Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

jueves, 20 de septiembre de 2012

Triangulaciones.



Dentro de la D/s existe una cuestión sobre la que, a priori, parece darse un acuerdo más o menos unánime, pero que, a la postre, genera una enorme controversia. Me estoy refiriendo al hecho de que un dominante (independientemente de su condición o preferencias sexuales) puede tomar a su servicio a más de un sometido.

Sobre este punto, como ya he dicho, parece que casi todos tengamos en cuenta que se trata de una opción posible, pero, a partir de ahí, es donde empiezan a manifestarse las diferencias. Que constituya una posibilidad no quiere decir que se trate de algo fácilmente aceptable o asumible. Pero vayamos por partes.

Desde mi condición de dominante no es que pueda aportar una visión demasiado objetiva sobre este asunto, pero, de todas formas, intentaré ser tan imparcial como las circunstancias lo permitan. Quiero aclarar esto pues; de un modo bastante generalizado, a quienes ejercemos la dominación; se nos suele acusar de “tirar por la calle de emedio” cuando se trata sobre este tema. A veces, da la impresión de que no fuéramos capaces de sentirnos realizados hasta no disponer de un harén del cual poder presumir. Las motivaciones de un dominante a la hora de serlo son muy variadas y, esa, puede ser una de ellas, pero tampoco quiere decir que (dependiendo del caso) tenga que ser la única ni la más importante. Podría no figurar entre las prioridades e, incluso, haber sido totalmente descartada. Lo que pasa es que, muchas veces, suele emplearse como un arma arrojadiza que poder esgrimir contra nosotros a fin de evidenciar nuestra, supuestamente, escasa capacidad para el compromiso y nuestra inherente tendencia a adoptar siempre aquellas posturas que nos resulten más cómodas y provechosas. Sin duda que no dejará de haber ocasiones en la que así sea, pero…, si se da por sentado que siempre habrá de ser así y no resulta de nuestro gusto… ¿para qué entregarse? ¿No?


Además, ¿quién ha dicho que para un dominante lo más cómodo lo constituya el hecho de tener que ocuparse de más de una persona a la que instruir, supervisar, alentar, descubrir, proteger… y un largo, largísimo, etcétera. Lo cómodo, y lo más lógico en ese caso, sería dejarse de complicaciones y dedicarse a otras cosas que reportaran un beneficio más inmediato.

Sin duda, todo esto que he dicho, dependerá de la idea que se tenga sobre la dominación y ya sabemos que, esta, no suele resultar demasiado coincidente. No obstante, y siempre bajo mi particular punto de vista, he de reconocer que, el hecho de poder contar con varias sumisas a mi servicio, no deja de resultar atrayente; pero… ¿y todo lo que lleva aparejado?

No negaré lo sugestivo que puede resultarme contemplar una foto (como algunas de las que me he servido para ilustrar este post) o visionar una escena de video donde varias féminas se aplican a fondo para proporcionar placer a un varón. Sin duda que me resulta excitante, aunque, en esos caso, no debemos de olvidar que se trata de una pose, de una recreación protagonizada por modelos y actores, profesionales en su campo que, aunque no por ello dejan de ser personas con sus sentimientos, no dan el mismo enfoque a una situación que, de ser vivida en su ámbito más íntimo, a buen seguro les plantearía otro tipo de retos bien distintos. ¿Tendemos entonces a confundir realidad y ficción? Sinceramente, en muchas ocasiones, creo que así es.


Las fantasías sexuales, nos guste o no, siempre han estado (y estarán) presentes en las mentes de las personas. Mas, en mayor o menor media, todos somos conscientes de que, cuando se llevan a la práctica, no suelen ser “exactamente” como esperábamos. Esto es algo a lo que debemos prestar una gran atención pues puede servirnos de gran ayuda en el momento de afrontar las decepciones y desengaños que, sin duda, llegarán.

No estaría de más atender al papel que juegan los sentimientos en toda esta temática ya que el vínculo que suele gestarse entre sometidos y dominantes va acompañado, con bastante frecuencia, de una elevada carga emotiva que no debe (ni puede) ser menospreciada. Por supuesto que esto vendrá determinado por el tipo de relación que se busque establecer, pero, al estar hablando yo desde mi propia perspectiva, no puedo evitar imprimirle ese carácter.

