Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

miércoles, 27 de abril de 2016

Obviedades insoslayables.





Todos; en distinta medida;
transitamos por el paraje sombrío
inherente a nuestros sueños.
Todos venimos provistos
de un cariz tenebroso,
de un reverso siniestro,
que a la moral interpuesta esquiva
desoyendo lo prescrito.

Nos violenta con sus ansias
y nos induce a tomar partido,
e inclinarnos del lado
de las bajas pasiones,
invocando a la “bestia”,
atávica e impúdica,
que mora en lo más recóndito
de nuestras entrañas.

Comúnmente aletargado;
dormido y oculto a las miradas;
permanece secretamente agazapado
en espera de una ocasión propicia
para mostrarse rotundo,
devastador e implacable,
y adueñarse de la escena,
los cuerpos y los afanes.

Temerosos de ese impulso
y su aliento arrebatado,
lo ceñimos a unas normas
que parecen sepultarlo
bajo el peso de costumbres,
civilizados rituales,
que diluyan al salvaje
que pugna manifestarse.

Más antiguo que nosotros,
sabe mostrarse paciente
y, a poco que relajemos
nuestra atenta vigilancia,
no dudará en rebelarse
y reclamarnos sus fueros,
sin más lógica que el gusto
por dar placer a la carne.


2 comentarios:

  1. Es así nuestra esencia y por mucho que tratemos de enmascarar o negar su existencia siempre aflora por cualquier resquicio, por eso, siempre es mejor conocernos y saber que fluye en nuestro interior para dejarnos atrapar cuando asi sea nuestro deseo, haciendole creer que nos gobierna para gozar con su explendor...

    Yo ya no me niego a mi misma, sé quien soy y aunque aun me sorprende su magnitud dejo, de vez en cuando, que exprese su fuerza y me deleite.

    En otras ocasiones guarda guarida y espera el momento...

    Besines dulces
    A Tus pies

    ResponderEliminar
  2. Y bendito sea! De vez en cuando hay que dejarla salir, para que nos arrastre con ella haciéndonos catar la furia del placer por placer…

    Mil Bsoss!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...