Embajadas

siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Tumblr sígueme en Wordpress

viernes, 23 de enero de 2015

Llegó el invierno.


Ahora sí que sí. Finalmente, el mercurio de los vetustos termómetros; que aún prestan sus servicios diseminados por esta ciudad; se ha desplomado de manera ostensible. Los esperados rigores de esta gélida estación han traído consigo el esperado manto blanco que trasforma por completo nuestros paisajes al tiempo que contribuye a purificar el ecosistema.

Es tiempo, no obstante, de extremar las precauciones en muchos sentidos pues, por muchos beneficios que pudiera proporcionarnos este sólido aporte del líquido elemento, también resultan bastante notorios los riesgos que puede llevar aparejados.


A nuestros amigos de la ludoteca esto no les supone mayor inconveniente y; como podréis imaginaros; se lo están pasando bomba gracias a esta cíclica faceta de la meteorología.


Bueno. Lo cierto es que todos; lo que se dice todos; no es demasiado acertado. Tanto “Gateto” como el resto de su parentela, no puede decirse que sean demasiado amigos del frio, aunque; bien es verdad; se las saben arreglar bastante bien para hacer frente a este tipo de contingencias.


Si he de manifestar mi parecer a este respecto, tengo que reconocer que siempre me he sentido bastante atraído por la nieve de un modo bastante peculiar, y es que me encanta observar cómo se va depositando perezosamente sobre el suelo y como su grosor va aumentando de manera paulatina, siempre y cuando, eso sí, pueda hacerlo a través del cristal de la ventana de una cálida y confortable estancia. Si a eso añadimos la naturaleza de determinadas invitaciones…


… ; más aún si estas son ofrecidas al calor de una crepitante chimenea;…




… llamadme cobarde si queréis, pero prefiero quedarme en casa sin pretender hacerme el héroe.


Un saludo a todos y que disfrutes de un feliz e invernal finde.



2 comentarios:

  1. Creo que no es necesario para Ti mi parecer pues de sobras me conoces, pero bien quisiera ser yo la que te invite a disfrutar al calor de la chimenea, ofreciendote/ofreciendome para que el frio no esté presente en esa estancia compartida...

    No sólo es un deseo sino un objetivo que esta esclava porta en su mente y en su corazón, pues...¿que otro anhelo puedo albergar que servirte como necesites en cada momento?

    Precioso cuanto siento y todo gracias a Tu guía y protección.

    Besines dulces
    A Tus pies

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. No es necesario. Así que ven y acurrucarte junto a mi, mientras te dejas arropar por los reconfortantes e hipnóticos reflejos que desprende ese llar que nos ha acompañado, cómplice, en no pocas ocasiones.

      Un beso y un azote, mi dulce y"hogareña" sierva.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...