Ciertamente, he de confesar que nunca he contado con más de una sumisa prestándome sus servicios al mismo tiempo (por lo que no es que pueda hablar sobre tan delicada cuestión con conocimiento de causa) pero he de añadir que, esta elección, tal vez obedezca a mi idea personal sobre la dominación. No solo eso. También los planteamientos de la otra parte tienen su cuota de influencia y, todo ello; unido a lo expuesto con anterioridad; me incita a manifestar una extrema cautela antes de desear, siquiera, implicarme en una relación a más de dos bandas.


Por mucho que el hecho en sí constituya una de las prerrogativas que le son supuestas al rol que yo ostento, nunca he sido de asumir privilegios o responsabilidades si, previamente, no estoy razonablemente convencido de poder afrontarlos.

Sé que seguramente, dicho así, no se entenderá muy bien, por lo que, si me lo permitís, me gustaría exponerlo mediante un ejemplo hipotético. Pongamos que hubiera un/una dominante que ya contara con una persona a sus órdenes. Pongamos también que ese/esa dominante fuera todo un cúmulo de virtudes y perfección (cosa harto improbable) y, en consecuencia la envidia y objeto de deseo por parte de un importante número de aspirantes a servirle/la. Imaginemos ahora que, en un momento dado, consienta en tomar bajo su tutela a alguno o a varios de esos aspirantes. A mi entender, a partir de ese instante, pasarían dos cosas:

La primera relacionada con los sentimientos de la persona que ya estuviera entregándose a ese/esa dominante en concreto y que, por fuerza, vería reducidos el tiempo, las atenciones y la dedicación que, hasta ese momento, le habrían sido prestados. Las consecuencias de esto pueden ser muy variadas, ciertamente, pero no suelen ser demasiado fáciles de gestionar.

La segunda tendría que ver más con los recién llegados que, en buena lógica, desearían obtener de aquel a quien se entregan la misma magia, el mismo empeño y la misma emoción que le suponen quienes les precede por antigüedad. No obstante, si somos objetivos, se trata de un deseo un tanto irracional pues, lo que antes constituía una dedicación plena pasaría a ser compartida y, en el mejor de los casos, tan solo podrían aspirar a obtener la mitad. Tampoco es esto algo que se suela tener demasiado en cuenta pues, cuando la ilusión se asienta en nuestros corazones, la razón tiende a perder gran parte de su peso.


Por otro lado, si nos paramos a pensarlo, todo esto resulta de lo más lógico. Cuantas más personas intervienen en la consecución de un objetivo común más compleja se vuelve la tarea de coordinarlas a todas y más necesario se hace establecer unas normas claras y definidas sin demasiado margen a la negociación. Es, ni más ni menos, la consecución de una de las reglas matemáticas más simples: “Cuanto más aumentemos el número de variables de una ecuación, más difícil nos resultará resolverla”.

Sé que, sobre esta cuestión, existen un sin fin de posicionamientos, tan solo he querido dejar constancia del mío ¿Cuál es el vuestro?

Un saludo a todos.


12 comentarios:

  1. Buenas tardes Mi estimado Caballero, en mi opinión y siempre bajo mi prisma, la dedicación a mi sumisa sería a tiempo completo con lo que ello conlleva y creo sinceramente que con ello también influye una relación en pareja, y a partir de esa premisa soy de una sola sumisa y no crear conflictos en la mente de ninguna( como los Celos, envidia, que tengan la creencia que las tengo desatendida o que le muestro más atención a una que a otra) etc. Eso no conlleva que alguna vez se realice un trio que es diferente... Ya digo cada cual tiene su punto de vista sobre este tema...
    Un cordial saludo Caballero.
    DJ.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, mi punto de vista no difiere demasiado del vuestro, mi estimado Caballero.

      Únicamente apuntar que también en esos casos esporádicos que has apuntado pueden existir esos mismos riesgos que tan acertadamente has enumerado (aunque, como es lógico, notablemente reducidos). Pero, como ese ha parecido ser un tema bastante comentado en esta ocasión, y no deja de presentar algunas diferencias con el aquí expuesto, lo dejaré en reserva para hablar sobre él en un futuro.

      Muchas gracias por tu aportación y mis más cordiales saludos Caballero.

      Eliminar
  2. Hola Asturiano,

    Pues las fotografias como tu bien comentas son muy ilustrativas y generosas, en cuanto a lo q planteas me gustaria citar al Señor John Nash Forbes y su "teoria de grupos" (q a la proste le valio el premio nobel de Economia) creo que en el reparto equitativo de los bienes, los mercados y de la oferta y la demanda esta la Virtud, eso si siempre cabe la posibilidad de introducir de forma Excepcional y Consesuada el juego de a Tres....

