Embajadas.

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

martes, 6 de diciembre de 2016

Pericia como virtud.





La pasión se convierte en fuerza cuando encuentra una salida mediante el trabajo de nuestros brazos, la pericia de nuestras manos o la actitud creadora de nuestro espíritu.




Mary Anne Evans. (Escritora británica)


domingo, 4 de diciembre de 2016

Rincón cabaña.





A fin de encarar con la debida presteza de ánimo el aluvión de festividades y celebraciones que se nos vienen encima, he creído oportuno tomar cierta distancia en relación al ingente, desenfrenado y; hasta incluso; contraproducente, cúmulo de preparativos que, de forma prácticamente automática, tendemos a asociar con estas fechas.

Creo que no viene nada mal alejarse por unos días de toda esa vorágine y esa suerte de frenesí que parece impregnarlo todo. Sirva mi ejemplo para que…, cuando estéis inmersos en un atasco, esperando vuestro turno en una interminable cola u ocupados con cualquiera de esas otras cosas que se suelen hacer por esta época; seáis conscientes de que siempre existen alternativas y que (aunque no siempre seamos capaces de abstraernos de “ese orden imperante”) el sentido y naturaleza de nuestro entorno depende, en gran medida, de lo que nosotros mismos determinemos.

Que disfrutéis todos de una feliz, y “sosegada”, jornada de domingo.



viernes, 2 de diciembre de 2016

Periplo incesante





Tiendo a ofrecer aquí una visión, no diré que idealizada de Qarpadia, pero sí un tanto sesgada por cuanto vengo a centrarme en sus aspectos más atractivos y glamurosos. Lo cierto es que…, todo cuanto sucede en “la nación invisible”, no es ajeno al normal devenir que; como en cualquier otra parte del mundo; tiende a observarse en las relaciones sociales.

El hecho de que aquí se obedezca a un ordenamiento y costumbres bien diferenciadas no quiere decir que (en lo referente a esa forma tan particular de entender la interacción entre individuos) sea “llegar y besar el santo”. También por estos lares resulta preciso saber esperar, aguardar la llegada de nuestro momento y saber hacer frente a todos esos periodos de transición donde nuestros objetivos aún se muestran lejanos. En resumidas cuentas: ser pacientes.

Ya que; en muchos sentidos; el sacrificio resulta intrínseco a estos territorios… ¿qué se puede esperar de todos aquellos que, precisamente, no saben esperar?



miércoles, 30 de noviembre de 2016

Atardeceres de otoño.






Cae la tarde,
con su fulgor mortecino
de broncíneas llamaradas,
sobre un suelo adoquinado
por la hojarasca marchita
entre el anuncio a la helada,
que ya se huele en el aire,
y los últimos destellos
de un sol de fuerzas menguadas.

Es un instante en el día,
un parpadeo en el tiempo,
donde dorados reflejos
hacen su puesta de largo
anticipando los guiños
de los brillantes luceros
que…, recurriendo a su alquimia,
tornarán oro por plata.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...