitur qui desiderat pacem, praeparet bellum), han iniciado un programa de entrenamiento específico encaminado a mejorar nuestra capacidad de reacción y respuesta ante situaciones…, digamos, “comprometidas”.


Que quede claro que, desde esta ciudad, siempre se ha defendido (y se continuará defendiendo) la vía pacífica como la mejor alternativa para solucionar cualquier tipo de conflicto. No quieran ver aquí determinados “agitadores” de la crispación ninguna clase de apología de la violencia; ni explícita ni velada; por mucho que algunos de los “predicamentos” que aquí suelen exponerse pudieran inclinar a algunas personas a pensar de ese modo.

Ya sabéis que tampoco suelo inmiscuirme demasiado en los asuntos “lúdicos” y que esa “institución” cuenta con un alto grado de autonomía; enfocada, sobre todo, a proporcionar una línea de pensamiento alternativa y que permita poder disfrutar de esa pluralidad de ideas que no sería posible obtener de otro modo. He de reconocer, no obstante, que se les suele ir un poco la “la pinza” y que, con cierta frecuencia, no tiene demasiada fortuna (ni tampoco sentido de la oportunidad) en el momento de lanzar sus propuestas. De todas formas, hasta ahora, no me había preocupado en exceso cuando se decidían a exponer algunos de sus planteamientos más radicales, por una razón bien sencilla: la aplicación práctica de todos sus ensayos teóricos falla, y mucho, en cuanto a metodología se refiere. Juzgadlo si no vosotros mismos a la vista de sus planteamientos iniciales en este caso en concreto.


Pero…; y ahora es cuando sí que empiezo a preocuparme; parece que, por primera vez en toda la historia de la Ludoteca; se han venido a percatar de sus propias limitaciones y han decidido solicitar la colaboración de personas más “experimentadas” en aquellas áreas para las que han descubierto que no están adecuadamente capacitados. Ciertamente, no puede decirse que sus criterios de elección, en este sentido, sean tampoco demasiado acertados, ya que, el primer nombre que surgió para ayudarles en su actual cometido (y por el que han optado sin dudarlo un instante) fue el de Tyler Durden.


Sé que a muchos de vosotros este individuo no os va a sonar de nada. El problema es que; en determinados círculos; sí que resulta conocido y no precisamente por la delicadeza de sus métodos. Ahora se encuentra cómodamente situado en el entorno de las instalaciones lúdicas e imparte sus enseñanzas con una dedicación y un empeño dignos de elogio, pero con unos objetivos más bien cuestionables. Nada escapa a su influencia y hasta el propio Gateto ha terminado sucumbiendo al discurso del Sr. Durden.


De todas formas; independientemente del cariz que pudieran ir tomando los acontecimientos; yo voy a continuar abogando por la búsqueda de soluciones consensuadas entre las diferentes partes que puedan verse “enfrentadas” (que ya se sabe que casi siempre resulta mucho más provechoso aunar que dividir).


Además, puestos a tirar de frases conocidas yo me decanto por la que se le atribuye a Gershon Legman allá por la primavera de 1965 (casi 50 años ya de aquello) y que no es otra que: “Haz el amor y no la guerra”.

El poder está en nuestras manos, muy cierto. De nosotros depende cómo utilizarlo.


Que podáis disfrutar todos de un feliz, tranquilo y placentero finde.


2 comentarios:

  1. Ciertamente el ambiente está algo caldeado y los animos muy encendidos, asi que personalmente me cuesta horrores no aplicar esos métodos que nos presentan nuestros amigos de la ludo, y en muchos instantes me quedaría la mar de agusto pegando algun que otro cate, pero estoy tan cansadita que no tengo fuerzas para poder vencer, asi que mejor me voy a dar un masajito con esencias relajantes para desconectar y renovarme....

    Necesitaré una mayor preparación, asi que ya me pondré en contacto con estos loquillos de la ludo para el entrenamiento...

    Besines dulces
    A Tus pies

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya. Y yo que pensaba que preferirías decantarte por mi alternativa de negociación.

      En fin. Veo que no queda más remedio que rendirse a la evidencia y asumir el signo de estos tiempos convulsos.

      De todos modos; aún albergo esperanzas de poder asistir a un proceso generalizado de entendimiento donde sea posible una convivencia pacífica a pesar de los desacuerdos que pudieran manifestarse.

      Un beso y un azote, mi dulce; aunque crispada; sierva (tinc por).

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...