Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

viernes, 4 de septiembre de 2015

Ave Fenix.





Llega un momento
en la vida de las personas
donde; por una causa o por otra;
nos vemos afectadas de un profundo e irrefrenable arrebatamiento.

Sin comprenderlo del todo
nos lanzamos al vacio de una emoción silenciosa
que viene a socavar los cimientos
de nuestro eficiente y acostumbrado criterio.

Aquello que sobreviene;
pocas veces deseado;
nos transforma por completo
enajenando nuestros intereses.

Como fe de iluminado
nos arrastra hacia unos dogmas
inescrutables, ambiguos
y ciegamente adoptados.

Su variada procedencia;
miedo, frustración, impaciencia…;
proporciona demasiado a menudo
un oportuno enemigo
a quien culpar sin reparo
de los azares y desventuras
que frecuentemente nos visitan.

Pero…, a veces, esa fuerza
que aparece por sorpresa
sirve para abrir puertas
que benefician el alma,
si evitamos el exceso
y sopesamos su carga,
centrando en el fuero interno
ese sentido que surge
sin tratar de imponerlo
si no es a base de ejemplo.

De esa odisea privada,
de esa implosión objetiva,
se extrae la sabia que nutre
y da luz a nuestra vida;
generando en cada uno
distintos tipos de chispa.

De nosotros depende
cual habrá de ser el resultado final
de toda esa agitación que viene a inquietar nuestra conciencia profunda
y el provecho; o la quiebra; que de ella devenga.


2 comentarios:

  1. Sabios los que saltan al vacío despojándose de lo mundano de esta vida.
    Quién nada tiene,nada posee.......
    Comparto contigo cada una de tus palabras.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...