Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Historias.


¿A quién no le agrada un buen relato? ¿Quiénes le harían ascos a una narración bien construida y argumentada? Tal vez una de las señas de identidad más características del ser humano es la atracción que sentimos por las historias, los cuentos, las fábulas… quién sabe si la propia invención del lenguaje no obedecerá a esté propósito en concreto.

Todo resulta digno de ser contado; todo nos puede aportar ideas y reflexiones, aunque estas difieran bastante de las expuestas a través de un determinado discurso. Yo; ahora mismo, al poner por escrito esta sucesión de palabras; ya estoy manifestando un parecer y contando; aunque sea de manera muy sutil; algunas cosas de mi propia personalidad. A muchos les resultará prescindible, a otros sugerente, a otros carente por completo de cualquier interés y…, así, podrían ir acumulándose las opiniones hasta completar todas las combinaciones posibles.

Lo realmente curiosos de las historias es que, cuando consiguen captar nuestra atención, pueden llegar a atraparnos sumiéndonos en un embelesamiento tan intenso que nos haga desear formar parte de la misma. Da igual que se trate de una novela, una película, un relato de viva voz o lo que sea; lo cierto es que, si el argumento nos resulta atractivo, desearemos poder vivirlo.


Últimamente, con la D/s está pasando algo así y…, ¡¡ojo!!, no estoy insinuando que no tenga el mismo derecho que cualquier otra temática a contar con sus propios cronistas y con sus referencias específicas (será el tiempo quién se encargará de determinar el grado de éxito o la validez acerca de este o cualquier otro asunto), pero; independientemente del trasfondo en que se ubique una trama; las historias son eso: “historias”. Soy el primero en admitir que resulta bastante difícil desconectarse del hilo de una narración que ha conseguido engancharnos, que logra aportarnos aquello que intuíamos pero no éramos capaces de desvelar y que consigue llenar (aunque solo sea de un modo transitorio) ese vacío en relación a determinados contenidos que a veces nos asalta.

De todas formas, aunque pueda estar muy bien sumergirse en propuestas ajenas de orden descriptivo; antes de envidiar las vivencias de personajes reales o ficticios, antes de anhelar con vehemencia vestirnos con sus pieles y dar la réplica a unos sentimientos que les suponemos; parémonos a pensar una cosa. Mejor que tratar de reproducir una pose, un ideal…, un sueño, es la posibilidad que tenemos todos nosotros de crear algo propio y genuino, de escribir nuestra propia historia; palabra por palabra, línea tras línea; sin necesidad de plasmarlo en ningún otro formato que no sea la propia vida y con la ventaja de poder participar activamente en nuestro propio relato.


Que nunca nos falten historias para contar y, menos aún, para vivir.

Un saludo a todos.



6 comentarios:

  1. Vaya, lo siento, algo moví mal, paso mañana a comentarte (creo te cambié el nombre), me disculpo
    Un saludo Qarpatian

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes en absoluto.

      Ese tipo de cosas no se tienen en cuenta en esta ciudad.

      Un fuerte abrazo, Ame.

      Eliminar
    2. Hola Qarpatian.

      Sabes?, estaba respondiendo comentarios en mi espacio y me detuve en el tuyo, recordé que dejé pendiente algo por aquí, sinceramente estas fechas son extrañas, los días muy lentos y el interior totalmente acelerado, con todo un sin fin de sentimientos y recuerdos que pareciera nunca van a terminar de invadirte, algo caótico.

      Me gustan los relatos, te soy sincera, soy más del gusto de relatos que de poesía, aunque he escrito pocos y no podría decir que están bien construidos o argumentados, me gusta inventar leyendas, aunque son extrañas, cosas que siempre andan revoloteando en mi cabeza, de la piel, del pensamiento, de la brisa, de los sueños (creo debería ser normal) y en mi espacio está mi historia, es mi día a día, no todas las personas captan el trasfondo de esos textos y quien lo hace no me comenta en el blog, lo deja vía correo.

      En lo personal, me gusta como escribes y lo que escribes, llegué aquí por error y me quedé por gusto, es todo un placer visitar tu espacio Qarpatian.

      Un beso

      Eliminar
    3. Pues..., siendo yo igual de sincero, ¿qué quieres que te diga Ame? Como ya has tenido ocasión de comprobar, en esta ciudad también reina un tanto el caos; pero, por otro lado, tiene su punto de lógica dentro de un cierto orden, ya que... ¿qué atractivo tendría una ciudad completamente uniforme?

      Los diferentes gustos (aunque no sean compartidos), si son respetados, consiguen enriquecernos y, desde el principio, ese ha sido el objetivo en esta pequeña urbe.

      Consigues que me suban los colores con tanto elogio como dedicas a este pequeño rincón, pero no voy a disimular el orgullo que siento al ser capaz de trasmitir aquello que buscaba y ver como otras personas sois capaces de verlo y disfrutarlo a vuestro modo.

      Un fuerte abrazo y Felices Fiestas.

      Eliminar
  2. Es cierto que a todos nos cautivan las buenas historias y, a mi en concreto siempre me ha encantado tratar de ver lo que hay de la personalidad de quien escribe tras esas palabras, como las pistas de una aventura. Supongo que rara vez debo acertar pero mi imaginacion viaja no solo a traves de la historia contada sino por la oculta...

    Creo que incluso con nuestras palabras y gestos cotidianos hablamos de nuestra propia historia vivida y somos reflejo de nuestra experiencia, y en ese gusto mio por ver mas alla de lo que se cuenta siempre me pregunto: que me estas contando en realidad?

    Sabes que soy muy fantasiosa y mi imaginativa mente siempre traza peculiares tramas, pero se que siempre escondo entre palabras algo de mi misma para quien quiera verlo...

    Mi historia ahora está en un capítulo emocionante, clave en el desarrollo, con matices apasionantes y lleno de vigor...de esos que no quieres que acaben, de esos que son tan bellos que los ojos ajenos creen solo como un cuento...

    Tu eres mi historia, esa real, vivida intensamente, deseada y amada en cada rincon de mi ser...

    Que no acabe mi Señor!!!que la mia sea Tuya y juntos la escribamos...un deseo ambicioso pero ese es mi sueño....

    Gracias por todo este tiempo permitiendome ser parte de la Tuya...me encanta!!

    Besos dulces
    A Tus pies

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que la "lectura" no se te esté haciendo demasiado pesada; aunque, por lo que veo, no parece que fueras a cansarte por muchas partes en que estuviera dividida esta "novela".

      Un beso y un azote, mi dulce e intrigada sierva.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...