Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Bien avenidas.



He podido comprobar que la visión que ofrece esta pequeña y recóndita urbe cuenta de cierta aceptación entre el colectivo lésbico. Egoístamente, por la parte que me te toca, no voy a negar lo atractivo que puede llegar a resultarme el hecho de observar a dos damas mientras se aman apasionadamente.

He de admitir, no obstante, que lo que más me atrae de las mujeres es, precisamente, su feminidad y; sin ánimo alguno de ofender a nadie ni de censurar sus preferencias; pocas cosas me desencantan más que el hecho de ver como la pierden.

Sé que por esta cuestión se me puede acusar de varios “delitos” (en breve estaré dispuesto a entonar el MEA CULPA) pero, todos cuantos soléis dejaros caer por aquí, sabréis de la insana e inmisericorde costumbre que tengo de expresar mi opinión sin demasiados remilgos.

De todos modos, pese a cualesquiera que pudieran ser mis aprensiones o las del amorfo y estandarizado vulgo, sirva esta entrada como homenaje a todas aquellas féminas que viven su intimidad bajo los tiernos influjos de los versos de Safo.

Va por vosotras.

Un saludo.

2 comentarios:

  1. Pues claro que disfrutan paseándose por Tu ciudad...eso nunca lo he dudado!!!porque no?

    Como siempre, debe haber ciertas entradas que no les motiven, porque no se sientan tan atraídos o identificados, pero eso nos pasa a todos...

    Pero...la capacidad de disfrutar de unas buenas palabras y unas excepcionales imágenes la tenemos todos...y Tu ciudad tiene mucha calidad respecto a eso!

    Sé que este post poco tiene que ver conmigo, por no decir nada, pero si quiero comentar que...me puede la curiosidad, y me gustaría (me gustaría???uuufff PELIGRO!) saber que escenas han venido a Tu mente...aunque no se si preguntar...

    Poco más que decirte...solo pedirte que sigas haciéndonos disfrutar y nos permitas por mucho mucho tiempo pasear por Tu preciosa ciudad...

    Besitos
    A Tus pies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, mi dulce sierva. Ha de dejarse hueco a las miradas distintas, siempre y cuando impere un mutuo respeto.

      Sobre la tuya, conozco sobradamente su luz y; disculpa que lo exprese de forma tan prosaica; entenderás que no pueda considerarla del todo objetiva.

      ¿Mi mente? Uhmmm.... ya la conoces. Fácil y difícil a un tiempo. Clara y a la vez imprevisible. Como todo..., cuestión de cogerle el tranquillo.

      Un beso y un azote.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...