Embajadas.

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

viernes, 24 de marzo de 2017

Expectación.





En el ánimo de los qarpadios comienza a percibirse una cierta agitación y un inequívoco impulso dirigido a adoptar todos aquellos usos más propios de las épocas que cuentan con un clima de una naturaleza claramente benigna. Si bien la cíclica precisión del calendario pudiera arrojar bastantes esperanzas en ese sentido; la realidad ambiental, en cambio, parece empeñada en frenar tal suerte de expectativas.

No obstante, determinadas ansias no suelen ser de atender demasiado a la razón y, frente a según qué apremios, conviene buscar un modo de darles salida, sin llegar a recurrir, eso sí, a dudosos sustitutivos de escasa valía a nivel práctico.




Todo parece indicar, empero, que aún tendremos que esperar un poco para poder desprendernos de nuestros abrigos y dedicar nuestras horas a disfrutar de todas esas actividades que tanto nos gusta practicar al aire libre.





miércoles, 22 de marzo de 2017

Entente.





Ciertos códigos se esconden
entre gestos manifiestos
y visten de cotidiano
lo que, en verdad, es secreto.

Algoritmos compartidos
y encriptados por detalles
que, aunque se ven, se camuflan
vestidos de accidentales.

Nacen del compromiso
que define a los aliados,
que comparten sin tapujos
lo que al resto se les hurta,
y en la común singladura
que emprenden hayan el modo
de hacer de su compañía
una clara hoja de ruta.

Cómplices del momento,
hermanados sin fisuras,
acometen sus proyectos
sin despreciar la ternura.

Y de ese idioma callado,
de ese lenguaje inferido,
surgirán nuevos vocablos
que prescindan del oído.



martes, 21 de marzo de 2017

Postureo.






Pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos.



Nicolás Maquiavelo. (Escritor, filósofo y político italiano)


domingo, 19 de marzo de 2017

Rincón feng shui.





Llevo unos cuantos días bastante más ajetreados de lo que ya viene siendo habitual en mi y, he de admitirlo, comenzaba a sentirme un tanto superado por la; en apariencia; inagotable sucesión de labores y compromisos que se estaban acumulado en mi apretada agenda.

Como veis, en Qarpadia, no todo se reduce a relajarse y disfrutar de los despreocupados afanes propios de una vida disipada. Por suerte, siempre, o casi siempre, es posible disponer de los medios necesarios para atenuar, en lo posible, los efectos adversos de esas puntuales sobrecargas de actividad que pudieran llegar a presentarse.

 Que todos podáis, por lo tanto, disfrutar de una feliz, y “armoniosa”, jornada de domingo.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...