Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

jueves, 1 de marzo de 2012

Cuestiones a tener en cuenta. (...y IV)



No me es posible negar que en esta breve serie (en la que me he servido de reflexiones y palabras ajenas) he tratado de incidir sobre las mencionadas “cuestiones” de un modo claramente aleccionador. Sin duda, este hecho, no se os habrá pasado por alto a la inmensa mayoría de vosotros. Pero quisiera, antes de dar por concluido el asunto, exponer aquí los verdaderos motivos que me han impulsado a apropiarme de tales discursos.

 En mi condición de dominante, siempre he de mostrarme extremadamente cauto a la hora de sopesar los pros y los contras de mis actos y decisiones. Todas las personas en mi misma condición deberíamos de ser conscientes de la enorme responsabilidad que conlleva la entrega que se nos brinda y la confianza de la que se nos hace depositarios. No se trata aquí de ir formulando una serie de directrices y ya está. La cuestión reviste todo un cúmulo de particularidades que van mucho más allá y han de ser tenidas en cuenta. Además, siempre estará al acecho el riesgo de sucumbir a la tentación de abusar de ese poder que nos ha sido conferido.

Por eso, porque nuestros errores en esa materia no solo los vamos a pagar nosotros, (aunque dicho así pueda parecer una contradicción) convendría conservar siempre una cierta humildad que nos ayude a no endiosarnos y creernos con más derechos de los que realmente tenemos.

Son, por tanto, estas citas un recordatorio para mi mismo. Una ayuda de cara a no perder el norte y; aunque sin duda sería posible incluir muchas más; una muestra de aquellas cosas que debo tener presentes.

“Quien tiene el mando… manda”(1), pero el mando siempre lleva aparejadas responsabilidades, como, por ejemplo, el hecho de no incurrir en ciertos riesgos que, a nivel personal, tal vez no tendríamos inconveniente en asumir.





(1)     Robert Mitchum interpretando al Almirante Halsey en el film LA BATALLA DE MIDWAY dirigido por Jack Smight. Universal Pictures, 1976.



2 comentarios:

  1.  Buenos dias mi Señor,

    Todas esas cuestiones que has ido planteando nos sirven a todos, porque son temas que no está de mas tener en mente...pero,  el hecho de que Tu mismo creas necesario tenerlo presente para no caer en el abuso o falta de responsabilidad que sería tentador y diría que sencillo en el caso de abandonarse a ello, en el lugar que Tu ocupas, te hace merecedor de todo mi respeto y mi mas profunda admiración.

    Los sometidos debemos ser consecuentes con nuestra decisión de entregarnos, pero los Dominantes también debéis serlo, y por ello, aunque de distinta índole, también debéis luchar contra las tentaciones que os alcancen....

    Aunque en ocasiones por nuestra tendencia personal "juguemos" a ser Todo y nada (Dioses u objetos) según el caso,  no podemos obviar que somos personas antes que nada y en las relaciones debemos ser plenamente conscientes de ello, para no perder las referencias hacia nosotros mismos y hacia la otra persona que nos complementa.

    Para mi....Dominar es un derecho que entrega el sometido y someterse es un deber de quien se entrega, para poder gozar ambos de su preciada condición. 

    Perdón por el rollo....

    Gracias por ser como eres...
    A Tus pies

    ResponderEliminar
  2. De rollo nada, me ha encantado tu reflexión, aunque seguro que te has quedado con ganas de aportar algo más. Pero bueno, no dejarás de guardarlo en la recámara para más adelante.

    Un beso y un azote.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...