Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

viernes, 13 de diciembre de 2013

Enfants terribles


Aaaay… estos peques. Locos bajitos que, en más de una ocasión, nos traen de cabeza. Pueden pasar de ser adorables a generar las más intensa exasperación en apenas unos segundos; pero… ¿qué sería de nuestras vidas sin ese toque de color que nos aportan con sus inventos y ocurrencias? No obstante, no debemos de olvidar que todos hemos sido niños y hemos causado; en algún momento; tensiones similares a las que ahora nos toca padecer.

Esa es la razón por la que en el “Departamento de Estudios Infantiles”  con el que cuenta la ludoteca se han propuesto ahondar en el interior de esas personalidades en miniatura para, así, ayudarnos a los adultos a recuperar a ese niño que todos llevamos dentro. Pero hete aquí que las primeras conclusiones que han podido obtener en virtud a sus estudios; más que arrojar alguna luz sobre este asunto; lo que han hecho es plantear nuevas incógnitas. ¿En qué momento se pierde esa extraña capacidad de análisis que se manifiesta durante la infancia? ¿Qué líneas de razonamiento son las que rigen su peculiar forma de actuar? Las preguntas podría multiplicarse casi hasta el infinito, pero lo que ha conseguido llamar la atención de nuestros investigadores sobre todo lo demás ha sido lo siguiente: ¿A qué obedece esa especie de suerte proverbial que parece acompañar siempre a nuestros pequeños y que les sirve como excusa para no seguir las directrices que, por su propia seguridad, los adultos tratamos de inculcarles? Los ensayos de laboratorio no hacen más que confirmar este punto, pero aún no han logrado dar con una explicación.




Lo que sí que ha quedado muy claro es que; incluso a edades muy, muy tempranas; ya somos bastante celosos de nuestra intimidad y que no nos sentimos cómodos en aquellas situaciones en las que vemos coartada nuestra libertad de movimientos.


Eso podría explicar; al menos en parte; las malas pulgas que se gastan algunos chiquillos que no están para demasiadas gaitas (sobre todo cuando tendemos a interrumpirles en sus quehaceres con cuestiones que les resultan irrelevantes).


Pese a todo esto, resulta innegable que son capaces de establecer unos vínculos muy profundos cuando así lo estiman oportuno, lo que da pie a pensar que nuestras capacidades ya están bastante desarrolladas aún siendo muy “jovencitos”. Otra cosa sería ver en qué circunstancias son aplicadas (se sigue investigando).


Otro hecho a destacar es la ternura que despiertan en nosotros, mediante la que consiguen despertar nuestros instintos más nobles; como son el desinterés bien entendido y el espíritu de sacrificio. Pero… ¡¡cuidado!! Tras esa fachada de candidez (por muy sincera que sea en realidad) pueden esconderse más riesgos de los que creemos.


Lo que vienen, en definitiva, a apuntar las conclusiones preliminares de este estudio es que, niños y mayores, no somos, en el fondo, tan diferentes: cada uno va a la suya y el que no se sienta a gusto…


Feliz finde para todos y mucho cuidado con esos diablillos y sus diabluras.


4 comentarios:

  1. :)
    Mientras siguen las investigaciones yo solo puedo decirte que son unos pequeños traviesos, curiosos, ocurrentes, juguetones y sinceros chiquitines, no lo sé, en un par de ocasiones he quedado al cuidado de un grupo de alrededor de 20 ó 30 pequeñines de entre de ocho o nueve años y te dejas sorprendida, vienen corregidos y aumentados. (ah y justo esa expresión que marca con su dedito la niña del gif al final me la ha explicado hace apenas unos años una niña de unos de esos grupos que cuidé).

    Un beso Qarpatian

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¡30 para ti sola!? Sinceramente: me quito el sombre ante tu arrojo y valor. ;)

      Bromas a un lado, aunque a veces consigan sacarnos de nuestras casillas, lo cierto es que; por mucho que suene a tópico; se aprende mucho de ellos.

      Un abrazo Ame y que pases un buen fin de semana.

      Eliminar
  2. En ocasiones desesperan, en otras te llenan de ternura o te dejan alucinada con sus capacidades, pero siempre son reflejo de lo que un dia fuimos y son nuestro futuro...

    Una gran responsabilidad pero tambien una gran alegria...

    Bien se de sus locuras y de todo cuanto son capaces de sacar de nosotros mismos....

    Un post muy divertido y tierno, y confieso que me he visto en mas de una de esas imagenes, seguro que Tu ya sabes cuales....;)

    Besos dulces y algo traviesos de la niña que llevo dentro...

    A Tus pies

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo dices o me lo cuentas, dulce sierva.

      Ya sabes que siempre tengo a mano la libretita (aunque no en su forma física) y la cajita con "els gomets de colors" para ir pegando; "verd o vermell"; según el caso.

      Por eso siempre te despido siempre como lo hago; para asegurarme, al menos, un 50% de acierto. Así que...

      ...un beso y un azote, ¡¡trastu!!.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...