    Bueno a buen entendedor....

    Un Saludo.

    Moisés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya es difícil complacer a una... imagina más de una.

      Supongo que en este mundo, el amo que tenga varias sumisas tendrá doble tarea. Instruir a ambas y evitar disputas.
      Entiendo que ellas sirven al amo, pero creo que puede surgir celos por parte de alguna por excesivo interés hacia la otra sumisa.

      Lo veo complicado.

      Las fantasías sexuales de tríos, a mi entender, entrañan menos peligro, compartes a tu sumisa o tu sumisa te comparte. Una experiencia compartida y aprobada por los dos.
      Solo queda encontrar un tercero/a dispuesto/a.

      1 abrazo.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Edmundo, me alegro de que el soporte gráfico te haya resultado estimulante.

      Sobre lo que comentas, he de admitir que no estoy muy al corriente de las teorías del señor Forbes, pero creo que; si bien, en esencia, podrían aplicarse a un nivel muy básico sobre esta cuestión; por lo que alcanzo a saber, sus mejores resultados se reflejan cuanto mayor sea el espectro demográfico sobre el que se formulan.

      No obstante, si la memoria no me falla, creo que existen algunos ejemplos para explicar las hipótesis de este matemático y que sintetizan de un modo mucho más cercano y reducido sus planteamientos.

      Sea como fuere, bien enfocadas, de todas las cosas se puede extraer alguna enseñanza y, por pura lógica, algún modo de sacarle partido por mínimo que sea.

      Lamento que mi ignorancia sobre lo que has apuntado me impida ser un interlocutor digno frente a tales argumentos.

      Un saludo y muchas gracias por tan interesante apreciación.

      Eliminar
    3. Muy cierto Teo. Solo con tener en cuenta lo primero que has dicho ya es para pensárselo un par de veces antes de tirarse a la piscina.

      Sobre los tríos, bueno, un poco lo ya le he dicho a DonJuncal. Si me lo permitís, expondré aquí mi opinión de forma calmada y extensa pero..., más delante.

      Un cordial saludo y gracias por la vista.

      Eliminar
  3. Primero de todo quiero felicitarte por la valentía al afrontar un tema tan peliagudo y por la sinceridad que imprimes a Tus palabras, y por ello creo que mereces también, por lo menos, la mía aunque creo que la conoces de sobras…

    Tengo tantas ideas por la mente que me va a costar plasmarlas de forma ordenada y clara, pero si no se intenta…Pido perdón por el rollo que preveo…porque el temita se las trae!...

    Primero- Las personas somos egoístas por naturaleza y a nadie gusta el tener que compartir un bien tan preciado como lo es el Dueño para una sumisa, y aunque en el libro de la perfecta sumisa (que por cierto no lo encontré en la biblio) ponga que una sumisa debe sentirse feliz al satisfacer CUALQUIER deseo del Amo…ejem…pues gracia ninguna le veo…yo debo ser sincera verdad?...

    Segundo- Una relación D/s para mi no deja de ser un compromiso entre las partes, un contrato, unos acuerdos, escritos o no, pero sobradamente conocidos por ambas partes, en el que temas como este deben ser tratados y no darse por hecho, porque quizás no se entiendan de igual modo y generen un gran conflicto.

    Tercero- Por mucho que la sumisa acepte este hecho dentro de su relación, es obligación del Dominante velar por ella, y por lo tanto debe ver el momento adecuado, y preparar a ésta para que sea capaz de afrontar con éxito este reto, que precisamente pequeño no creo que sea para ningun@.

    Cuarto- Debe estar también en el libro del perfecto Dominante (si es que tiene) que debe desear muchas sumisas porque sino es obligado sentirse menos dominante…y entonces que tipo de Dominante es? A El le dicen lo que tiene que hacer? Quien?...vaya vaya Dominante dominado!!…yo que pensaba que erais seres sobrenaturales!! (ironia on)

    Quinto- Ser la primera o posteriores?...hay sumisas que dicen estar muy dispuestas a eso, pero no conozco ninguna de ellas que sea la primera sumisa de un Amo, si en cambio cuando desean a un Dominante que ya mantiene una relación…entonces parecen estar dispuestísima…da que pensar verdad? Lo vería igual si fuese ella la primera? O es que mientras yo me lleve el “premio” me da igual a quien me lleve por delante?...será como imagina?...cuestión de fantasía…Hay que ser muy cauto con estas cuestiones…

    Sexto- Se habla mucho de los celos, pero yo no me centro en la otra sumisa sino en mi Dominante, y lo que me preocuparía no son las intenciones de ella o que fuese mejor que yo…sino que sufriría por la motivación de Él…¿Por qué le surge esa necesidad?¿se siente incompleto con la relación?¿no le doy lo que ansía?...Sinceramente este hecho me haría sentir insegura y muy muy triste…seguro que este pensamiento es porque yo no estoy preparada para ello…pero debería?...

    Séptimo- Por no enfrentarse…Se que no acabaría de poner ejemplos pero este también huele un poco mal y quiero reflejarlo…Hay Dominantes que no desean en realidad otra sumisa, sino que no desean la que tienen y como no son capaces de zanjar el tema, se escudan en el poder que se les supone de tener más de una y van sustituyendo la primera por otra que les causa nuevas emociones, porque no podemos olvidar que como en todas aquí también puede haber monotonía, y en vez de procurar mantener los retos vivos, cosa que creo su obligación, y no dejar que se estanque, introduce nuevo pez en la pecera que le divierta…Cobardía diría yo, no dominio…

    Octavo- Un trío lujurioso? Nada que ver tiene con el hecho de admitir relaciones estables a varias bandas…jugar, disfrutar, y adiós es una cosa, gestionar los sentimientos que se crean en una relación entre varios…otro cantar…

    Noveno- Puedo hacer una petición?...me gustaría mucho conocer Tu visión sobre otra versión algo distinta pero relacionada…La cesión de Tu pertenencia a otros…No es lo mismo pero…le veo trazas similares…Algún día nos hablaras sobre ello? Me encantaría…


    Y ya…podría seguir pero mejor no…

    Disfruté con el tema y como lo enfocaste!!!…

    Muchos besitos…todos…solo para Ti….jijiji


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque suene un tanto artificial, no puedo evitar felicitarte por este comentario, mi dulce sierva.

      Son varios los motivos para hacerlo. El más evidente tal vez esa su extensión y pormenorizado detalle, pero yo quisiera centrarme más en otros dos que no están tan a la vista.

      El primero el hecho de que consiguieras contener ("bastante") la territorialidad felina que, a veces, tanto te condiciona y, la segunda, que cuando finalmente has sacado las uñas, lo has hecho, a mi entender, de un modo acertado, consciente y sensato.

      Has puesto un par de puntos sobre las "ies" y no te has caso con nadie, lo cual es muy de agradecer cuando se tratan según que temas donde lo más sencillo es ir a quedar bien.

      Sobre tu petición..., bueno, ya has visto. Creo que ha quedado demostrado que se trata de una cuestión que interesa por lo que... "POR ACLAMACIÓN POPULAR" tendrá cumplida respuesta.

      Un beso y un azote.

      Eliminar
    2. Gracias mi Señor por Tus palabras, porque siempre ves en las mias mucho mas de lo que creo estar mostrando, mas Tu conoces lo que tras ella acontece...

      Gracias también por aceptar mi atrevida petición y espero paciente y entusiasmada Tu respuesta a ella.

      Que pases un muy feliz día

      Besitos, abrazos y cuanto desees...

      Eliminar
    3. Una muy buena reflexión, sin duda, para tener en cuenta.

      FUERZA mi sierva.

      Eliminar
  4. Buenos dìas.
    Yo como sumiso con alguna experiencia que vive en pareja con su Dueña, pienso que efectivamente no encaja nadie en nuestra vida.
    Pero a nivel de juego si he sido prestado en su presencia a otra Señora he incluso he servido a mi Ama con otro sumiso o sumisa, en fin eso ha resultado un juego que efectuamos con amigos y en sesiones de puro divertimiento.
    En fin ha escrito Udted un buen articulo dentro de un buen blog.
    Mis respetos.
    f

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo f que la unanimidad va más allá de lo que yo, sinceramente, esperaba. Resulta, en cierto modo, esperanzador.

      Agradezco muchísimo tu comentario pues, como ya he dicho, no puedo hacer gala de tener un conocimiento práctico en lo que a esta cuestión se refiere. El hecho de que tú hables desde la experiencia, que puedas suministrar una vivencia de primera mano, da mayor valor a tus palabras.

      Bienvenido pues a la ciudad.

      Un saludo que hago extensible a tú Dueña.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...